Música

Love of Lesbian regresa al lugar de los hechos

En enero de 2010 ofrecieron un concierto descollante en el mismo escenario. Justo antes de convertirse en el grupo nacional que mejor rinde en festivales y actuaciones multitudinarias; en algo muy parecido a un fenómeno social. Fue entonces cuando muchos alucinamos con el carisma de Santi Balmes y con el hecho de que todo el público se supiera de cabo a rabo las letras de sus canciones. Love of Lesbian regresan este sábado 6 de abril a la Sala Opal de Castellón. Y lo van a petar. Esperamos que con sus mejores artes.
  
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Un medio tiempo de instrumentación austera. Apenas un arpegio de guitarra, un fraseo de piano y la voz de Santi Balmes en su registro más susurrante. Así es “Wio, antenas y pijamas”, la canción de la que Love of Lesbian estrena estos días videoclip, realizado por Kike Maillo (rodado en Barcelona con cámara superlenta) y protagonizado por Aura Garrido. Y parece una premonición de lo que puede ser su gira por salas que este sábado 6 de abril a las 23.00 les traerá a la Sala Opal de Castellón (entradas anticipadas a 20 € en Atrápalo, que serán 25 € en taquilla). Alejada de su pirotecnia festivalera, la que disfrutamos y por momentos incluso padecimos tanto en el FIB como en el Arenal Sound. Explorando su repertorio más calmo, más poético, más sutil. Más por el camino de canciones como “Wio”, “Nada” o “Incendios de nieve”, que por el de “Si tú me dices Ben, yo digo Afftleck” o “Algunas plantas”. Al menos en el cuerpo del mensaje, aunque acaben haciendo incursiones por ambos frentes. Como precisamente hicieron en 2010 en esa misma sala en un concierto estratosférico, que fue votado entre los tres mejores del año en Castellón por los seguidores de esta web.

O eso esperamos, vaya. Basándonos en hechos y señales. Hechos: el líder del grupo barcelonés, Santi Balmes, anunció en el Arenal Sound 2012 que este invierno iban a detener el frenesí de festivales y citas multitudinarias para después retomar la actividad en salas en otro plan. Señales: el citado videoclip estrenado la semana pasada, la cantidad de buenas canciones que tiene su último disco, La noche eterna. Los días no vividos, que no pueden entrar o rendir como toca en el formato de un gran festival y también la cintura que siempre ha demostrado LOL en directo. Cuando regresen al lugar de los hechos puede que recuerden aquella gran noche y quién sabe si, como hicieron entonces, se salten su propio setlist para adaptarse al terreno, a lo que les pida el cuerpo.

Santi Balmes y Joan Ramon Planell, durante el concierto de Love of Lesbian en enero de 2010 en la Sala Opal de Castellón. Foto: Galcerán de Born.

Porque, precisamente, La noche eterna. Los días no vividos da para todo. Es como un compendio de toda su trayectoria. De los momentos más efervescentes, con canciones que parecen expresamente concebidas para desfasar en directo (léase “667”) y otras que miran más hacia dentro, que podrían vestir perfectamente un auditorio. Después de las orgías de conciertos como el del Arenal Sound 2012 y 2011 y FIB 2010, tan eficaces y divertidas como previsibles, parece que tanto a ellos como a su público les vaya a apetecer más un concierto como el de hace tres años en la misma Sala Opal. Con fiestón final, sí, pero mucho más sólido en su conjunto, echando mano de temas de sus tres excelentes discos anteriores: Maniobras de Escapismo (Naïve, 2005), Cuentos Chinos para Niños del Japón (Naïve, 2007) y 1999 (o cómo generar incendios de nieve con una lupa enfocando la luna) (Warner, 2009), con el que hicieron crack.

Porque Castellón, además, les trae recuerdos de cuando eran absolutamente anónimos. La banda que hoy suma más de 150.000 km recorridos en los dos últimos años por escenarios de todo el país tras más de 150 conciertos ante 250.000 personas, con 187.000 seguidores en Facebook y 106.000 en Twitter, ya se dejaba la piel en la sala Ricoamor ante 10 personas en 2002. Aquellas fueron “noches reversibles”, que supieron digerir y remontar. E incluso llegar a bromear con ellas, como hicieron en su anterior visita a la Sala Opal. Eso es lo que les hace grandes.

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,