- nomepierdoniuna - https://www.nomepierdoniuna.net -

Gavin Brenes: "Para Montefuji sacar un disco como 'Di que has llegado' es triunfar"

Gavin Brenes es un gran conversador sobre temas musicales. No le hace ascos a prácticamente ningún estilo, ni tampoco a buscar información de manera continua, lo que además de proporcionarle argumentos le permite aplicar esas enseñanzas a su grupo, Montefuji. Un proceso autodidacta, de escucha-ensayo-error y vuelta a empezar que le ha servido para ir creciendo como compositor, guitarrista y también letrista desde los tiempos de Arkanoid (donde ya formaba equipo con Juanmi Marín, con el que empezó a compartir riffs en Lobo, allá por 1994). Ahora mismo su tema principal de tertulia es Di que has llegado. Un disco que le llena de orgullo. Gestado en los estudios Ultramarinos Costa Brava (“un sueño”) con Santi García a los mandos del sonido (“otro sueño”). Una grabación-odisea llevada a cabo justo en el momento de declararse el estado de alarma del mes de marzo, pero que ha valido la pena. Gavin, Juanmi (voz y guitarra), Mateu Aguilella (bajo, voz y creador del diseño) e Ismael Ramos (batería) confiaban en su intenso año de trabajo para preparar su tercer lp -más dos eps, un single compartido y una banda sonora original- y ahora pueden presumir de él, con un sonido espectacular.

Un cd/vinilo del que Gavin habla con Nomepierdoniuna, medio de comunicación escogido para presentar su segundo videosingle, "La mar", dirigido por Adam Brenes (Micrea Film Projects). Una canción que, según explica su letrista, "surgió tras los suicidios de Chris Cornell (Soundgarden, Audioslave) y Chester Bennington (Linkin' Park), en el sentido de que nunca sabes lo que una persona sufre por dentro, aunque de cara al exterior todo parezca que es maravilloso. Fue la primera que acabamos para este disco, con Death Cab For Cutie y The Applesseed Cast como referencias iniciales. Sin embargo, tal como la fuimos arreglando entre todos se fue alejando de ese precepto original.  Hacia el final del tema entra como un directo a la mandíbula una guitarra baritona que metió Santi García".

>Di que has llegado está grabado en el estudio Ultramarinos Costa Brava (Sant Feliu de Guíxols-Girona), muy vinculado con los álbumes de BCore, tu sello discográfico favorito, como se desprende de tus publicaciones en las redes sociales mostrando tu arsenal de vinilos. Un sello que apuesta por el rock underground, independiente y alternativo al mainstream.
Ultramarinos Costa Brava era una ilusión que tenía desde el primer disco de Arkanoid, ya que la mayor parte de grupos españoles que me gustan han grabado allí. Escuchaba sus discos y tenían un sonido muy definido que creía que iba a quedar bien en este álbum. Alguna vez habíamos comentado la posibilidad, pero ahora lo propuse de manera firme. Sabíamos que la lista de espera era, como mínimo, de seis meses, pero ese tiempo nos vendría bien para componer y trabajar las canciones. Era como una especie de auto homenaje que nos hacíamos. Escribí al estudio, recibimos el "Ok"... pero para dentro de un año. Lo cogimos por el lado bueno: tener un año para empezar de cero e ir desarrollando bien las canciones. Es nuestro disco mejor preparado, de largo.

>Uno de los grandes méritos del disco en cuanto a sonido es que todos los instrumentos rezuman potencia, pero no se tapan entre ellos. Se les puede distinguir con mucha claridad. Nada más empezar ya escuchas el bajo de Mateu sonando nítido.
Sí. En nuestros anteriores álbumes sonaba todo bien, pero como un bloque. Esta vez suena fuerte, pero sin choques entre los instrumentos. Era algo que me obsesionaba, porque lo aprecio mucho en discos de grupos que me gustan.

>Ya comentamos en Nomepierdoniuna toda la peripecia que vivisteis en esta grabación por la declaración del estado de alarma a causa de la Covid-19. Podríais haber renunciado a ella y aplazarla, lo que hubiese trastocado de modo sustancial vuestros planes. Supongo que tener la oportunidad de grabar en ese estudio y con Santi García pesó mucho, aunque recuerdo que dijiste que no se incorporó hasta el tercer día. ¿Más allá del sonido final, ha tenido alguna influencia en este disco?
La grabación la compartió con Borja Pérez, un técnico de 26 años que es una máquina. Pero, la mezcla la hizo Santi, y ese paso es fundamental en el resultado de un disco. Ese salto de calidad se lo debemos a él. Lo que oye se parece bastante a lo que tenía en mi cabeza, aunque la primera vez que lo escuché me llamó la atención lo cañón que sonaba. En cuanto a las canciones en sí, aportó algún matiz, pero muy poco. Las llevamos muy cerradas. De hecho, antes de ir le enviamos las maquetas grabadas en casa y nos dijo que le habían gustado. Es un disco directo y básico. Hay dos guitarras, y solo dos, sin muchos pedales, únicamente en un tema hay voz doblada, pocos coros... Más que artificios y efectos, lo que prima es la composición.

Santi García -camiseta naranja- escucha a Juanmi, flanqueado por Mateu, Isma y Gavin.

>Yo esperaba ahora un ep. En 2018 publicasteis Tripas, introducido por un indicativo "Uno". Y en lugar de "Dos", llegáis con un lp.
Sí. Esa era la idea: una trilogía de eps, Y no descartamos hacerla. Al cruzarse esta oportunidad cambiamos de idea y nos fuimos a por un disco largo chulo. Nuestro lp Bestiario nos dio un empujón hacia adelante, pero luego llegó Miedo, asco y Diazepam. Tiene buenas canciones, pero no está muy bien grabado y lo sacamos sabiendo que Alberto Lucendo (guitarra, programaciones y productor) y Joan Segarra (batería) se iban a marchar. Fue un disco testimonial, pero no creo que refleje el estado del grupo. Nos quedó un mal sabor de boca que ahora nos queríamos quitar con el mejor disco posible.

>Habéis regrabado un tema de ese ep: "El hombre y la piedra".
Por una parte, porque en directo lo tocamos mucho más rápido que en la grabación, y nos gusta la agresividad que gana con esa velocidad. Y, por otra, porque encaja perfectamente en lo que conocemos de Santi. Ya teníamos nueve canciones nuevas y nos decidimos a regrabarla; creo que hemos hecho bien.

>Hablemos de las letras. En las canciones de Montefuji diría que son un par de frases por tema las que definen su contenido. El resto de las oraciones podrían aplicarse a diferentes contextos. Dais la clave en unas pocas palabras.
Sí, es verdad. Es mi manera de hacer las letras. Antes me parecía que las hacía de un modo un poco extraño, pero luego comprobé que es bastante habitual. Empezamos con las líneas vocales, sin letras. A partir de ahí, a lo mejor nos surge una frase que nos parece chula y le doy un sentido. Desde ella trabajo el resto del contenido. Lo que no hago es pensar "voy a escribir una canción sobre tal tema". En este disco estoy muy contento con las letras. Normalmente es lo que más flojo veo en las canciones de Montefuji, incluso a veces me da vergüenza, porque escribir en castellano me parece muy complicado, pero esta vez es diferente. Estoy muy contento y las defiendo a muerte.

>¿Son todas tuyas?
En un 90%. En este disco, Juanmi ha hecho más de la mitad de la letra de "Calicanto" y Mateu una parte de "Un mundo feliz", la canción que canta él.

>Extrayendo esas frases clave, creo que el sentido global va en la dirección de la reivindicación del individuo dentro de un sistema social que te quiere manejar. De hecho, las primeras palabras que se escuchan en el disco son "Dispuestos a ignorar el ritmo del tambor" (canción "La mar").
Sin quererlo de una manera expresa, lo que subyace es eso: los poderes ocultos que te manejan sin que te des cuenta.

“Sin quererlo de una manera expresa, lo que subyace en las letras es la referencia a los poderes ocultos que te manejan sin que te des cuenta”

>Rompes tu norma de trabajar la idea desde una frase en el tema de cierre, "Fuego, camina conmigo". Tanto por su título como por su contenido es una referencia directa a Twin Peaks.
Sí es una inspiración clara. Coincidió que yo la había revisionado hacía poco, Mateu también e Isma estaba en ello. Cuando se nos ocurrió la idea, pensábamos que iba a ser fácil, aunque a la hora de hacerla se nos fue haciendo más compleja. Pero no ha quedado mal.

>A veces me ha comentado Mateu que alucina con tus respuestas cuando te pones a explicar referencias de cada canción. Me dice que él toca y punto, pero que tú le encuentras alguna relación a cada cosa.
Oigo mucha música y pillo referencias de lo que escucho. Siempre hay algún grupo en el que me baso, ya sea en cuanto a sonido, acordes o una parte de una canción. Aunque luego puede que cambie mucho la idea inicial, porque Montefuji es un grupo muy democrático. No llevo una canción cerrada al local, sino el esqueleto, y a partir de ahí cada uno va metiendo cosas de la manera que cree conveniente. Al llevar tantos años juntos nos conocemos y no chocamos en la manera de desarrollar un tema. Pero las referencias a bandas en nuestras canciones las veo claras.

>¿Qué influencias son las que más te han marcado en este disco?
No te podría responder con exactitud, porque ha sido un año entero. Sí que he escuchado música de los 90 de guitarra, aunque también otras cosas. He oódo mucho Yo La Tengo, y creo que "Supervivientes" tiene esa influencia. "Un mundo feliz" tiene la referencia de Sonic Youth en algunas guitarras y Pearl Jam por el modo de cantar de Mateu, también algunas estrofas... Y por ahí está también Engine Down, grupo que ya en la época de Arkanoid era influencia. No hay una sola referencia.

>Siempre habéis sido autodidactas. Os costará más hacer las cosas, pero os da mayor libertad para experimentar y crear.
Sí, y a base de intentar cosas por tu cuenta, aprendes un montón. Hacer bandas sonoras nos cuesta, pero nos obliga a salir de la zona de confort y vas aprendiendo y aplicando. Ser un buen músico no es solo tocar bien. Hay gente que toca regular, que ni afina bien y saca cosas muy chulas. Me sale mejor hacer composiciones que tocar la guitarra, aunque he aprendido y me defiendo. En un grupo es muy importante saber cuando no has de tocar. Está claro que todos tenemos nuestro ego, pero muchas veces va bien que dejes de tocar para que suene tu compañero y gane la canción.

>Juanmi canta todos los temas menos uno, "Un mundo feliz" (un título muy Aldous Huxley, en la línea argumental predominante en el disco), con la voz principal de Mateu. Por tratarse de esa excepción, me sorprendió su elección para el videoclip de adelanto.
En realidad, le dijimos a mi hermano -Adam Brenes, de la productora audiovisual Micrea- que la eligiese él. Se decantó por esta al ser más movida. No fue porque creyese que es mejor. De hecho, creo que no hay ningún single que destaque sobre el resto en este disco.

>Por cierto, el artwork de Mateu es impresionante.
Sí, es un crack del diseño, y le aprieto bastante. Le cuesta arrancar, pero cuando se pone, vamos... Es muy detallista. Y en la música es igual, el que más pegas pone. Cree que cualquier cosa se podría mejorar. Yo soy más de sensaciones. Él es muy buen músico, aunque no se lo cree. Aunque pienso que, ahora sí, que está convencido con el disco.

>Habéis puesto en marcha una especie de encuesta informal para que la gente comente la canción que más le gusta... A mí, "Fuga(z)", en la que Juanmi vuelve a cantar con ese tono tan especial, tan fino, que imagino le costará alcanzar, pero a la vez con intensidad.
(Risas) Para unos es "Fuga(z)", para otros "Supervivientes"... Están nombrando varias y eso es positivo. Para Juanmi es un reto cantar "Fuga(z)", pero lo consigue, y lo hace de un modo natural, sin cuidarse la voz, ni ir a clases. Es un portento. Y toca la guitarra muy bien.

>Dices que tu canción favorita va cambiando con los días. ¿Cuál toca hoy?
Está entre "Para perder, tener" y "Arrebato". Para mí, cualquiera. Y eso es bueno.

>Pues di cuál es la que menos te gusta.
No sé. Tal vez "Calicanto" o "Fuego, camina conmigo". Pero no es que no me gusten. Igual mañana son las que más aprecio.

Cada canción cuenta con una propia simbología gráfica, obra de Mateu.

>A ver si dais la vuelta a ese dicho vuestro de "Montefuji, el grupo que tiene más referencias publicadas que seguidores en las redes sociales".
(Risas) Ahora ya tenemos una referencia más. Nos lo hemos puesto más difícil. Es una pequeña broma... pero tampoco se va mucho de la realidad.

>Pero tenéis fans buenos. Ahí está la encuesta de Nomepierdoniuna sobre canciones antivíricas, aconsejadas por músicos de Castelló para pasar mejor el confinamiento. Fuisteis de los más nombrados.
Sí, sí. Son pequeños triunfos que nos hacen seguir. Ese tipo de cosas nos dan vidilla. Y tenemos buenos seguidores.

>Juanmi y tú me llamáis la atención desde la época de Arkanoid. En Castelló se suele caer en el clasicismo de géneros musicales y vosotros erais, y sois, un grupo que se distancia de casi todos, yendo por derroteros menos trillados por esta zona. No sé si comercialmente os iría mejor hacer música más clásicamente etiquetada, pero no creo que os gustase hacerlo.
Hubo una época en la que tuvimos canciones como "Caballo grande", con una pizca más de comercialidad, aunque sin una intención previa, y podíamos haber tirado por ahí; pero a la hora de la verdad hemos ido por el lado contrario, dejando a un lado este tipo de temas, endureciendo el sonido. No nos salió de dentro hacerlo así. El cuerpo nos pide otras cosas. Si así conseguimos triunfar, pues bien...

>¿A qué llamas "triunfar" en el mundo de Montefuji?
Tiene tantas acepciones... Para mí, sacar este disco es un triunfo. Un disco que nos lo creemos, que lo defendemos, del que estamos orgullosos... Un disco que si fuese de otro grupo diría "chapeau". Eso es triunfar. Puede considerarse una postura conservadora, con pocas aspiraciones... Pero, oye, que si vienen más cosas, contentísimos. Por ahora, sabemos que hemos trabajado duro y este disco es nuestra recompensa. Estamos satisfechos. Tocar en grandes festivales no es algo que nos haya obsesionado. Nunca nos hemos vendido, aunque tampoco hemos tenido la opción de que alguien viniese con una oferta importante. No sé entonces qué pasaría. Es muy fácil no venderse cuando no tienes la oportunidad. Si te surge, tiene mucho mérito no venderse a otros intereses que no encajan con los tuyos.

“Nunca nos hemos vendido, aunque tampoco hemos tenido la opción de que alguien viniese con una oferta importante. No sé entonces qué pasaría. Es muy fácil no venderse cuando no tienes la oportunidad. Si te surge, tiene mucho mérito no venderse a otros intereses que no encajan con los tuyos”

>Planes a la vista… con las lógicas dudas por la pandemia.
Trovam!-ProWeekend y La Marina de Valencia. Ojalá vayan saliendo más cosas. La idea era tocar lo máximo posible y al menos recuperar la inversión, pero tal como están las cosas, es complicado. Seguimos ensayando y no estamos componiendo nada nuevo. Porque la verdad es que ha sido agotador y estamos aún un poco de resaca. La intención es que lo oiga el máximo posible de gente y a ver si el boca a boca hace que lleguemos más lejos.

>Hablas de recuperar la inversión, que imagino no habrá sido poca, porque es prácticamente autoeditado, con un trabajo importante que tiene un coste, apostando además por el vinilo (fabricado en la castellonense Krakatoa Records).
Sí, podemos decir que es autoeditado, aunque contamos con ayudas de los sellos Ta-ta Boom Records (Zaragoza) y Borx Records (Valencia). Hemos hecho 200 copias en vinilo y 70 en cd. Para quedarnos a 0 en el balance gastos-ingresos deberíamos vender cada copia del vinilo a 28,5 euros (aunque lo venden a 15 €).

Montefuji (desde la izquierda): Mateu Aguilella, Gavin Brenes, Juanmi Marín e Isma Ramos.