Música >> Entrada libre, Festivales, Portada

Txus Blues & Jose Bluefingers volverán a ganar por risas en el VI Benicàssim Blues Festival

Txus Blues y Jose Bluefingers aportan el humor a cada festival al que acuden. Una voz, una armónica, un ukelele y una guitarra, más mucha labia. Nunca son cabezas de cartel, pero triunfan como el que más. Del 2 al 4 de junio se comprobará, por tercera vez, en el Benicàssim Blues Festival, un evento que ellos inauguraron, tal como recuerda Txus.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , ,

Txus Blues & Jose Bluefingers no son cabeza de cartel del VI Benicàssim Blues Festival, ni tan siquiera actuarán en alguno de los dos escenarios principales en hora punta. Lo harán el sábado 3 a la hora de la paella (13:30, en el paseo Pérez Bayer, donde quedará instalado el BB King) y el domingo a la misma hora en el restaurante La Dispensa. Pero a buen seguro que se marcharán de la localidad cargando en la Vespa más risas que nadie. Lo de esta pareja catalana es blues con humor, pero no de una manera chabacana, burda… De hecho ambos son enciclopedias del género que un buen día con su voz, armónica y ukelele (Txus) y con su guitarra (Jose) decidieron meter el punzón en el blues y exponer bien a las claras su parte divertida. Se conocen todos los festivales y a todo el mundo dentro del género (y al revés). Y les gusta hablar. Txus no tiene reparo en demostrarlo antes de este evento organizado por Turismo del Ayuntamiento de Benicàssim bajo la coordinación de Bsound B.

Además, como tienen claro que la música es cultura, dan lecciones prácticas de inglés. “¿Ein? ¿Guat du yu sei?”. Primera lección con la que nos obsequia Txus Blues. Y para quien desee ración de Historia: Txus Blues & Jose Bluefingers fueron los protagonistas del primer concierto del festival y también del único que no ha finalizado (que no fue el mismo), a causa de la lluvia que cayó justo tras su lección de inglés, en una ventosa tarde-noche de primavera de 2012, dentro de la primera edición. Un año después volvieron y, esta vez sí, acabaron. “Del primer año recuerdo que subió a tocar con nosotros Ñaco Goñi –toda una institución del blues con armónica-, y me invitaron a tocar con Spanish Harp Attack”, apunta Txus, quien también destaca de aquel sábado de tormenta que “hubiese personas que se quedaron a comprar el disco, a pesar de estar empapándose”.

Han pasado tres años desde que actuaron por última vez en el Benicàssim Blues, pero no han dejado de seguirlo: “Cuando estuvimos nos pareció un festival muy bien llevado, implicando a los comercios, bares, restaurantes y hoteles de Benicàssim. Y, por la parte que nos toca, el trato a los músicos fue exquisito. Desde entonces, el festival ha crecido mucho en cuanto a asistencia de público y en número y calidad de los músicos. Es la evolución natural después de estar haciendo bien las cosas año tras año”

¿A quién es obligado no perderse este año? “Seguro que todos están muy bien pero, como es natural, un festival de blues internacional tiene que contar con un bluesman americano y negro. En este caso es Mr. Sipp, a quien tuvimos el placer de ver el año pasado en Cazorla y nos sorprendió muy gratamente”.

¿A favor del blues en la calle?  “No hay mejor manera de acercar el blues a la gente. Hoy en día todo el mundo oye mucha música (digo “oye” y no “escucha”). Hay un montón de sistemas de reproducción pero nada comparable a un concierto en directo. A mucha gente no se le ocurriría ir a un concierto, pero si está paseando y se lo encuentra en la calle, rara vez queda decepcionado”.

Vamos con Txus Blues & Jose Bluefingers. Sois dos pero erais un trío… “Cuando nuestra cantante nos dejó no nos resignamos a tirar por la borda dos años de trabajo y decidimos continuar los dos solos. Se nos ocurrió cantar en una lengua que todo el mundo entendiera (sobre todo nosotros) y explicar historias para que mientras la gente escuchaba lo que decíamos no se fijara en si cantábamos mal o peor. Lo del cachondeo vino solo, no fue premeditado (seguramente es porque no nos tomamos a nosotros mismos en serio)”.

Y tomando el título de un clásico del género, te lanzo una pregunta: “The blues is alright”? “Por suerte, este país está lleno de bandas de un nivel que no podríamos ni soñar hace tan solo diez o quince años. También van apareciendo más y más festivales de blues que animan el cotarro, principalmente en verano. Lo que ya no es tan idílico es el día a día. Durante el resto del año los músicos han de tocar en los clubs, bares… , que son su auténtico sustento y estos locales se ven sometidos a mil presiones administrativas, amén de la caída en la facturación debido a la crisis. Estos locales se merecen un monumento por su heroico esfuerzo y su amor por el blues y la música en directo en general”.

Mira que si un día os pagasen bien y todo. “Estaría bien ¿verdad? Como hemos dicho antes, entendemos que, tal como están las cosas, no podemos pedir mucho y estamos agradecidos a toda esa gente que no se rinde y nos sigue programando, contra viento y marea”.

El blues es lamento, declaración de amor, pero también humor. Le habéis cantado a los “superfundamentalistas”, una especie con la que poca broma. “Cualquier superfundamentalista sabe que el blues está lleno de humor y de dobles sentidos. Lo que es más habitual es que la gente nos diga ‘qué bien me lo he pasado’, que es lo que más nos gusta oír”.

En Benicàssim soltaréis Bienvenidos a la concurrencia. “Es el nombre de nuestro último disco. Salió a final de la primavera del año pasado. Así que para quien no nos haya visto en Benicàssim, hay material nuevo y seguimos pensando en cosas (la neurona no se ha secado todavía”.

Txus Blues y Jose Bluefingers en Benicàssim.

 

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,