Música >> Festivales, Portada

Bala, en el Red Pier Fest: “Hay que meter caña para que haya más mujeres en los festivales”

Solo hace falta una primera escucha de su destacado 'Lume' (2017) para intuir que Bala es un dúo lleno de rabia. Sin tonterías ni rodeos. Directos que son dinamita pura. Lo comprobaremos este sábado 19 de mayo (18.15) en el Red Pier Fest (18-20 mayo, Puerto de Castellón). Hablamos con Anxela, voz y guitarra de Bala para saber qué hay detrás de esa furia rock.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, ,

>El 19 de mayo os tendremos en el Puerto de Castellón gracias al Red Pier Fest. Y en una semana vais a pasar del Mar Mediterráneo a California.
Daremos los conciertos con la misma ilusión en un sitio que en otro –ríe-. Empiezo a hacerme la idea de lo de California ahora, sí te digo la verdad. Estoy como que no me lo creo mucho, y ahora que lo veo cerca, empiezo con la sensación de nervios –ríe-. La verdad es que nos surgió la oportunidad porque nos escribieron para tocar en un festival en el desierto, que además fue el manager de un artista que nos alucina, Brant Bjork. Nos escribió y a raíz de esto intentamos montar alguna fecha más, y nos salió bien.

>Si no me equivoco, también tenéis confirmada una fecha en Colombia…
En Colombia vamos a dar solo un concierto en el Rock al Parque, que es un festival gigante que hay allí.

>Y si miro 2017, más salidas internacionales: Japón y Australia. Lo de moveros, os va…
Sí, sí; y lo haremos todo lo que podamos, ni lo dudes –ríe-. Una de las mejores cosas que tiene esto es poder conocer mundo y llevar nuestro ruido a cualquier rincón.

>¿Alguna anécdota por Australia o Japón?
La verdad es que unas cuantas –ríe-. Recordamos especialmente una noche en el Cherry Rock, un festival en Australia, en la calle AC/DC ni más ni menos. Allí tocamos con mogollón de grupazos que nos molaron un montón, como Brant Bjork, que precisamente él nos vio allí y le gustó, y por eso vamos a ir a California. Recordamos esa noche especialmente. Estaba la calle AC/DC llena de gente, en el otro lado del mundo y nosotras pellizcándonos para comprobar que todo aquello era cierto.

>¿Y en qué momento Violeta y tú dais forma a Bala?
Somos un grupo bastante joven, la verdad. No llevamos mucho tiempo, el primer concierto, si no me equivoco, lo dimos en 2014 con poquísimas temas hechos, sin nombres ni letras… Ya sabes cómo empiezan estas cosas. Pero desde el primer momento nos propusimos tocar todo lo que pudiésemos, y por esto en tan poco tiempo tenemos tanto recorrido, porque desde el principio ha sido girar, girar y girar y tocar sin parar. Cada una veníamos de otros proyectos musicales distintos, nos conocíamos de antes y decidimos juntarnos para hacer algo las dos.

>Una buena decisión…
Pues sí –ríe-. Es lo mejor que pudimos tomar.

>Lo vuestro son los directos…
Absolutamente. La verdad es que creo que el disco no refleja muy bien todo lo que llevamos dentro, y es en el directo donde lo soltamos de verdad.

>¿Me quieres decir que Bala aún tiene más fuerza en directo?
-Ríe- Yo por lo menos lo percibo así. Nos desahogamos mucho y es donde más nos mola estar, en el escenario.

>Es como si vuestra música naciese de una rabia…
Yo diría que sí, es un desahogo importante, muy grande para nosotras. Tiene un poco de rabia positiva y rabia negativa.

>Ya arrancasteis bien en 2015 con Human flesh y el segundo, Lume (2017), ha sido un éxito, apareciendo en las listas de lomejor de 2017 de numerosas publicaciones musicales como Rockdelux, Ruta 66 o Mondo Sonoro. ¿Cómo se hace balance de todo esto?
Son cosas que vamos gestionando poco a poco, nada de lo que está pasando es buscado. Son cosas que nos han ido llegando por suerte y por estar en el sitio adecuado en el momento adecuado, y hemos tenido la suerte de que nos haya pasado todo esto. Lume ha sido un disco que hemos hecho como un desahogo, para descargar toda nuestra rabia y la verdad es que ver que eso gustaba y tenía tanto éxito, ha sido una sorpresa también para nosotros. Hemos puesto muchas ganas en este disco, contamos con Santi García, que es un grande, y quedamos muy contentas con el resultado pero claro, puede que te guste a ti y al público no. Pero por suerte ha gustado mucho y estamos todavía asimilando que ahora tenemos que hacer un tercer disco que guste todavía más. A ver si lo conseguimos.

>Esa misma descarga de rabia que se percibe incluso en la primera escucha del disco y que por lo que me cuentas trasladáis a los directos, ¿también la percibís en el público?
Sí, y cuanto más descargamos nosotras, cuanto más nos movemos y más cómodas estamos, el público también lo percibe, y reaccionan de la misma manera. No das un concierto igual cuando no te oyes bien o cuando las condiciones son regulares y te hacen estar en tensión en el escenario, no es lo mismo cuando está todo perfecto y lo das todo, y el público percibe eso y lo da todo. La verdad es que lo notamos.

“Nuestra música es un desahogo importante”

>Y has mencionado algo de un tercer disco…
Estamos empezando porque te puedes imaginar que a este ritmo no tenemos mucho tiempo para componer. La idea es bajar marchas después de verano y centrarnos en hacer nuevos temas y nuevos proyectos, que tenemos muchas ganas pero nos falta tiempo. Y tenemos que encontrar ese tiempo como sea, así que si hay que para un poco, se para.

>Un respiro…
Además hace falta y nos vendrá muy bien.

“Por suerte ‘Lume’ ha gustado mucho y estamos todavía asimilando que ahora tenemos que hacer un tercer disco que guste todavía más”

>Tanto en los trabajos anteriores como en el próximo, ¿cómo os enfrentáis a la composición, letras, etc.?
La verdad es que cada tema parte de una idea, que a veces la llevo yo en forma de riff de guitarra o a veces la lleva Violeta como una melodía en su cabeza… Llegamos al local con una idea y nos ponemos con ella. Nos suele molar bastante lo que nos va saliendo, porque nuestra música técnicamente es muy sencilla, sobre todo con la guitarra, entonces nos suele gustar cómo nos va quedando a medida que trabajamos con una idea y no solemos darle muchas vueltas. Las letras es lo último que hacemos, cuando ya estamos convencidas con la melodía, la música y la estructura, nos ponemos a trabajar en las letras. Normalmente son cosas que ya tenemos en la cabeza y les damos forma dependiendo de cada canción.

>Como un equilibrio…
Es muy sencillo. Es que congeniamos muy bien tocando. Por ejemplo, en uno de los últimos ensayos salimos prácticamente con ideas para tres temas –ríe-.

>No vais casi a darle tiempo a que pase el verano a ese tercer disco…
Es que es llegar, ponerse a tocar y fluye muy bien. Y es una suerte.

>¿Bala siempre será un formato dúo?
La verdad es que nos lo han comentado varias veces, y creo que es porque, aunque hoy en día, es un formato muy habitual, todavía hay gente a la que le sigue sorprendiendo el formato dúo y nos dicen: “Oye, ¿no vais a meter bajista?”. Y la verdad es que no es algo que tengamos en mente. Además, ser dos tiene muchas ventajas a la hora de ensayar y de girar. Lo que sí que he hecho es comprarme un bajo yo, en el nuevo disco pretendo hacer algún tema también con bajo.

>Experimentar. ¿También jugando con los idiomas?
Eso… No tengo ni idea, la verdad –ríe-. Igual que el anterior disco nos fue sugiriendo sobre la marcha, los dos temas más antiguos que teníamos hechos iban en inglés porque ya estaban así, pero decidimos cambiar a castellano… Yo personalmente me siento más cómoda cantando en castellano, a Violeta le cuesta un poco más porque tiene el oído más acostumbrado a la música en inglés.

>Es como un género que a veces sobreentienden que ha de ser en inglés…
Precisamente por eso lo quiero hacer en castellano. Creo que el hecho de cantar en castellano le da más personalidad a un grupo. Oyes un tema en inglés y dices: “Vale, está guay”, pero hay un millón de grupos iguales; y simplemente cambiando el idioma ya le da un toque más personal y te parece distinto a otros grupos que hacen lo mismo o muy parecido pero cantando en inglés.

>Rula una afirmación vuestra que me ha llamado la atención: “Somos unas entregadas al rock’n’roll”…
La verdad es que nos lo hemos tomado casi como forma de vida, ¡o sin el casi! Porque no vivimos exclusivamente del grupo pero nuestros trabajos están 100% relacionados con la música, así que podría decirse que es nuestra forma de vida totalmente.

>¿Es complicado dedicarse exclusivamente a la música?
Es muy difícil. Nosotras no nos lo hemos llegado a plantear porque nos gustan nuestros trabajos, son compatibles con el grupo y nos dedicamos a la música. Violeta da clases de rock’n’roll a niños y le alucina su trabajo y yo trabajo en promotoras y organización de festivales.

>Vaya, es cierto que estáis totalmente vinculadas a la música…
Por eso te digo. Nos gustan nuestros trabajos y si fuesen incompatibles con el grupo nos lo podríamos plantear, pero como son totalmente compatibles seguiremos adelante compaginándolos siempre que podamos.

>Supongo que, aunque sois una banda joven, habréis podido apreciar de qué parece que los festivales de música empiezan a esforzarse por visibilizar la figura de la mujer en sus carteles y en la propia escena…
En esto yo tengo una postura muy clara: quiero ver a más mujeres en los carteles de los festivales. Lo tengo súper claro, y creo que es posible. A veces te vienen con lo de: “Bueno… es que no hay bandas de chicas, es que…”. Solo tienes que bucear un poco para ver que sí que hay. Incluso gente cercana a mí, de mi ámbito me ha llegado decir que no hay bandas lo suficientemente buenas como para tocar en determinados festivales de nivel. Y es algo totalmente erróneo y totalmente absurdo. Sí que creo que se debería normalizar, es decir, ojalá llegue el día en el que tengamos que dejar de luchar para que aparezcan nombres de mujeres en los carteles de los festivales; que sea lo normal y habitual. Pero ahora estamos en un punto en el que creo que hay que luchar y meter caña con eso. Y por suerte, como dices, las cosas están cambiando, pero aún queda por hacer. Hay propuestas de mucha calidad y que no es ningún privilegio estar en los carteles de los festivales, sino que es justicia. Sin más.

“Ojalá llegue el día en el que tengamos que dejar de luchar para que aparezcan nombres de mujeres en los carteles de los festivales”

>Y vosotras que siempre habéis estado ligadas a la música, incluso antes de Bala, como mujeres, ¿hubo en algún momento en el que pensasteis: “no llegaré a un escenario”? Esa idea de que por ser mujer te va a costar estar en un festival, hacer una gira o que te escuchen igual que a una banda únicamente de hombres.
Hablo por mí, pero esas ideas sí que las tienes. Veía esa diferencia clarísima, esa minoría que eran las mujeres en este mundillo. Y yo empecé en esto sin ninguna pretensión, pero cada vez que hay una chica que me dice que hemos sido su influencia y que gracias a nosotras ha cogido un instrumento o ha montado una banda… A mí es que se me saltan las lágrimas. Te lo juro. Creo que es súper importante tener referentes femeninos en el escenario para que las niñas y las chicas jóvenes se animen a coger un instrumento y no vean como normal que solo hayan hombres en el escenario. Es que no pueden ver eso como normal, hay unas edades en las que es importante tener referentes y, aunque parezca que no, cuando estás en esas edades te influye mucho más ver a una mujer en un escenario que ver a un hombre. Te influye para decir: “Yo también puedo”. Hay que trabajar en esto.

>Supongo que es algo de lo que has ido siendo consciente según tú misma te ibas convirtiendo en ese referente, ¿no?
Por supuesto. Y de hecho, a día de hoy, hay mucha gente que nos dice que no nos damos cuenta de lo importante que es lo que estamos haciendo precisamente para esto, para que más chicas se animen o para simplemente normalizar esta situación.

Anxela y Violeta son Bala.

>En el Red Pier Fest no va a ser difícil ver mujeres sobre el escenario…
Lo he visto, lo he visto. Bueno, es que tengo fichados a Capsula, que me alucinan, y a The Limboos. Creo que vamos a estar a gusto. Además nosotras estaremos también por ahí el domingo.

>¿Habéis tocado alguna vez en Castellón antes?
No, va a ser la primera vez. Sí que hemos tocado en Valencia y Alicante, pero en Castellón no. Y con muchas ganas.

>Volviendo a lo de la mujer y escuchando vuestra música…
Hay gente que aún a día de hoy te dice cosas, pensando que te está piropeando, como: “Para ser chicas lo hacéis muy bien, tocáis como chicos” y ese tipo de cosas.

“Te influye mucho más ver a una mujer en un escenario que ver a un hombre. Te influye para decir: Yo también puedo”

>¿Cuál es tu cara en ese momento?
Me da la risa. ¡Lo que hay que oír! No me voy a cabrear. Debería, pero alguien que te lo está diciendo con su mejor intención, pues depende del grado de confianza le dices: “oye, analiza tus palabras porque lo que me acabas de decir supone un problema gordo que pienses así”. Y, efectivamente, como decías, más aún con este tipo de música que no se asocia habitualmente con mujeres. Hemos vivido situaciones y comentarios de este estilo.

>Todo queda demostrado luego en el escenario…
Totalmente. Y muchas veces incluso esos comentarios llegan más por envidias. Pero es que no tengo nada que demostrar, detrás de nuestra propuesta hay mogollón de trabajo y de horas de ordenador, de intercambio de e-mails y de ml historias. Tengo la conciencia súper tranquila.

>Y a un paso del siguiente disco. ¿Supervisáis todo el trabajo?
Todo. No tenemos gran producción en el disco, la verdad. Vamos al estudio con lo que tenemos y allí trabajamos, en este caso con Santi García y con Borja, el chico que trabaja con él. No hay nadie que nos produzca el disco, tenemos una infinidad de amigos y amigas que tienen grupos y nos aconsejan, pero lo hacemos todo nosotras.

>Todas las decisiones…
Además es que una vez estamos en el estudio somos nosotras las que opinamos. Escuchamos siempre consejos de buena gana, pero las decisiones las tomamos nosotras.

>Ahora que dices consejos… ¿Qué disco o canción que tengas reciente nos aconsejarías?
Que haya escuchado recientemente… Estoy muy a tope, no es muy reciente porque ya llevo un tiempo escuchándolos, pero ya que nos vamos a vuestra zona, te recomendaría dos grupos: Futuro Terror y La Plata. Me alucinan ambos, me parece que han sacado dos discazos y en casa no paran de sonar.

>Y un poco más difícil. Un artista o grupo que consideres que ha sido poco valorado pero que para ti es una joya…
En este caso te diría Malandrómeda, que es una propuesta de Galicia, una especie de hip hop en gallego que me encanta. Y aunque sí ha tenido reconocimiento, sus discos han sido número uno para publicaciones como Rockdelux, me parece que deberían petarlo muchísimo más.

>Tomamos nota, entonces…
Son una maravilla. De bailar y de darlo todo.

>¿Lo mismo que haremos el 19 de mayo en el Red Pier Fest?
Lo vamos a dar todo, como siempre. Y esperamos que mováis mucho la cabeza.

Guía del Red Pier Fest 2018. El rock se amarra al Grao

Deja un comentario

He leído y acepto la política de privacidad