Arte, Cine, Música, Teatro y danza

Un piano que apunta hacia el cielo

Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, ,

Podría parecer uno de esos espectáculos que, de tan interesantes y sofisticados que quedan al ser explicados con palabras, resultan sospechosos: una especie de 'performance' de 'free-art' en la que un tío toca el piano colgado a seis metros de altura en posición vertical y que sobre la tapa se proyectan vídeos. De esos que sobre el papel son la repera pero que, una vez vistos, no es para tanto, se diluyen. 'Floten tecles' no es de esos. Tenía buena pinta y superó ampliamente las expectativas. Al menos en mi caso. Lo que logra David Moreno colgado a seis metros de altura con su piano de cola no es algo artificioso o meramente conceptual; es un espectáculo completísimo, técnicamente complejo pero visualmente muy accesible, que logra transmitir emociones basándose en decenas de hermosos y divertidos fraseos de piano. Algunos me recordaron a Keith Jarret y, no en vano, en la biografía del compositor barcelonés se recoge una dilatada y prestigiosa trayectoria jazzística.

'Floten les tecles' es un piano y un pianista que interactúan con las imágenes proyectadas sobre la tapa-pantalla, que se mezclan por momentos. Un piano y un pianista que parecen fundidos, suspendidos en el aire, apuntando hacia el cielo. Un piano sobre el que se proyecta una especie de cortometraje, un vídeo-juego que simula moverse al compás de su fraseo, una galería de retratos... y que parece que vaya a salir propulsado cuando se encienden los cohetes de la silla de David Moreno. Un excelente pianista que combina eso con percusiones de todo tipo, con efectos especiales y toques de humor. Me pareció espectacular y, al mismo tiempo, muy poético. Una extraña mezcla. Una pasada. Conclusión, su hoja promocional no mentía en absoluto: "Música, teatro, cine, efectos especiales, humor, poesía... 35 minutos sorprendentes, inesperados, únicos, donde el escenario es el cielo".

Ocurrió anoche, en el Àgora de la Universitat Jaume I de Castellón, entre el trasiego de estudiantes que iban terminando sus clases y junto a la parada de autobuses. No se me ocurre mejor estreno para la XVI Mostra de Teatre, Reclam 08. Y hoy no he visto que ningún periódico de Castellón lo explicara más allá de las fotonoticias, algunas, eso sí, excelentes. Aquí he colgado más fragmentos de la actuación.

Crítica enlazada por el portal freeart.es.

  1. Pingback: Menador. Epicentro de la cultura en Castellón | nomepierdoniuna

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,