Cine

El cine sin Amor es una experiencia vacía

Los galardones del festival de Cannes dejan un tanto que desear en una edición que no pasará a la historia. Premio para Amour de Haneke, que crea nexos de unión con la proyección de '3' de Tykwer en el EspaiCinema del EACC.
  
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

Terminó el Festival de Cannes. Era difícil llegar al nivel de la pasada edición, pero la calidad de las propuestas de este año no han cumplido las expectativas. Pocas películas han recibido elogios de la crítica, y muchas han sido sonoras decepciones. No hay más echar un vistazo a la lista de puntuaciones proporcionada por Carlos Reviriego en un artículo para El Cultural. Leos Carax ha sorprendido al festival y Hong Sang-soo se ha consolidado como uno de los grandes cineastas del siglo XXI. Resnais no deja de recibir elogios en su forma de renovar(se) el cine y Kiarostami se siente a gusto y motivado fuera de Irán.

Pero ningún premio ha recaído sobre ellos. Al igual que decepcionante ha estado la sección oficial, también lo han sido la decisiones del jurado presidido por Nanni Moretti. La Palma de Oro ha vuelto a manos de Michael Haneke con Amour. Justa valoración, aunque el jurado podría haber arriesgado más en su decisión. Más cuestionables son el resto de galardones: el Gran Premio del Jurado ha ido a parar a Reality de Matteo Garrone, el Premio del Jurado para la vilipendiada por buena parte de la crítica The Angel’s Share de Ken Loach y el premio a la mejor dirección a Carlos Reygadas por Post Tenebras Lux. El cine rumano, con el que nuestro Paranimf continúa su ciclo, sigue cosechando premios y reconocimientos gracias a Cristin Mungiu que se llevo el premio al mejor guión y actriz (ex aequo para sus dos protagonistas) por Beyond the Hills.

Una buena noticia ha sido el triunfo del cineasta español Antonio Méndez Esparza en la sección Semana de la Crítica con su primer largometraje: Aquí y Allá, rodada en México, siendo una producción hispano-americana situada en el extrarradio de la producción nacional.

>El EspaiCinema sigue la estela de Cannes

Si la Palma de oro ha sido para una historia donde dos ancianos, George y Anne, ponen a prueba su amor a raíz de una enfermedad que comienza a sufrir ella, el Espai d’Art Contemporani de Castelló, en su horario habitual, proyecta 3 (Drei, Tom Tykwer, 2010): una pareja de mediana edad necesitará experimentar nuevas sensaciones y, sin saberlo, se enamoraran de una misma, tercera, persona. Tom Tykwer, que despuntó con Corre Lola, corre (Lola rennt, 1998) ha vuelto a recuperar su mejor cine en esta película ganadora de tres premios (dirección, edición y actriz) de la academia del Cine Alemán, además de estar nominada al León de Oro en el festival de Venecia.

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,