- nomepierdoniuna - https://www.nomepierdoniuna.net -

Las mujeres brillan en la primera mitad de un Jazz a Castelló con gran respuesta de público

Lindy Huppertsberg & The Swinging Ladies llenaron la plaza Mayor con la propuesta de jazz más clásico. Foto: Carme Ripollès.

El festival Jazz a Castelló, que organiza la concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Castellón para celebrar con diez días de programación (2-11 de diciembre) los 25 años del ciclo, ha arrancado con una muy buena respuesta de asistencia, incluso superior a las previsiones iniciales, lo que ha provocado que el Teatro del Raval se llene hasta el punto de dejar público en la calle u observar que la Plaza Mayor es capaz de llenarse en sus tres cuartas partes para escuchar jazz. Algún habitual a los conciertos del Raval durante el año ha sido el primer sorprendido, acostumbrado a acudir a la hora de inicio sin problemas para tener asiento y encontrarse en estos días con que se ha quedado en la cola, sin poder acceder al interior al recinto. Hay que tener en cuenta que el acceso es gratuito y las taquillas se abren dos horas antes de las actuaciones, con el reparto de un máximo de cuatro por persona  (aunque una indicación en las redes sociales en el concierto de Carmen París de que eran dos provocó confusión y enfados). Por el momento, las mujeres han copado  la parte principal del cartel y, con estilos diferentes, todas ellas han salido triunfadoras en cuanto a asistentes y aceptación: la jota jazzística de Carmen París (lunes 5), el flamenco-jazz de De Balma-Furquet y el jazz clásico de Lindy Huppertsberg &The Swinging Ladies (ambas el martes 6).

Carmen París, en el Teatro del Raval.

Si el erudito Luis Martin (crítico de ABC, Onda Cero, Radio Clásica...; y también director de festivales) comentaba en su didáctica y amena conferencia sobre la historia del jazz del lunes en la Casa de la Cultura que el blues es la música de la que surgieron el resto de géneros modernos y que el ragtime es el origen del jazz, Carmen París se llevó los orígenes a su terreno y afirmó que “todo viene de la jota”. A partir del folklore más enraizado en Aragón, la tierra en la que se crió esta tarraconense de cuna, realiza una de serie de fusiones con estilos de otras tierras y continentes –incluso mezclando varios de ellos en una misma canción- con un atractivo resultado, y más con el añadido de la voz de esta filóloga de formación (también de canto, piano, guitarra, violoncello, armonía y solfeo en el Conservatorio de Zaragoza), su personalidad y su dominio del escenario. La más mediática de las estrellas de este festival -Premio Nacional de Músicas Actuales 2014- se presentó en formato de trío junto al pianista uruguayo Diego Ébbeler y el percusionista Jorge Tejerina y repasó sus cuatro discos, intercalando entre cada tema su correspondiente explicación, en la que entre anécdotas comenta cómo va transformando la raíz de la composición original hasta desembocar en el resultado definitivo.

Abrió con “Chavalica”, de su segundo disco, Jotera lo serás tú, e invitó también a pasear con ella por su experiencia cubana –origen de su tercera grabación, inCubando-, incluyendo un poema de José Martí, ideólogo de la Revolución Cubana y con estudios en la Universidad de Zaragoza: "Para Aragón". Retrocedió a su debut, Pa’ mi genio, con “No me vas a embolicar”, zambulléndose en el jazz crooner neoyorquino a lo Frank Sinatra de “Just one?” de su Ejazz con jota, grabado junto a Grep Hopkins Concert Jazz Orchestra. En la introducción de este tema recordó al recientemente fallecido Pastor de Andorra (101 años), todo un referente del mundo de la jota, a la que llevó hasta los Estados Unidos. Momento muy especial resultó la interpretación a capella de la “Nana del caballo grande” de Camarón, que ha incluido en la banda sonora de la lorquiana película La novia, de Paula Ortiz.

Aloma de Balma arrancó grandes ovaciones con sus bailes en la fusión de flamenco y jazz ofrecido por el septeto coliderado con Ángela Furquet. Foto: Carme Ripollès.

Sorprendió la propuesta De Balma & Furquet Septet. Una bailaora y una cantante formada en el jazz surgidas desde Castellón que ahora buscan expandir sus respectivas carreras desde Barcelona, lo mismo que el guitarrista Toni Porcar (no confundir con el dueño del local Veneno Stereo y también guitarrista). Fue una mezcla de jazz y flamenco, aunque por la destacada presencia de Aloma de Balma, el concierto se decantó más por el lado flamenco, tomando entonces la voz principal la tarraconense Cristina López. Salvo un ligero apunte, apenas asomó el disco de debut de Ángela Furquet, De sol a son, basado en tradicionales cantos del campo con tratamientos modernos. En la parte jazzística, Ángela rindió tributo al referente de la bossa nova, Tom Jobim (el creador de la celebérrima “Garota de Ipanema”) a través de “Luiza”, incluyendo también en el repertorio el clásico “Caravan”. Muy aplaudidas cada una de las intervenciones de Aloma de Balma, todo genio y clase, especialmente en la exhibición casi al final con mantón de manila, así como las del chelista cubano Max Villavecchia, con el pianista Martín Menéndez introduciendo temas y el percusionista gallego Xoan Sánchez. Como cierre, un mannequin challenge con público incluido, y la bella “Fragilidad” de Matías Aranda y popularizada por Mercedes Sosa con la coreada estrofa “Lloras tú y lloro yo y el cielo también”.

La contrabajista alemana Lindy Huppertsberg, 'Lady Bass'. Foto: Carme Ripollès.

Y del Raval a la Plaza Mayor, donde estaban la contrabajista alemana Lindy Huppertsberg & The Swinwing Ladies, el nombre menos conocido para el público no introducido en el género jazzístico, pero que dejó claro a todos los presentes por qué gira por el mundo desde 1994. Grandes solistas individuales, que en cada canción ofrecieron una muestra de su talento, siendo aplaudidos cada uno de sus solos, desde los más rockeros de la batería Carola Grey, a los más clásicos de Gee Hye Lee al piano y el espectacular saxo de Stephanie Lottermoser, quien sorprendió con una gran y suave voz en el tema “Someone wants to watch over me”. Todas ellas bajo la dirección de Lady Bass, Lindy Huppertsberg, quien movió el concierto entre piezas como el bailable latin de “Morning” de Clare Fisher, Cole Porter o la obligada Billie Holiday, esta vez con “Everything happens to me”, con la curiosidad de que en la entrada de contrabajo se colaron las campanadas que señalaban las 22:00, en una plaza que ya acusaba la hora de la cena tras haberse ocupado todas sus sillas. Destacó la nitidez de sonido extraído desde la mesa por Equip's, con Vicent Ros al frente.

La alcorina Jove Dixieland Band en las calles del centro de Castellón. Foto: Carme Ripollès.

Estas primeras jornadas han contado también con pasacalles de 40 Funk Brass Band y la Jove Dixieland Band y actuaciones al aire libre de bandas castellonenses como Da Igual Quartet, Bron y Yei Yi & Co. Además, la Casa de la Cultura ha acogido la celebración del anual Concurs de Jazz organizado por la Universitat Jaume I, con cuatro grupos participantes: Pepe Zaragoza Quintet, Saldaña & Bailly Quartet, Power Trío y Lemur & Panda.

Por otra parte, en el vestíbulo del Teatro del Raval se puede contemplar la exposición fotográfica del vila-realense Manolo Nebot, con un espectacular uso del negro en sus coloridos Portraits of jazz.


Manolo Nebot posa en el vestíbulo del Teatre del Raval junto a algunos de sus 'Portraits of jazz'.

SEGUNDA MITAD DEL 25º JAZZ A CASTELLÓ

Miércoles 7

Jueves 8

Viernes 9

La Casa de la Cultura ha acogido el concurso anual de la UJI. Foto: Carme Ripollès.

Sábado 10

Domingo 11

Cristina López puso la voz flamenca y la castellonense Ángela Furquet la jazzística el martes en el Teatro del Raval. Foto: Carme Ripollès.