Libros, cómics y juegos, Música

El sueño de Ángel

Un buen vídeo para hacer ganas de leer. Y de publicar. Esa es la nueva táctica. El vila-realense Ángel Gil Cheza difunde en internet un poético cortometraje de presentación de su novela ‘La lluvia es una canción sin letra’ para generar expectación y buscar editor. Rodado en Castellón y Dublín y codirigido por Wally Sanz, el singular ‘book trailer’ insinúa las claves del libro, inspirado en la experiencia del autor como arqueólogo, sin revelarlas. Entre YouTube, Vimeo y las redes sociales ya suma más de 5.000 visitas, que han generado decenas de e-mails pidiendo un ejemplar. El sueño de Ángel de ver impreso su viaje de ida y vuelta entre la Irlanda del siglo XI y la del XXI está más cerca.
  
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , ,

"Escribir es emboscar a un ejército con una pequeña guerrilla;
ya has ganado, no importa el final."

Contar historias y transmitir emociones por escrito. Esa es la obsesión de Ángel Gil Cheza (Vila-real, 1974). Casi una necesidad. La razón por la que decidió virar radicalmente el rumbo hace tres años. Dejó un trabajo estable en Castellón y se fue a estudiar un Máster en Edición a la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona. Pensó que era la mejor forma de conectar puntos, de intentar cerrar círculos que se habían quedado abiertos desde que se licenció en Humanidades en la UJI y después se enroló como aprendiz de arqueólogo en un yacimiento medieval de Ashbourne, una pequeña población cerca de Dublín. Allí germinó en su cabeza La lluvia es una canción sin letra, una novela todavía sin publicar que ahora promociona con un cortometraje en las redes sociales de internet, para conseguir lectores y, por ende, una editorial que intermedie. Y, la cuadratura del círculo: acaba de recibir una oferta para volver a excavar en Irlanda.

“Me frustró mucho no poder contextualizar un hallazgo de restos humanos, con la discusión sobre el origen celta de los irlandeses como telón de fondo [en ese momento, Ángel vuelca su cerveza sobre mis folios; los dejo secar al sol mientras él limpia la mesa con servilletas de papel; continúa…], y a partir de ahí empecé a imaginar cómo podrían haber llegado hasta allí”, explica. Empezó entonces un largo trabajo de documentación histórica, antropológica y arqueológica para dar verosimilitud a su ficción. Así, La lluvia es una canción sin letra se compone de constantes flashbacks entre una excavación arqueológica en el entorno de Dublín en 2003, inspirada en la que él mismo trabajó, y una leyenda ambientada en plena Batalla de Clontarf entre vikingos e irlandeses, datada en 1014.

De ahí que esa especie de spot publicitario sobre el libro empiece con los quehaceres cotidianos del autor en su casa de Castellón, acompañado de su perra Cendra, y termine corriendo por el centro de Dublín con casco de vikingo y dos hachas de hoja corta. Con Wally Sanz, codirector del vídeo, filmándolo sobre un monopatín y los viandantes flipándolo en colores.

“La novela la tengo terminada hace tiempo, pero no dejo de hacer correcciones, aunque los amigos y colegas de profesión que la han leído me dicen que les gusta mucho, que está muy bien recogida la atmósfera de Irlanda y, a los que no han estado, les han entrado ganas de ir”. Ángel es muy autoexigente. Y eso lo explica su propia profesión. Desde que terminó el Máster en Edición en Barcelona se dedica, como freelance a través de Papel Mojado, a la edición, redacción, corrección, reescritura y evaluación de textos literarios, profesionales o técnicos; y también colabora con reseñas de libros en el portal Crazy Minds. “Me dedico a corregir novelas de otros, sobre todo de escritores noveles, así que esti libro lo he querido encarar como editor partiendo de esa experiencia, intentando controlar todo el proceso”, explica, ya que el autor vila-realense tiene otra novela que data de 2008, que también espera ver pronto la luz habiendo realizado un recorrido distinto.

El escritor vila-realense tiene clarísimo que “publicar una primera novela en condiciones hoy en día es prácticamente imposible”. Así que había que agudizar el ingenio. “El objetivo del book trailer es generar la demanda antes de que esté la oferta; llegar de forma directa a la gente para que alguna editorial se interese en el proyecto. Para poderle presentar un rasgo característico y distintivo con respecto a otros manuscritos que puedan tener encima de la mesa, entre otras cosas porque les hemos adelantado parte del trabajo de marketing”. Porque la opción de continuar el recorrido de la novela en internet, no la ve: “Hay muchas maneras de suicidar una novela, y una de ellas es colgarla en internet sin más; porque es muy difícil que termine llegando a la gente con todo el ruido que hay en la red. Puede ocurrir de vez en cuando, espontáneamente, pero si lo buscas es muy difícil”.

De todos modos, la estrategia promocional en internet le está funcionando a las mil maravillas. En YouTube, Vimeo y las redes sociales, el book trailer de La lluvia es una canción sin letra acumula ya más de 5.000 visitas, que han generado decenas de e-mails pidiendo un ejemplar. Justo lo que buscaba.

La música también es importante en este proyecto. Y mucho. Ángel se inició en los 90, cuando era un habitual en la Casa Okupa de Vila-real, tocando la batería en Mala Hierba y viviendo experiencias que marcan para siempre. Todo aquello cristalizó en un proyecto de cantautor en solitario guitarra acústica en ristre, como Ángel El Súper, dejando un disco muy interesante, repleto de excelentes letras, Con la miel en los labios (autoeditado, 2005). Precisamente a esa época pertenece Tryst, el poema musicado de John B. Keane que el autor vila-realense ha convertido en banda sonora de La lluvia es una canción sin letra. Y la atmósfera del book trailer, por su parte, está marcada a fuego por uno de los luminosos y melancólicos paisajes sonoros de los norteamericanos Balmorhea, “Baleen Morning”, que Ángel pudo saborear en directo en Castellón dentro del Cicle Sons.

“Ahora me cuesta mucho hacer canciones. He cambiado totalmente mi forma de escribir. Antes, todo me salía en clave de letra de canción, en imágenes concretas; pero desde hace unos años lo concibo todo de una forma más narrativa y reflexiva”. Aún así, Ángel El Súper prepara la grabación de un videoclip que rodará en noviembre en la capilla del Centre Municipal de Cultura de Castellón. Más destellos autobiográficos, de los que merece la pena compartir para humanizar una historia, lejos de las habituales indiscreciones prescindibles, cansinas, intrascendentes. Una historia que pronto conoceremos al detalle en papel. Seguro.


Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,