Bobby Gillespie 7 – Liam Gallagher 0

El FIB 2013 registró anoche una goleada de escándalo. Mientras el cantante de Beady Eye y ex de Oasis rozó el ridículo, incapaz de llegar al tono en ni una sola canción y haciendo ostentación de una actitud cómicamente arrogante, el de Primal Scream lideró un repertorio brillante, sacando energías de donde no tenía. El festival los puso uno delante del otro y la comparación fue inevitable. Y, visto lo visto en las dos primeras jornadas, el cartel de este año, en comparación con el de otras ediciones, también empieza a soportar muy mal las comparaciones. Entre medio, Johnny Marr tirando de Smiths con buen tino. Dizzee Rascal y Zane Lowe pusieron los momentos más bailongos.

Tequila, doctorado en rock'n'roll

(Comentarios 2)