- nomepierdoniuna - https://www.nomepierdoniuna.net -

Pleasant Dreams en el Auditori. Un 'Temps' muy detallista

Pleasant Dreams en el escenario del Auditori. Desde la izquierda: Andrea Giménez, Víctor Ventura, Juanjo Clausell, David Simó y Pedro Mendo. Por detrás, la imagen de 'Temps'. Foto: Carme Ripollès.

Pasa el Temps, Pleasant Dreams cambia de sonoridad y amplía su nómina de componentes, pero ahí sigue la base de Juanjo Clausell y Pedro Mendo, sus cassolanes estampas letrísticas, su indie folk/pop tomado por atmósferas mediterráneas y las sorpresas que preparan con mimo. Al igual que cada una de sus canciones en estudio, sus directos están repletos de detalles, sin grandes ostentaciones pero efectivos y que provocan que la atención del espectador no decaiga durante la hora y algo de sus actuaciones. El motivo del evento del sábado 18 de enero en el Auditori de Castelló (dentro del ciclo Territori CS) fue la presentación del disco Temps, que seis años después cierra el paréntesis en estudio -y un lustro en los escenarios- que se abrió tras el single acústico "La noche de San Juan". Y por primera vez sonó en vivo la mitad de ese nuevo álbum que presenta a unos Pleasant Dreams más electrónicos y expresando las nuevas letras en valenciano.

Aparecen en el escenario plano de la Sala de Cámara -con más de media entrada- ubicados en una especie de semicírculo, con Andrea Giménez (teclados), Víctor Ventura (trompeta y percusiones), David Simó (bajo) y Pedro Mendo (batería) dejando el foco principal para Juanjo Clausell (voz y guitarra acústica). Ante un público que, en su mayoría, conoce la ya larga trayectoria del grupo (Podría ser hoy data de 2008), Pleasant Dreams empieza con un tema tan mediterráneo como "Costa del Azahar" y su nostálgica tonalidad. Un recuerdo al disco Hacia los bosques del sur (2012) que les dio nombre dentro del panorama indie nacional, conduciéndoles hasta el cartel del FIB 2013. Provocan un juego de palmas para meter al público dentro del concierto desde el primer tema. Y no faltará el detalle por canción que invita a una constante alerta de los sentidos.

La cuenta atrás de "En un minut". Foto: Carme Ripollès.

Con "Somnis plaents" empieza el recorrido por el disco ahora presentado. A las espaldas del quinteto aparece una proyección visual con las letras del tema, que por primera vez suena en un escenario, lo mismo que "Fins les estrelles", en el que los coros del grupo suplen las juveniles de Las Auténticas, uno de los momentos más bellos del álbum.

Son las dos primeras de seis canciones de Temps que suenan correlativamente. "No en volem cap" es la adaptación de Pleasant Dreams del tradicional tema festivo tan típico de los pueblos valencianos. No suena el efecto final de la charanga que aparece en el disco, pero se hace notar la trompeta de Víctor, aunque con una sonoridad diferente a la típica de esta canción. Juegan con el contenido de "En un minut", efectuando el experimento de proyectar un reloj que descuenta ese minuto, aunque suena un tanto acelerada y se refleja en que sobran algunos segundos. En "Ulls ullets" recurren al videoclip inicial para ilustrar la letra que dejó escrita el ilustrado burrianense Josep Palomero. Y en "Passa el temps" invitan a Alfons P. Daràs/El Blüe (ahora con su proyecto Malparlat) para que meta sus rimas en el más nostálgico de los nuevos temas.

Pleasant Dreams vuelven a ser Juanjo y Pedro cuando recuperan "Nana del fin del mundo" (autotune incluido) de aquel Podría ser hoy en que seguían una senda marcada por el pop inglés y el folk norteamericano. Y a su final se sitúan en la frontal del escenario para afrontar "Veus del vent", sus "memòries (històriques) d'un poble", el de Xilxes, pero el de cualquiera por extensión. Un tema muy Pleasant Dreams, sorprendiendo con la parte de Andrea con una melódica desde un lateral del antifeatro y a continuación de Víctor con su trompeta desde el flanco contrario, rematando el tema de nuevo todos juntos

Son tan detallistas que cuando suena la larga retahíla de "Calendari d'absent" y reproducen la letra en la pantalla aparecen los logos propios de MIAU Fanzara, el ciclo Sons o el Festival de Cine de Sitges cuando llegan sus turnos en el listado. En Pedro se nota una emoción especial cuando interpretan "Amb Pol", una festiva canción pop dedicada a su hijo. Y siguiendo el tono tierno/infantil, invitan a unos cuantos de los más jóvenes para ocuparse de las percusiones en "Próxima parada", los mismos que repartirán a continuación unas varitas luminosas para dar un color especial desde los asientos a "Ja fa molt de temps", la canción que avanzó -y sorprendió- esta nueva etapa del grupo enraízado en La Plana Baixa (Xilxes por Juanjo y Nules por Pedro), a la vez que cierra el concierto antes de los bises. Son dos: la popular "La Panderola", infaltable en la ciudad de Castelló, y "Noche de San Juan", tal vez su tema más conocido. Se queda fuera del repertorio "No deixarem de lluitar", una canción de finales de los 60 de cantautor protesta -Marià Albero-, que se está trabajando en el local de ensayo para su futura incorporación al directo.

Un concierto del que los presentes salen con sonrisa en el rostro. Un concierto sin estridencias y repleto de detalles.

Pedro Mendo (izquierda) y Juanjo Clausell. Foto: Carme Ripollès.