Música >> Portada

“Huyendo de mí” aparece Fito en l’Alcora

Fito y sus Fitipaldis regresan a los escenarios castellonenses, esta vez a l’Alcora, para protagonizar el que se presume como uno de los conciertos más multitudinarios del año. La cita es el viernes 19 de junio y el motivo, la gira de presentación de su sexto disco, ‘Huyendo conmigo de mí’, uno de esos juegos de palabras que tanto le gustan y que tan buena aceptación tienen entre quienes convierten sus conciertos en un gigantesco karaoke. Para abrir la noche, los valencianos Los Zigarros, quienes durante 50 fechas disfrutan de la oportunidad de actuar ante aforos abarrotados.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

Fito Cabrales.

L’Alcora es especialista en programar conciertos de nombres de relumbrón a nivel popular, más allá del público habitual del circuito de salas. La explanada del Polifuncional de la avenida del País Valencià (no la Pista Jardín, donde se celebró la pasada semana el Bestialc) va a ser tomada el viernes 19 de junio por Fito & Fitipaldis, quienes saldrán al escenario a las 23:00, una vez acabada la actuación de los valencianos Los Zigarros (21:45), sus teloneros en esta gira con más de 50 conciertos (entradas a 28 euros, la anticipada; y 35€, en taquilla). Será un concierto con el que sueña cualquier músico cuando empieza: hit tras hit dentro de un enorme karaoke colectivo en el que la voz del cantante podría callar sin que la letra dejase de ser coreada.

Cada gira del bilbaíno recala en alguna localidad castellonense, y la correspondiente a Huyendo conmigo de mí no es una excepción, aunque los cinco años que le separan de su (también) exitoso Antes de que cuente diez le ha alejado de los locales con gran aforo, intercalando entre ambos discos una gira más íntima por teatros que no incluyó Castellón entre las 14 capitales escogidas. Sus cifras son de vértigo desde que “Soldadito marinero” le situó en todas las radiofórmulas sonando a cualquier hora, y en estos pasados años aún lo eran más... hasta que la salud aconsejó poner el freno. Giras con 135 conciertos que dejaron muy tocado el interior y el exterior de los músicos y del propio Fito. “Hay que decir más noes que síes”, es la consigna actual. Y tal vez por ese motivo se ha pasado de establecer una gigantesca campaña promocional a escoger para qué medio se habla: del llamar a una redacción para ofrecer una entrevista a responder desde el departamento de  prensa que “lamentablemente, Fito sólo hace promo con el periódico regional más importante de la ciudad en la que actúa, por lo que no podrá realizar la propuesta que me mandas” (sic), en relación a la petición de entrevista por parte de Nomepierdoniuna.

Dicen que el físico de Fito ha agradecido esa protección. Aun así, sus cifras son prohibitivas para casi todo el resto de los protagonistas del panorama musical nacional, con más de 50 fechas en grandes recintos para la presentación de Huyendo conmigo de mí. En realidad, casi todo en este cantautor rockero resulta un éxito a contracorriente. En época de crisis acentuada ha vendido más de 1,5 millones de discos –hasta octubre de 2014-, que unidos a los de Platero y Tú se elevan a 2,6 millones. Su fórmula no es revolucionaria: canciones que tratan cuestiones personales casi siempre con un perdedor extraídas de horas de composición en la soledad de las habitaciones, a los que suma guitarras, saxos… siempre dentro de un tono rockero agradable escasamente estridente, sin grandes cambios entre un disco y el siguiente… y con una narración que engancha a la primera por su sencillez, jugando con metáforas que huyen del barroquismo y apuestan por entremezclar frases hechas muy cotidianas. Parecen elementos básicos, pero hay que tener la gracia para apretar la tecla adecuada del éxito para que funcione…y Fito ha sabido hacerlo. Tener al lado la sabiduría del guitarrista y productor Carlos Raya también ayuda, lo mismo que al fiel saxofonista Javier Alzora o a Boli al bajo. Pero, indiscutiblemente, la pieza fundamental del engranaje es la propia personalidad de este hijo de Rosendo.

“Por la boca vive el pez”, “Antes de que cuente diez”, “La casa por el tejado”, “Soldadito marinero”, “Me equivocaría otra vez”, “Viene y va”, “Corazón oxidado”… incluso las más nuevas “Entre la espada y la pared” o “Pájaros disecados” o aquellos recuerdos a Platero y Tú -con quienes se estrenó hace ya 25 años- que introduce en sus directos, como “Alucinante”. Probablemente canciones que cualquiera ha escuchado y reconoce, y que hacen de Fito Cabrales un personaje a estudiar dentro de un panorama general desolador para la industria  y del océano internauta. Por cierto, tiene un vínculo estrecho con Castellón, a través de su pareja, Marisa Meseguer, hija de una conocida dirigente política popular, Marisol Linares. Se conocieron en 2004 en el festival Mediatic de Alcoi y el pasado mes de noviembre tuvieron una niña. Viven en Gernika, pero visitan con cierta frecuencia La Plana.

Como teloneros actúan en esta gira Los Zigarros, el grupo de los hermanos Ovidi y Álvaro Tormo, antes en Los Perros del Boogie, con el que se dieron a conocer al ser teloneros de AC/DC en actuaciones españolas durante el verano de 2010. Algunas de sus canciones recuerdan inmediatamente a Tequila, como esa “Hablar, hablar, hablar”, porque lo suyo es el rock stoniano y de sus derivados directos, como Aerosmith. Los llenos completos que van enlazando en esta gira liderada por Fito les puede servir a los valencianos como enorme trampolín en cuanto a popularidad y ventas de su primer disco homónimo y los que lleguen detrás.

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,