Hendrik Röver: "(Esa es) mi chica"

Tímido arranque del Castellón Mare Nostrum

Música variada acompañando durante seis horas los quehaceres diarios en el centro de la ciudad, pero con escaso público pendiente de las actuaciones. El Castellón Mare Nostrum vivió su jornada inaugural con asistencias por debajo de los cien espectadores, salvo algún concierto puntual. Un arranque flojo para una primera edición que hasta el domingo permitirá escuchar música en vivo y de manera gratuita para el espectador en horarios de mañana, tarde y noche. La organización mantiene sus previsiones optimistas de 15.000 visitantes. (Comentarios 5)