- nomepierdoniuna - https://www.nomepierdoniuna.net -

El imán de Medina Azahara no cubre las previsiones del II Metalterráneo Fest

Manuel Martínez, siempre al frente de Medina Azahara. Foto: Juan Vicent.

La segunda apuesta en este mismo 2019 por el Metalterráneo Fest no ha resultado tan positiva como la organización esperaba. Si en la primera edición el reto de poner en marcha un ambicioso festival metálico cubierto por bandas castellonenses alcanzó la previsión, la apertura con grupos nacionales no ha tenido el mismo efecto. La presencia de Medina Azahara atrajo hasta La Pèrgola un grupo de gente con ganas especiales de ver a la veterana banda cordobesa, pero ese imán tuvo menos efecto a efectos de asistencia y taquilla del previsto por Iván Guía y Lucy -propietarios del pub Abyssmo-, deseosos de que Castelló cuente con un festival metálico con nombre a nivel nacional. Un cartel variado dentro del género, que reunió además el extremismo de Guilles e  [In Mute], el metal progresivo de Abyssmo Metalterráneo y los temas instrumentales de Nomera. La cifra de asistentes no llegó al medio millar en los momentos álgidos, coincidentes con la presencia del cabeza de cartel. Al final de su actuación con Abyssmo Metalterráneo, Iván comunicó desde el escenario que habrá tercera edición. Una vez hechas las cuentas finales habrá que tomar una decisión definitiva.

Medina Azahara está en gira de promoción de su reciente disco Trece rosas, pero su set-list fue un histórico grandes éxitos, comenzando por la inicial "Paseando por la Mezquita", su primer gran hit, allá por 1979, y uno de los himnos de aquel rock andaluz que mezclaba aires del sur con el hard rock o el progresismo anglo. Era evidente que una parte del público había acudido ex profeso para ver en acción al grupo que durante cuatro décadas ha liderado el vocalista Manuel Martínez. Se visualizó en esa imagen previa de espectadores sentados a la espera durante la actuación de Guilles y el contraste, unos minutos después, de pie delante del escenario coreando temas como "Palabras de libertad", "Velocidad" o "Todo tiene su fin" (la mejor recibida).

Paco Ventura y Manuel Martínez, al frente de Medina Azahara. Foto: Juan Vicent.

Poco reflejo de Trece rosas, como el tema homónimo o la balada "Mi pequeño corazón", y sí unas cuantas referencias a la música de otras bandas andaluzas, como la muy coreada "Todo tiene su fin" de Los Módulos, el doble tributo a Triana ("El lago" y "Abre la puerta"), a los precursores Flamenco ("El padre santo de Roma", compuesta por Paco de Lucía) e incluso "El garrotín" dentro de esa larga presentación final de los componentes del grupo, en la que se coló desde algún momento purpleiano a Nirvana o "The final countdown" de Europe, la que provocó más saltos de todo el festival. Durante la actuación llegó un problema de fluido eléctrico en el escenario, volviendo a la normalidad con un largo solo del guitar hero Paco Ventura.

Con [In Mute] arrancó la fase más dura del festival. Foto: Juan Vicent.

Antes de Medina Azahara llegó el tramo más duro de esta segunda edición de Metalterráneo. Las voces guturales hicieron acto de aparición en La Pèrgola con los valencianos  [In Mute], que realizan su primera gira con la serbia Vanja Plavsic (ex Martyrium) como vocalista. Aunque el motivo de su actual tour es la presentación del reciente Chaos Breeder y que muy pronto soltaron sus dos primeros singles, "Beyond death" y "EcceTorment", también dejaron espacio para temas de su anterior Gea, cuando era Steffie quien ocupaba la frontal del escenario ("As we are", "Dance of destruction", "Human obsolescence"). Una actuación bien recibida entre los más duros de los presentes y un tanto incómoda para los amantes del metal más clásico y melódico.

Adri y Sevi (guitarra), de Guilles. Foto: Juan Vicent.

Acto seguido se subió al escenario Guilles. Es una de las bandas más respetadas dentro del sector metálico castellonense y dejó claro el motivo. Centrado en su proyecto paralelo, Annacrusa, el guitarrista Sevi volvió a un escenario con el grupo que fundó veinte años atrás a su llegada a Castelló, en una de esas actuaciones puntuales de la banda de death&roll. No necesitan ensayos. Lo tienen tan claro que se suben a un escenario y dan lo que se espera de ellos. Su repertorio escogió casi a partes iguales temas de sus tres últimos discos: The brigde, Art of defect y el más representado, Harvest of grey days. Además, incluyeron dos de esas canciones que tienen por el momento aparcadas hasta la reactivación total del grupo: "Dirty rags" y "Social justice war". Entre el público se repitieron las sensaciones vividas con [In Mute]: del gusto de los amantes de los sonidos extremos, que lo disfrutaron; y a la vez como un prólogo para quienes habían acudido con el objetivo principal -o exclusivo- para ver a Medina Azahara.

Los largos instrumentales de Nomera pusieron en marcha esta segunda edición. Foto: Juan Vicent.

El festival arrancó con Nomera. El cuarteto valenciano repasó íntegramente su primer disco, Holos, con el añadido de un tema no incluido en esa grabación. Sus largos instrumentales de desarrollos muchas veces progresivos dejaron una buena sensación entre los aproximadamente 150 asistentes desde primera hora, apoyados en un sonido que se puede considerar notable para un espacio tan incómodo a nivel de escucha como es La Pérgola. Fue la empresa valldeuxense Nexe Events la encargada de esta labor, utilizando un equipo de 40.000 vatios, con una pantalla rectangular de 5x3 metros de fondo de escenario.

El saxofonista Tico Portolés acompañó a Abyssmo Metalterráneo, con el organizador del festival, Ivàn Guía, al frente. Foto: Juan Vicent.

Abyssmo Metalterráneo es la banda del organizador del festival, Iván Guía, con dos ex Volumen en sus filas, el teclista Fernando Cuevas y  Ángel Galera, quien sigue demostrando lo buen guitarrista metálico que siempre ha sido. Hasta la fecha este grupo solo ha actuado en este festival, por lo que era su segunda presencia en vivo, con un repertorio de metal progresivo distinto al de su debut en el mes de abril, aunque con la repetición de la versión de "Holy Diver" de Dio. Momento especial el de la recreación de "Son como hormigas" de Barón Rojo, con el saxo de Tico Portolés (Nena Swing y ex Los Rebeldes) más los coros de los integrantes de Nomera.

Primera fila del público en la segunda edición de Metalterráneo. Foto: Juan Vicent.