Música >> Festivales

Frágil, dulce y emocionante Simone White

Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , ,

httpv://www.youtube.com/watch?v=ThpjEyh53Lk

Sin pendientes, ni collares, ni pulseras, ni sortijas; sin maquillaje, ni tintes. Limpia y sencilla. Como la belleza de sus canciones. Y la de su melancólica mirada de ojos claros. Así se presentó anoche la hawaiana Simone White en la sala Veneno Stereo de Castellón para ofrecer un concierto emocionante y entrañable, hecho de melodías frágiles y dulces, con lo mínimo: su fino hilo de voz y una guitarra acústica. De elegancia y sensibilidad a flor de piel.

Llega abalada por Damon Albarn y The Wedding Present, pero se basta sola para atraparte. Tiene canciones de sobra para hacerlo. Pop, con perfiles folk y algunos ribetes soul. Suavemente, la cantautora norteamericana deslizó sobre nuestros oídos sus melodías. Sin los sutiles matices instrumentales de sus grabaciones, pero con el cara a cara, la luz tenue y el silencio adecuados para darle profundidad y veracidad. Un timbre de voz que recuerda en algunos fraseos a Stuart Murdock. Y esa forma tan delicada de tocar la guitarra, muchas veces a base de arpegios. Desnudas, sus canciones destilan todavía más sensibilidad.

Simone White presentó algunos temas de su nuevo disco, 'Yakiimo' (Honest Jon's Records, 2009), como la preciosa "Without a Sound" (vídeo de arriba) o "Bunny in a Bunny Suit". Pero del que más canciones tocó fue del excelente 'I am the Man' (Honest Jons, 2007), como la que le da nombre al álbum (vídeo de abajo) y que presentó como un alegato contra los mandatarios que repudia y a favor de la paz, o la publicitaria "The Beep Beep Song", "Worm Was Wood", "Mary Jane", "We Used To Stand So Tall" y otras perlas preciosas.

Para terminar de encandilarnos, la cantautora norteamericana terminó el concierto cantando a pelo, sin guitarra, el "Feeling Good" de Nina Simone. Cantado a lo Nina Simone y no a lo Michael Buble. Estremecedor.

Canciones muy personales, algunas autobiográficas como la dedicada a su abuela, pero también sobre temas universales. Tras la actuación, ella misma se puso a vender sus discos y chapas manufacturadas sentada sobre el escenario. Simone White continúa hoy jueves su minigira por la Península en el Centre de Cultura Contemporània Octubre de Valencia y mañana viernes 27 en La Lata de Bombillas de Zaragoza.

En definitiva, otra entrega impagable del ciclo Sons, que el próximo domingo repite en la sala Veneno Stereo, esta vez con entrada libre, con el electro-minimalismo de los norteamericanos Eric Carbonara y Alexander Turnquist. Su organizador participará mañana viernes en la reunión del Tanned Tin con la Diputación y el Ayuntamiento para decidir si finalmente aportan la financiación suficiente para que el festival continúa celebrándose en Castellón este año. Cómo me gustaría poder escribir aquí mañana que sí, que se queda.

Puedes leer otro punto de vista en la excelente crítica de Enrique Ballester para el Levante de Castelló.

httpv://www.youtube.com/watch?v=9jz3gxk9UBo&feature=channel

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,