Cine

Globos de cine y televisión, Oscars, Goyas, estrenos... y 'Psicosis' en el Paranifm

La serie de televisión 'The Boardwalk Empire' de HBO destrona a 'Mad Men' de AMC en los Globo de Oro, que también encumbra a 'La Red Social', la gran favorita para los Oscar. La película de David Fincher sobre el creador de Facebook se proyectará del 18 al 20 de febrero en versión original subtitulada en el Teatre Municipal Benicàssim, que este fin de semana programa una de las más nominadas a los Goya, 'Balada triste de trompeta'. El Paranimf de la UJI, por su parte, proyecta 'Psicosis' de Hitchcock este sábado y domingo. En las salas comerciales destacan los estrenos de '127 horas' y 'The Fighter', bien situadas de cara a los Oscar.
  
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Hace ya algunas semanas que no nos acercamos a la actualidad cinematográfica y son muchas las cuestiones que hemos de recoger desde las últimas fechas. La pasada gala de los Globos de Oro trajo consigo dos grandes títulos ganadores, uno en cine y otro en televisión. La última joya catódica —habría que revisar quizá este término en la era de los plasmas y las pantallas de LEDs— que nos ha brindado el canal por cable norteamericano HBO: Boardwalk Empire, ganó el Globo a la mejor serie dramática y su protagonista, Steve Buscemi, el de mejor actor principal. La serie (no te pierdas el vídeo de arriba), que se enmarca en los años de la Ley Seca en Atlantic City, cuenta con un magistral episodio piloto dirigido por Martin Scorsese —lo que da que pensar si tiene sentido aún diferenciar entre cine y televisión—, y ha significado por fin el relevo a la arenga que AMC llevaba propugnándole a HBO los últimos años con los tres galardones consecutivos que llevaba arrebatándole con su imprescindible Mad Men. Este año AMC también competía con The Walking Dead, y The Good Wife o Dexter aparecían como alternativas. En el apartado cómico, ganaba la exitosa —y difícilmente exportable fuera de Estados Unidos— Glee y era Jim Parsons, el extraordinario Sheldon Cooper de The Big Bang Theory —para mí la mejor sitcom del nuevo milenio—, quien ganaba el Globo a Mejor Actor. En el apartado de cine, para concluir con el apresurado resumen de esta entrega de los Globos de Oro, ganaban todos aquellos que vienen haciéndolo también en todos los diversos premios de la crítica y sindicatos previos a los Oscar: Colin Firth como Mejor Actor por El Discurso del Rey; Natalie Portman como Mejor Actriz por Cisne Negro, Christian Bale como Mejor Actor de Reparto por The Fighter; Toy Story 3 a la Mejor Película de Animación y La Red Social como gran ganadora con los premios de Mejor Director, Mejor Guión y, como colofón, Mejor Película Dramática del año.

Con los Globos enlazamos perfectamente con las nominaciones que la semana pasada se hicieron oficiales para los Oscar de este año. Echémosle una releída a las líneas inmediatamente antecedentes a ésta para volver a remitirnos a los mismos nominados y mismos favoritos de este año. Los Oscar siempre traen sorpresas —que alguien me ahorre tener que recordar que el año pasado mi favorita Avatar fue la vencedora de los Globos y salió derrotada en los Oscar—, pero este parece ser un año bastante previsible en este sentido. La película más nominada de este año, El discurso del rey, con 12 nominaciones, tiene pinta de que se llevará sólo el de Mejor Actor, por más que Jesse Eisenberg —por su Mark Zuckerberg de La Red Social— sea mi favorito personal. En esta categoría, por cierto, está también el joven presentador de la gala James Franco, que esta semana estrena 127 horas —ahora hablaremos de ella, por cierto—, Jeff Bridges por Valor de ley, la última de los Coen, que acumula 10 inesperadas nominaciones —fue ninguneada en los Globos—, se estrena la semana que viene y que nadie tiene que dejar de ver, por más que Bridges ya lo ganó el año pasado por Corazón Rebelde y no lo ganará éste.

La sorpresa recayó en Javier Bardem, cuya nominación es ya en sí el premio y que es para darse con un canto en los dientes, pues Biutiful parte como favorita para el Oscar a película extranjera —no dejéis de ver la griega Canino o la danesa En un mundo mejor, también candidatas— pero no apostaría a que Bardem se lo lleve. La espectacular Origen de Christopher Nolan apunta a llevarse —con 8 nominaciones— casi todos los premios técnicos, y mi apuesta es que a Nolan le darán el de Mejor Guión Original, a parte de por merecerlo, porque al no estar nominado como director sería una compensación lógica dárselo como guionista. La Red Social es para mí la película que se llevará el gato al agua, primero porque el Oscar a Mejor Guión adaptado para Aaron Sorkin es casi seguro, y a David Fincher la Academia ya le debe el Oscar que no le dio por El curioso caso de Benjamin Button, así que con estos dos galardones en liza resulta difícil creer que no se lleve, en definitiva, el de Mejor Película del Año. El filme está reestrenándose en muchos cines, así que quien la dejara pasar en su momento, que no se tropiece dos veces con la misma piedra, o que espere a su proyección en el Teatre Municipal de Benicàssim el 18, 19 y 20 de febrero en versión original subtitulada.

De los Goya, que nos llegarán dos semanas antes que los Oscar —las fechas son 13 y 27 de Febrero— sólo decir que También la lluvia de Icíar Bollaín se ha convertido en una perversa favorita por los acontecimientos acaecidos recientemente con la espantada de Álex de la Iglesia como presidente de la Academia a través de ese novedoso e insólito hervidero de noticias en que se ha convertido Twitter últimamente. Habrá que ver si la “peli del dire” Balada triste de trompeta se ve afectada por esta cuestión, pero independientemente de ello, este mismo fin de semana será proyectada en el Teatre Municipal de Benicàssim para goce de todos aquellos que quieran valorar la idoneidad de sus 15 nominaciones a los Goya. La cinta de Bollaín, por su parte, se quedó por desgracia en el último corte para ir a los Oscar: de las casi setenta de todo el mundo pasó a las nueve finalistas, lástima que ahí se quedó fuera. Y ya dijimos en el último artículo que estas dos películas, junto a Pan negro y Buried (enterrado), que es mi favorita personal, son las grandes nominadas este año de discretos estrenos de cine español, la verdad sea dicha.

Y por supuesto, nos resta hablar de la cartelera en Castellón. Empezaremos por el Paranimf, que proyecta una película absolutamente imprescindible de la historia del cine: Psicosis de Alfred Hitchcock, una obra maestra que cumplió medio siglo el año pasado y que sigue siendo un mirador eterno donde el espectador no cesa de encontrarse con la virtuosidad del genio británico —y que nunca ganó un Oscar en toda su carrera, ya que hablamos de ellos—. Psicosis merecería un artículo —o varios— exclusivamente dedicados a su análisis e infinita recomendabilidad, pero más allá de la archirreferenciada escena de la ducha, los títulos de crédito de Saul Bass, la banda sonora inolvidable de Bernard Herrmann, de un espeluznante Anthony Perkins como Norman Bates… resulta curioso que fuera la primera película en la que, abiertamente, desde su cartel promocional, se prohibiera a los cines que dejaran entrar a nadie en la sala una vez iniciada la proyección. Y es que la muerte de la actriz protagonista Janet Leigh a mitad de la película —para quien esto suponga un spoiler tiene un problema serio de carencia cinéfila— fue algo tremendamente atrevido para su época, un envite narrativo del que la película sale sobradamente airoso. Habrá que ver si nuestro Paranimf hace caso a las exigencias del maestro y tenemos que ser extremadamente puntuales para entrar a la sesión este fin de semana: el sábado 5 y el domingo 6 a las 19.30 por sólo 3 euros.

Y en los cines comerciales, semana de estrenos destacados que viene a avivar una apocada cartelera que en las últimas semanas apenas había traído Más allá de la vida, la última de Clint Eastwood, o RED, con Bruce Willis, Morgan Freeman, John Malkovich y Helen Mirren como las películas con mejor acogida por el público. Este fin de semana se estrenan dos películas que suman 6 y 7 nominaciones a los Oscar, se trata de 127 horas y The Fighter, respectivamente. La primera, dirigida por Danny Boyle, que regresa tras su oscarizadísima —todo parece girar en torno a ellos en este artículo— Slumdog Millionaire para traer la historia real de un aventurero que en una escalada extrema se queda atrapado con su brazo bajo una piedra inamovible y se pasa cinco días —las horas del título— absolutamente solo con la única compañía —y obsesión— de sus pensamientos. Un único personaje —el inspiradísimo James Franco— y un único escenario en toda la película… ¿alguien ha dicho Buried? pues efectivamente, la propuesta es similar, pero aquí Boyle tira de su videoclipismo enfervorecido para hacer escapadas narrativas —algo que no hace Rodrigo Cortés en la película española— que permiten al espectador evadirse de la tragedia, a través de recursos como flashbacks o escenas oníricas, además de multipantallas y una omnipresente música que, digamos, la aleja de la sobriedad e impacto de Buried. Eso sí, si la película está basada en el libro de Aron Ralston, que ha contado en primera persona lo sucedido, el suspense desaparece, ergo sobrevive, pero no hace falta que entre en detalles acerca de cómo la película, con un realismo atroz, representa qué tuvo que hacer para escapar de esa piedra que le comprimía el brazo…

The Fighter es la otra gran película del fin de semana. Cine y boxeo se han unido en muchísimas ocasiones para crear un buen puñado de grandes películas, desde Rocky hasta Million Dollar Baby, pasando por la mejor de ellas, que es sin duda Toro Salvaje de Martin Scorsese. Aquí la película se acerca al drama familiar de un boxeador interpretado por Mark Wahlberg, entrenado por su hermano, expúgil y adicto al crack, un estremecedor Christian Bale que huele a Oscar, y que vive en la opresiva dinámica familiar de una madre y manager posesiva y controladora —la nominada Melissa Leo— y una novia —también candidata Amy Adams— que intenta hacerle escapar de todo eso. Todo ello en medio de un barrio deprimido de Massachusetts y con la dinámica tan americana del selfmade-man, por lo que, efectivamente, podría decirse que aquí El luchador de Aronofsky se encuentra con la emblemática Rocky.  En todo caso, las interpretaciones son el punto fuerte de una película que, aunque está nominada a los premios importantes —como película o director— resulta poco novedosa y fallida en algunos tramos.

Además, se estrena la película de animación de Disney Enredados (Rapunzel), la española Primos, una suerte de Resacón en Las Vegas a la española, y La trampa del mal, la primera película de una serie de cintas de terror titulada The Night Chronicles que, a modo de M. Night Shyamalan presenta… o Historias para no dormir de Narciso Ibáñez Serrador, va a traernos ideas del género de terror o fantástico concebidas por el director de origen hindú pero dirigidas por otros cineastas de menor calibre.

Cartelera de cines de Castellón, Vila-real y Benicàssim:

>Paranimf de la Universitat Jaume I.

>Cinebox Castellón-La Salera.

>Neocine-Puerto Azahar.

>Sucre Vila-real.

>Teatre Municipal de Benicàssim.

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,