Música >> Festivales, Portada

Toundra (Red Pier Fest): "Si hay algo que tenemos claro es que no somos nada; ni lo seremos"

Toundra ha conseguido algo que parecía impensable: colocar dos discos dentro de los cuatro más vendidos en España haciendo rock instrumental. Sin embargo, uno de sus guitarristas, Esteban Girón, comenta a Nomepierdoniuna que no les queda otra que seguir trabajando con humildad, como "unos pringados". El sábado 18 de mayo estarán actuando en la tercera edición del Red Pier Fest del puerto de Castelló.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El cuarteto instrumental Toundra (desde la izquierda): Alberto Tocados, Macón, Esteban Girón y David López.

Toundra es uno de los once grupos que pisará el escenario del Red Pier Fest, a celebrar en la explanada de PortAzahar (Grau Castelló) los días 17 y 18 de mayo, con acceso gratuito. En concreto, el cuarteto madrileño hará estallar sus riffs en la segunda jornada, la del sábado 18, a partir de las 23:45, en la penúltima actuación de esta tercera edición, que también reúne a The Fuzzillis, Barbe-Q-Barbies, Flamingo Tours, Balloon FlightsAirbag, The Mani·las, The Rebels, Los FranelasVancouvers y Junior Mackenzie. 

Toundra representa un caso muy especial dentro de la música española. Haciendo rock instrumental ha alcanzado el número 2 de ventas con el disco IV (2015) y la cuarta posición con el más reciente, Vortex (2018). Al mismo tiempo se cuela en carteles de macrofestivales metálicos y también en considerados indies o para hipsters, y todo ello sin abandonar los locales de pequeño y mediano aforo por los que habitualmente circula el post-rock. Su guitarrista Esteban Girón cambia las cuerdas por las teclas para responder a Nomepierdoniuna sobre la historia del cuarteto que le une a Macón (guitarra), Alberto Tocados (bajista) y Álex Pérez (batería).

>Habéis pasado de titular vuestros discos al estilo Led Zeppelin, con ese orden numérico en romanos, a emplear la ‘V’ del quinto álbum como primera letra de Vortex, que es el nombre de un club de la localidad alemana de Siegen que os ha marcado desde la primera vez que actuasteis allí ¿Por qué os atrae tanto este local?
Porque cuando estás de gira y de repente alguien que no conoces en una ciudad de la que jamás has oído hablar te trata como si fueses su hermano, te cambia la manera de ver ciertas cosas en la vida. Vortex cristaliza un montón de situaciones y un montón de personas a las que hemos conocido a lo largo de los años. Y queríamos mencionarles de alguna manera en algo importante.

>¿Y por qué os atrae tanto Led Zeppelin, aunque musicalmente -y siguiendo con bandas gigantes- os marca más Pink Floyd?
¿Has visto algo que sea más molón que Led Zeppelin? Aún no he visto nada en mi vida.

>Aunque vuestra raíz principal en realidad es el hardcore.
Venimos de ahí y eso marca. Con 13 años te pasan discos de hardcore y cambia tu manera de ver el mundo por completo. Hay gente que luego hace el camino de vuelta y termina trabajando en un banco. Nosotros no hemos caído en el mal de momento.

>Según comentáis en el documental que acompañó el lanzamiento del disco, la primera vez que llegasteis a Vortex acababais de actuar en Francia para un solo espectador. Era vuestra primera gira europea y creo que os despejó las dudas sobre si vuestra podría ser interesante o no para un público alejado de vuestra área geográfica. En cierto modo, os dio el empujón definitivo.
Nos trataron como en casa cuando no nos conocían de nada. Fue increíble y lo recordaremos toda la vida. Éramos unos niños. Yo tenía 25 años y andaba haciendo el pijo por Europa con mis colegas. Pues eso, también marca.

>Y desde entonces nunca habéis dejado de crecer. Que un grupo de música instrumental alcance el número 2 en la lista de ventas de discos en España, imagino que en principio ni os plantearíais, pero ¿qué sensaciones interiores os produce veros ahí arriba?
Os estoy contestando sentado en la oficina porque tengo tanto trabajo que quiero llorar. Ayer tocamos y me tuve que coger el día libre. Somos unos pringados. No tenemos vacaciones ni días libres, no vivimos de la música. No estamos para nada arriba. Pero estamos juntos y somos libres de hacer lo que queramos. El día que pongamos precio a eso, Toundra será una jaula de oro.

>Leí unas cifras de ventas del disco IV, y me sorprendió porque habíais vendido más discos fuera de España que aquí. ¿Dónde están vuestros mayores núcleos de seguidores?
En España y en Alemania. Vamos creciendo en otros territorios como Reino Unido o Francia.

“Somos unos pringados. No tenemos vacaciones ni días libres, no vivimos de la música. No estamos para nada arriba. Pero estamos juntos y somos libres de hacer lo que queramos”

>Esas cifras y vuestras giras constantes por grandes escenarios hacen que Toundra sean como el ejemplo a seguir dentro del post-rock, pero os he leído comentarios de que no os sentís líderes de nada y lo único que sabéis es seguir trabajando desde la humildad.
Si hay algo que tenemos claro es que no somos nada. Ni lo seremos. Somos Alberto, Álex, Macón y Esteban. Y cuando estamos juntos sale todo esto. La vida ya te lleva por caminos feos y ya te encasillan desde pequeño, desde que te ponen un nombre como para encima seguir encasillándose de motu propio.

>Algo que también sorprende es que un grupo de riffs poderosos sea capaz de colarse en todo tipo de festivales, desde los heavies a los más experimentales y también en los de público más hipster. ¿Qué creéis que ofrecéis para ser aceptados por una gama amplia de público?
La música a fin de cuentas es un lenguaje. Es una herramienta de comunicación. Hay que trabajar en ella desde la sensibilidad, no desde las atalayas del ejercicio de estilo. Dentro del arte es el único que los científicos no han sabido descifrar en términos "por qué una melodía nos suena triste y por qué otra alegre". Puedes hablar de los modos mayores, de los menores… eso es una explicación normativa. Científicamente no hay explicación.

>En la provincia de Castelló tenemos un par de ciclos que creo que al menos Macón conoce bien: Auditiva de Vila-real y Plug in the Gear de Benicarló, ya que ha actuado con El Páramo y Adrift. ¿Qué recuerdos guarda de estas experiencias?
Macón difícilmente se acuerda de nuestros nombres. Toundra fuimos a Benicarló -año 2008- y tenemos un grato recuerdo del concierto y de la noche posterior.

>También habéis actuado en el FIB y en el Arenal Sound. Públicos diferentes entre sí y, en principio, no los más identificativos de los que podrían ser vuestros seguidores más típicos. Una muestra más de que encajáis en carteles muy variados. ¿Alguna anécdota o recuerdo especial de estos conciertos?
En el FIB, Josh Homme, de Queens Of The Stone Age, me pidió un cigarro cuando estábamos haciendo botellón en una explanada a la que daba la puerta de camerinos. Le dijimos que si no le daba para tabaco. Se fumó un cigarro con nosotros y nos hicimos una foto con él. Es enorme. Jaime, nuestro tour manager, le daba en la cadera y le decía: “Buen lomo tienes ahí, ¿eh, Joshua?”.

>Ahora, el Red Pier Fest, una confluencia de varios estilos de rock. No sé si habéis mirado el cartel. Si es así, ¿algún nombre que os atraiga especialmente?
Somos amigos de Maika Makovski y nos flipan The Mani·las. ¿Habéis visto qué talento tiene Maika? Porque yo creo que no he visto nada igual. Saca el diez sin darse cuenta. Una Mágico González de la música patria.

>Tocáis en grandes festivales, pero no habéis abandonado las salas. ¿Dónde os sentís más a gusto, en los grandes escenarios separados del público o en los pequeños de contacto muy directo con el público?
En las salas, sin lugar a dudas. Aunque nos gustan los festivales también. Es algo que nos preguntan bastante. No creas que nos lo hubiésemos planteado jamás si no nos los hubiesen preguntado.

>Algo que siempre me llama de la atención en los grupos instrumentales es la manera de titular las canciones. ¿Cómo enlazáis ritmos y melodías con títulos?
Si tenemos la oportunidad de conocernos en persona entenderás que somos gilipollas y los títulos de las canciones suelen responder a bromas internas.

>¿No os surge nunca la tentación de introducir una excepción y lanzar alguna canción con mensaje cantado?
Nuestra música está para otras cosas. Si queremos hablar de algo lo hacemos cuando se nos da la oportunidad. Como músicos, somos instrumentales, como colectivo tenemos mucho que decir.

>Y curiosamente, conseguís que el público cante riffs vuestros. ¿Qué sensación os produce esa respuesta?
Nos partimos de la risa.

“¿Habéis visto qué talento tiene Maika Makovski? Porque yo creo que no he visto nada igual. Saca el diez sin darse cuenta. Una Mágico González de la música patria”

>De repente sorprendéis con un disco cantado, por El Niño de Elche, el proyecto Exquirla, que llegó después de vuestro álbum IV. ¿Cómo surgió esta posibilidad? ¿Tenéis intención de publicar un segundo disco?
Surgió después de tomar algunos roncolas e ir a decir a Niño de Elche que me gustaría trabajar con él y que seguro que mis compañeros también querrían. Mucho trabajo, viajes y una amistad de por medio fueron necesarios para ese viaje. Fue como ir a lomos del dragón.

>He leído que sin Exquirla, Toundra se hubiese ido a la mierda. ¿Qué ocurría en ese momento, porque estabais en vuestro momento más álgido, al menos en popularidad?
No es tan drástico. Exquirla fue un respiro que le vino muy bien a Toundra. Una bolsa de oxígeno. Lamentablemente nos une una amistad que lo que hará dividirnos será el agotamiento, pero la amistad seguirá ahí.

>Después de un proyecto como Exquirla, ¿cómo se afronta un nuevo disco de Toundra: ha cambiado algo en el modo de trabajar, hay aún más ganas de volver a soltar riffs duros?
Cada disco es diferente y único. Pero siempre combinamos el trabajo en casa con el trabajo en el local. Este disco ha sido muy emocional. Nos hemos dejado la piel en él y algún trauma. Llevamos en esto muchos años como para que no nos haya trastocado la cabeza.

>Vendréis a Castelló dos semanas después de interpretar en directo la banda sonora de El gabinete del Doctor Caligari. ¿Por qué precisamente este clásico del cine?
Nos lo ofreció la promotora y a nosotros nos encantó. Fue inspirador por el universo visual que se maneja en la película. Fue motivador por la temática que afronta: cómo las ideas son capaces de ejercer la autoridad sobre el ser humano y llevarle a ejercer lo más atroz. Estrenada en el periodo de entreguerras. Está bien verla como un ejercicio de reflexión de cómo aquellas ideologías de aquellos tiempos llevaron a Europa a una de sus etapas más oscuras. Hoy en día hay actores sociales que están haciendo una revisión de aquellas ideologías. Que nadie nos lleve de nuevo por el camino de la intolerancia.

>En 2013 apareció como titular de una de vuestras entrevistas que "En España no se puede vivir de la música a menos que hagas pop o rock kalimotxero". Seis años después, ¿ha cambiado vuestra opinión?
Ojalá hiciésemos lo que los incultos llaman rock kalimotxero. Si escuchas a Desakato y no se te remueven cosas dentro es que estás podrido.

>Aunque todavía os queda bastante gira por delante, ¿estáis preparando ya vuestro próximo disco… o algún otro proyecto?
Este verano voy a dar la brasa mucho a mis amigos con riffs en forma de nota de audio de wasap.

>¿Algún disco que últimamente estéis escuchando mucho?
El último de The Comet Is Coming.

Toundra FIB 2018

Toundra, desde el escenario Visa del FIB 2018. Foto: Adrián Morote (hoyoyo.es).

“Ojalá hiciésemos lo que los incultos llaman rock kalimotxero. Si escuchas a Desakato y no se te remueven cosas dentro es que estás podrido”

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,