Placebo cumple como cabeza de cartel rockero; Die Antwoord ‘desborda’ en el cierre del 5º Arenal Sound

Sin sorpresas. El concierto de Die Antwoord, ya en las horas finales del festival, fue el más exitoso del quinto aniversario del Arenal Sound. Al habitante de esta provisional ciudad de 50.000 habitantes le gusta todo lo que tenga que ver con el ‘dance’ (ya sea electrónica, rap o rumba fusionada) y el dúo sudafricano se lo llevó de calle, con Azealia Banks a su vera. Para el público más adulto, y rockero, el triunfador sin discusión en su apartado fue Placebo, en una actuación nostálgica pero con repertorio renovado. Punto final a seis días en la playa de Burriana, donde la gente, por encima de todo, ha bailado. (Comentarios 1)

Azealia Banks, Love of Lesbian, La Pegatina y Crystal Fighters arrasan... Miles Kane y Biffy Clyro reciben tibias respuestas en el ecuador del Arenal Sound

El jueves ha sido hasta el momento el gran día del Arenal Sound de Burriana. Azealia Banks, La Pegatina, Love of Lesbian y Crystal Fighters consiguieron abarrotar la zona frente al escenario principal, el mismo en el que al día siguiente Miles Kane y Biffy Clyro obtuvieron respuestas casi tibias. Sidonie, Izal o Elefantes también han contado con el apoyo del ‘sounder’, todo lo contrario que unos cuantos grupos que desfilan por el Negrita y casi todos los del Inside… hasta que llega la madrugada y el dance electrónico y aquello es el acabose. (Comentarios 1)

El 'sounder' prefiere bailar a partir de la medianoche

La Raíz, We Are Standard, Satellite Stories –sobre todo-, Grises y La Sonrisa de Julia actuaron las dos primeras jornadas por la noche ante miles de personas. Tachenko, Exsonvaldes, The Noises o Jack Knife lo hicieron por la tarde ante pocos cientos. Son las dos caras de la previa del Arenal Sound. El ‘sounder’ se hace notar manera importante en el recinto de conciertos con la noche y se multiplica con el cambio de día. El baile le gana la partida a la canción de autor, y sólo Carlos Sadness aguantó el tirón, a pesar de enfadar a los presentes con su demora. El jueves se abren los escenarios grandes. ¿Cambiará la tendencia?