- nomepierdoniuna - https://www.nomepierdoniuna.net -

Esther: "No nos han enseñado a relacionarnos con otra gente y eso provoca que muchos vínculos acaben siendo tóxicos"

Su primer lanzamiento, el sencillo de avanzamiento "Vies paral·leles", fue publicado en abril de 2021.

En diciembre de 2019 empezó a trabajar con Primavera d'Hivern, la casa discográfica de Tardor, en Les teues ales: un EP debut de cuatro canciones que narra una experiencia personal. Dos años después, en diciembre de 2021, Esther cierra año con la publicación de su primer trabajo, una firme gira de presentación durante el verano, la doble nominación a los Premios Ovidi y los Premios Carles Santos en categorías como Mejor artista revelación y la confirmación en fechas como la pasada edición de la Fira Trovam!-Pro Weekend y el próximo Emac 2022, concretamente el viernes 11 de febrero a las 19:15 en el Escenari Amfiteatre de La Mercè de Burriana. Le preguntamos por sus primeros pasos como artista emergente, su vinculación con las preocupaciones de su generación y sus propósitos musicales para 2022.

>¿Cuándo decidiste dedicarte a la música?
Hago música desde que tengo tres o cuatro años y compongo canciones desde pequeña, así que siempre he tenido claro que era a lo que quería dedicarme. Aunque todo empezó realmente en la universidad. Cuando estaba estudiando me di cuenta de que si no me ponía ya, estaría perdiendo el tiempo. Así que empecé a apuntarme a castings de programas como Operación Triunfo. La decisión final vino con la oportunidad de Primavera d’Hivern y la colaboración de Àlex Blat, que es mi productor. Si no me hubieran propuesto nada, a día de hoy habría sacado alguna canción autoeditada, pero el dinero no me habría dado para más.

>¿Y cómo surgió el contacto con la discográfica?
En 2018, una amiga me pasó el enlace de un casting para un programa de À Punt llamado “Cantant al cotxe”. En un principio pasé, pero al final mandé mi inscripción por probar suerte y me cogieron. En la última prueba del programa en el que participé vino Àlex Blat, cantante de Tardor, como artista invitado. Fue una persona muy cercana. Solo llegar a casa me siguió por redes sociales y vio en mis perfiles que cantaba. Un día me propuso ir al estudio a grabar porque necesitaban una voz femenina y pude conocer a Tono Hurtado, que posteriormente grabaría y mezclaría mi EP. Vieron que iba en serio. Les gustó mi voz, la música que escuchaba y la que quería hacer y me dieron la oportunidad de entrar en el sello discográfico y construir mi proyecto.

>¿Conseguiste la financiación de Les teues ales con crowdfunding?
Hay una parte de crowdfunding, de la plataforma Verkami. Abrimos la petición en noviembre del año pasado con la intención de recaudar dos mil euros, aunque finalmente conseguimos tres mil. Luego, hay otra parte de la financiación de ayudas de la Generalitat para la música en valenciano. Aunque la inversión en cultura y música es muchas veces escasa, sí que podemos atenernos a ese tipo de ayudas los que decidimos cantar en valenciano y estoy muy agradecida porque sin ese apoyo no habría podido hacer el proyecto.

>¿Cómo te estás enfrentando a tus primeros directos?
Ahora estamos girando con formato de banda, pero durante todo el verano he hecho mis actuaciones sola así que la sensación ha sido muy progresiva. Era difícil conectar con el público cuando había dos metros de separación entre las sillas. En abril, uno de los primeros conciertos de presentación del EP fue en Vinaròs y tuve que ver a dos personas muy importantes para mí separadas por dos sillas y cogidas de la mano desde lejos. Solo podía pensar en por qué no dejábamos que la gente se pudiese tocar, abrazar y sentir la música en directo. Cuando actué en La Pérgola de la Marina de València fue el primer concierto que la gente podía estar de pie y consumir y fue una conexión muy diferente. Con las mascarillas solo puedes ver la mitad de la expresión de tus asistentes y tienes menos información de quien te está viendo.

"Mi propósito es vivir el presente con la realidad que se merece"

>A la vez que las medidas sanitarias son menos restrictivas en los eventos culturales estás empezando a ser confirmada en más carteles, como el del Emac 2022.
Cuando me enteré de lo del Emac solo podía preguntarme qué hacía yo en ese cartel un año después de Rigoberta Bandini. Aún no asimilo que apuestas como el Emac quieran que forme parte de su programación... Es el resultado de todo el esfuerzo.

>Has sido nominada en la categoría de Artista revelación del año en los Premios Carles Santos y los Premios Ovidi. ¿Te lo esperabas?
Solo con preguntármelo se me han puesto los pelos de punta de nuevo. Carles Santos era de Vinaròs e iba a la escuela con mi abuela. Mi madre me decía que me nominarían y le decía que era imposible debido al gran nombre de propuestas artísticas actuales. Aluciné con la nominación a los Ovidi y cuando se publicaron los finalistas de los Carles Santos aún entendí menos de la situación. Son importantes porque son los premios del IVC, y todos los nominados son premiados porque formarán parte de la gira Sonora al año siguiente. Además, la gala fue una buena experiencia porque pude conocer a muchos artistas que admiro como Laura Esparza, Carlos Esteban y Sandra Monfort. Cuando veía que estaba sentada al lado de Panxo y Xiomara Abello solo podía pensar qué hacía yo allí. Me ayudó a entender que realmente son también personas. El sector de la música está, muchas veces, idolatrado y en realidad está a ras de suelo.

"Hago música desde que tengo tres o cuatro años y compongo canciones desde pequeña; siempre he tenido claro que era a lo que quería dedicarme"

>¿Qué nos puedes avanzar de tus próximos lanzamientos?
Hay muchas cosas en proceso. Ayer mismo salimos del estudio de grabar una canción que saldrá en enero. Será un sencillo para concluir la etapa de Les teues ales. Y estamos trabajando para que mi primer álbum de larga duración salga a finales del año que viene. Tengo muchas ganas de meterme en el estudio y seguir grabando y sacar tiempo para seguir componiendo. Planteo mi proyecto desde la calma y la certeza de que hago todo como lo quiero. Trato de que se sienta redondo, que todas las canciones tengan algo que las envuelve y no suene a disperso. Estamos repitiendo el modus operandi de Les teues ales, pero mi perspectiva es ahora más madura y más conocedora de los procesos de trabajo.

>¿Cuáles dirías que han sido tus influencias a nivel musical?
Mi música es el resultado de muchas referencias. He bebido de Suu, que nació por redes sociales; Sofía Ellar, aunque su estilo parezca lejano al mío, y Judit Neddermann, una referente a nivel personal y por su forma de expresarse en sus letras. También cada etapa de Miley Cyrus me ha aportado en lo personal y cómo entender el proceso de evolución de un artista que es controlada por agentes externos. Me flipan también grupos de pop folk como Kodaline o incluso Artic Monkeys, cuyas influencias se plasmarán más en mi música a partir de ahora. Me siento muy identificada con lo que hago porque hay un poco de todo lo que he escuchado.

>¿Con qué artista te gustaría colaborar?
Me gustaría colaborar con artistas que he conocido previamente en persona. No haría una canción con alguien que no hubiera visto nunca. Por ejemplo, la colaboración con La Fúmiga salió porque nos caímos bien mutuamente cuando nos conocimos. Sin embargo, me gustaría colaborar con Judit Neddermann. Me transmite que es buena persona, así que ojalá la vida y la música me lleven algún día a conocerla, que nos cayésemos bien y poder ofrecerle una propuesta. Sería un sueño hecho realidad. Además, no está tan visibilizada como se merece por su talento. Aún no he podido verla en directo, pero la sigo de hace años y la veo muy natural y expresiva. Me siento muy reflejada.

"Vincular la música en valenciano a lo político invisibiliza a la que no es así, que cada vez es mayor y se merece su sitio"

>Antes has mencionado que Àlex Blat descubrió tu pasión por la música por tus perfiles, ¿es importante una buena gestión de redes sociales para visibilizar tu música?
Es casi indispensable. No por los seguidores, sino porque cuando envías tu propuesta a una programación lo primero que visitan son tus redes para ver quién eres. Ya no es solo la música, sino la imagen que das. Hay muchas cosas que influyen cuando escogen a alguien para un concierto. Es más fácil que contraten a alguien activo por redes. Los propios medios de comunicación también contactan más fácilmente con alguien que es visible. No tenemos que entender las redes sociales como una realidad. Las cuatro mil personas que me siguen no van a ir a todos mis conciertos. Sin embargo, me gustan las redes sociales. Tienen una parte positiva y negativa muy clara. Pero me siento cómoda publicando lo me apetece. Antes publicaba contenido más personal y entiendo que la gente de mi alrededor no quiera ser expuesta a mis cuatro mil seguidores. Que no son muchos para un artista, pero son muchas personas igualmente. Es algo que he aprendido a respetar.

>¿De qué habla Les teues ales?
Habla de cosas cotidianas como establecer relaciones con otras personas o hundirse en el pozo porque te encuentras mal. Cosas que vivimos todas y todos, solo que en mi caso he nacido con la necesidad de expresarlas en canciones. Les teues ales es una historia que viví con una persona con la que establecí una relación. Y muchas veces se dice que mi EP habla de una relación amorosa, pero no es así. Mi conexión con esa persona no era de ese tipo. No nos han enseñado a relacionarnos con otra gente y eso provoca que muchos vínculos acaben siendo tóxicos, así que plasmé en el álbum mi proceso de aceptación y dejar ir a esa persona. “El teu llibre preferit” es mi forma expresar qué quiero y qué no cuando me relaciono con los demás. “Monstres” habla de mi forma de afrontar mis inseguridades y problemas a nivel mental, que es algo que tampoco nos han enseñado y he necesitado una canción para poder hacerlo.

>¿Dirías que las preocupaciones de tu generación se ven reflejadas en tu música?
Sí, aunque no de forma explícita. Uno de mis últimos referentes en reflejar las preocupaciones sin posicionarse en lo político es Última generació(n), el segundo disco de Tenda. No es necesario ser tan explícito. El subtexto es muy potente. No hace falta gritarle a alguien que se preocupe por su salud mental y cuide su mente, pero a lo mejor escuchar una canción en un momento de inseguridad puede ser el aviso necesario. Hay grupos que introducen su ideología de forma más subliminal a los que se les ha acusado de anteponer la estética de las canciones al mensaje. No debería ser así. El mensaje está ahí, pero no todos los grupos tienen que actuar de la misma forma. La música es una herramienta de expresión que cada uno puede utilizar como quiera y todas las formas son válidas.

>Entonces, ¿consideras que tu música no se posiciona políticamente
No considero mi música como política, pero tengo un posicionamiento muy claro que no me importa expresar. Solo que en mi música expreso las cosas desde otro punto de vista de mi misma. Si me preguntan por qué no hago una canción más reivindicativa puede que sea porque soy más reivindicativa en mi día a día que en mis composiciones.

"El sector de la música está idolatrado, y en realidad está a ras de suelo"

>¿Sigue la música en valenciano ligada a la etiqueta de música reivindicativa?
Nos tenemos que quitar eso de la cabeza. Tardaremos en quitarnos de encima esa etiqueta, pero tenemos que empezar a desvincularnos de la idea de hacer solamente música reivindicativa. Ha habido referentes muy claros de música política en valenciano, porque era necesario hacerla y sigue siéndolo porque necesitamos apoyo y visibilidad y las canciones son herramientas de transformación y comunicación. Escucho música reivindicativa desde los doce años y defiendo que se siga produciendo, pero vincular solamente la música en valenciano a lo político invisibiliza a la que no es así, que cada vez es mayor y se merece su sitio. O en el caso del wrapped de Spotify, el género de nuestras canciones era “música catalana” independientemente de si eran pop, indie, folk, etc. En esa etiqueta cabe desde Zoo a Esther, Tardor, Sandra Monfort, Marala u Oques Grasses. Debemos empezar a quitarnos etiquetas y vincular la música con su género y no solamente con lo político. La música en valenciano es muy variada y hay de muchas formas.

>En su discurso de agradecimiento por el premio a Mejor artista revelación en los Premios Carles Santos, Sandra Monfort denunció la dificultad por programar conciertos de los grupos alejados al mainstream. ¿Coincides con su descontento?
No hay un apoyo igualitario para los artistas que no hacemos música festiva. Nos cuesta mover el culo para ir a un concierto de otro género por lo que las promotoras y la gente que se dedican a cerrar actuaciones, festivales y ciclos se ciñen a la música festiva porque es lo que va a garantizarles dinero. Así que los artistas que no hacemos esa música nos quedamos con oportunidades más secundarias. Las grandes promotoras y organizadores de festivales no quieren grupos emergentes porque no generan. Y esas bandas necesitan ese apoyo para llegar a más gente. Pero es algo que sucede aquí con la música no festiva y a nivel general con los grupos más pequeños. ¿Cuáles son los grupos que han estado haciendo conciertos este verano en el País Valencià? Los mismos que en el cartel del Festivern, pero solo los más grandes. Se ha creado una barrera entre quienes son los “guays” y los que no tanto. Un poco de variedad, que están todo el día tocando los mismos. A veces me da pereza pagar por ver los mismos grupos, y mira que me gustan. Y no será por falta de propuestas...

>¿Cuál es tu propósito musical para 2022?
Disfrutar más el momento que estoy viviendo. Aprender a disfrutarlo día a día. Hay veces que no soy consciente de ello. Termino un concierto y siento que he estado levitando. Tono Hurtado me dice constantemente que viva el presente. Llevo tantos años con la idea de querer dedicarme a la música que ahora que es una realidad siento que voy levitando. Y cuando pongo los pies en el suelo es cuando asimilo qué está pasando. Mi propósito es vivir esos momentos con la realidad que se merecen.