- nomepierdoniuna - https://www.nomepierdoniuna.net -

Four Seasons. Fue y será "rock and roll"

Javier Besnard, músico, programador y asiduo asistente que durante una década ha vendido su alma al Four Seasons, volando sobre el público. Foto: Carme Ripollès.

Se sube al escenario. A su escenario. Cruza los brazos a la altura del pecho. Actitud de desafío. Tiene imagen de estrella del rock and roll underground. La noche le ha curtido toda su vida. Un tío duro. Dice que es solo una etapa más que se cierra. Ya ha cerrado otras "y no he llorado". Descansará un poco más, pero no se va a retirar a un convento. La fiesta será su hábitat. "A David Pomer le gusta escuchar y poner música de los 60, pero nunca se sabe por dónde va a desarrollarse la vida de un local. Esta que va a sonar es la canción del Four Seasons", anuncia Tommy Ramos. Con David Pomer a su lado empiezan las guitarras de "Callejón", tema del grupo puertoriqueño Dávila 666. David se inclina en plancha. Se deja caer sobre el público y se deja llevar en volandas hacia la parte de atrás de la sala que en noviembre de 2007 abrió junto a su hermano Jordi en la calle Castelldefels de Castellón.

Jordi (izquierda) y David Pomer reciben unos obsequios de recuerdo. Foto: Carme Ripollès.

Jordi Pomer mira la escena desde detrás de la barra. Esta escena y todas las de los dos días de la fiesta de clausura. Y las que han ocurrido desde aquel 9 de noviembre de 2007. Diez años, casi once. No se pierde detalle. Sus ojos delatan que hay una carga de pena. Sí, vivirá sin sufrir el horario maratoniano de los sábados... pero echará en falta el trato con los grupos y con el público. "Estoy bien. Sí, bien, normal". Cada charla le recuerda un concierto, una anécdota, un detalle (importante o no). Sus ojos le delatan. Los sentimientos y los recuerdos juegan con su alma, afable y siempre abierta al diálogo. "Me quedo con la mesa de sonido. Acudiré a las fiestas a las que me llamen y seguiré en contacto con la parte que más me gusta: el contacto con la gente y los grupos".

Dani Forcada (programador del Four Seasons), apoyado en la puerta del camerino, observa a Pat Escoín durante la actuación de Lula. Foto: Carme Ripollès.

"Cuando David y Jordi abrieron Four Seasons no habían pensado en hacer conciertos. Fue Dani Forcada quien les impulsó". El cantante-presentador de la parte final de la fiesta, Tommy Ramos, apunta a Dani. El Niño, con una foto recordatoria en sus manos también es subido al aire por los presentes. Un público al que conoce bien. Salvo medio año apartado por su traslado fuera de Castellón, ha sido el programador del Four Seasons (Tommy Ramos/Pat Escoín y Lucía Simón le relevaron en la última temporada). Se le veía con las pilas recargadas. Iba a volver a programar. Ya tenía conciertos contratados. Algunos se desviarán a Veneno Stereo y otros a La Burbuja. Es quien más ha defendido en redes sociales el modo de subsistencia de las salas de conciertos, semillero de toda la escena musical. Más de 600 conciertos programados le avalan. Detrás de la barra, como siempre, Perfecto en segundo plano, como siempre.

Actuación de Heatwaves. Foto: Carme Ripollès.

Entradas agotadas desde semanas antes. Dos días de conciertos y de pinchadas. Viernes 31 de agosto de 2018: Joan Villalonga, Patri & The Greasers, Public Animal Nº 9, Talenteless, The Teenage Love Machine (Los Cromaos con repertorio de Flamin’ Groovies) y los djs Mesías, Moonwolf, Zarzoso & Jordi, El Taji, El Goma, Valer-oh, Cinnamon y Tommy Reactivo. Sábado 1 de septiembre de 2018: Telepath Boys, Balloon Flights, Heatwaves, Lula, Los Reactivos y los djs Paco Roca, Javi No Tomorrow, Dj Sopa, Balloon Flights, Conga y 007.

Histórico remate. Los Reactivos más invitados. De por sí, los miembros del trío (Coky Ordóñez, Luis Sánchez y Tommy Ramos) ya son pilares del punk melódico de Castellón. Si se les suman Israel Adelantado, José Dolz, Pablo Beltrán y Fede Trillo, el resultado es mentar a Shock Treatment, Depressing Claim, Prototipes, Telepath Boys o Balloon Flights. Es decir, media hora final de la historia de Four Seasons con los firmantes de grandes capítulos de la música castellonense. Para Coky, al frente del estudio Rockaway, también era la despedida sobre los escenarios; dice que cuelga la guitarra; ya veremos si le dejan...

Los Reactivos se fueron transmutando en Depressing Claim. Foto: Carme Ripollès.

Se acaba "Callejón". Ambiente punki. Por el aire, cervezas que mojan. La fiesta continúa unas horas más. No hay duelo, solo alegría. Nadie parece querer marcharse, atravesar por última vez esta puerta de la historia. Aparecen más rostros clásicos en la sala. Horas después siguen sonando canciones. Se acaba la fiesta. No. Suena un tema más. No. ¿Se acabó?. No. Otra canción. ¿Cuál es el último tema que suena? Nadie parece saberlo. Todos lo festejan.

Domingo 2 de septiembre de 2018. Las puertas de Four Seasons están cerradas. Cuando se abran de nuevo, ya no será Four Seasons. Atrás, una década de rock and roll, con 660 conciertos. Su espíritu vivirá por siempre. Como se corea en "Callejón": "es rock and roll". Four Seasons es rock and roll.

¿QUÉ ES PARA TI FOUR SEASONS?

Imagen del público sobre el escenario durante una de las pinchadas. Foto: Carme Ripollès.

Espíritu Four Seasons. Foto: Carme Ripollès.