- nomepierdoniuna - https://www.nomepierdoniuna.net -

DeBigote estrena 'Estuario' con mayúsculas

DeBigote: Víctor Ballester (voz), Raúl Iserte (guitarra y coros), Andrés Amores (guitarra), Alberto Rico (teclados), Sergio Navarro (bajo y coros) y Juan Buonamisis (batería y coros). Colaboraciones: José Óscar Carregi, Gahs (piano en “Jorge y Víctor”) y David Bueno (piano y coros en “Comprarte un continente”). Presentación de Estuario. Viernes 16 de abril de 2014 (20:25). Sala Four Seasons (Castellón). Unas 140 personas. Entradas: 6 euros o 10 (con CD). Duración: 1 hora y 10 minutos.

Un concierto de minúsculas y mayúsculas y un final escrito en letra de caja alta. Así transcurrió la presentación de Estuario, el disco que acaba de editar deBigote y con el que aspiran a dar un importante salto hacia adelante, incluida la participación en festivales de renombre. Por el momento, hay que destacar que metieron a unas 140 personas en Four Seasons y que finalizaron la hora y diez minutos con el público aplaudiendo con ganas y pidiendo un bis que no llegó.

DeBigote cubre un espacio deshabitado en la amplia y variada escena castellonense. Apuesta por un pop sinuoso, elegante, de tonalidades suaves y con una aspiración bailable. Cada elemento del grupo se hace notar, pero sin estridencias (aunque costó ajustar el sonido durante el concierto) y evitando que ninguno domine a nivel sonoro sobre el resto. A nivel escénico, forma con dos líneas, con el buen bajista Sergio Navarro (ex Arkanoid y ahora en los experimentales Cucharacuchillo) en la primera haciendo coros al lado de Víctor Ballester y con el guitarrista Raúl Iserte en el otro flanco (aportando sus voces), dejando más escondidos al otro guitarra, Andrés Amores –cada vez más importante a nivel de composición-, Juan Buonamisis y Alberto Rico, cuyos teclados ayudan a proporcionar reposo en unos casos, climas atmosféricos en otros y empujando el componente bailable cuando lo requiere.

El de esta presentación es la segunda actuación de los deBigote desde que se unió Sergio Navarro en sustitución de David Bueno. Y su avance a lo largo de los 70 minutos es similar al de las canciones ‘prototipo’ del grupo (sobre todo las más antiguas): in crescendos a partir de arranques suaves. Tal vez el sonido que tardó un poco en ajustarse, tal vez los nervios por la presentación, tal vez que no se han prodigado mucho en los escenarios en los últimos meses, tal vez que era el debut en Castellón del reformado sexto o, simplemente que los conciertos suelen ir a más, fue un concierto en línea ascendente a partir de un inicio cumplidor. También hay que apuntar que en el arranque se incluyeron cuatro temas del nuevo CD, que el público había adquirido justo en el momento de entrar, por lo que salvo alguna escucha de temas concretos a través de internet, el contenido del mismo era nuevo.

“Pop piloso” y “Modular” hicieron que el concierto subiera un peldaño, con ese atractivo final de la segunda tras un cambio total del ritmo que proporciona una tonalidad atmosférica dominada por las guitarras, con un Víctor en una especie de baile flotante. “Comprarte un continente”, con la participación de David Bueno, dejó otra marca en los highlights, antes de recordar otro de los temas más antiguos, "Todo lo que deseas", con ese ritmo en ascenso característico de las primeras composiciones.

Víctor Ballester, con un dildo. Foto: Carme Ripollès (ACF).

Sorprendió la inclusión de la lenta “Nueve” tan hacia el final del concierto. Llegó tras la inédita "Andrés y el amor" y en ese momento la atención de una parte público se había ahogado entre charlas, por lo que Víctor tuvo que pedir un poco de silencio ("entre otras cosas, porque habéis pagado”) y funcionó su llamamiento. Visto el final del concierto, se entiende que este “Nueve” es un rellano antes de la escalada final con las rítmicas “No os lo perdáis” y “Dona Diva”, una oda a la mujer luchadora y con personalidad (“Sabes que es bueno combinar roles de lucha y un tacón letal”), que apunta a hit dentro de su discografía.

Público ganado, y con intención de recibir más. Dudas sobre el escenario. Víctor parece que tiene ganas de continuar, pese a haber agotado el repertorio preparado. Alguna versión en la recámara. Que sí, que no. El grupo parece preferir dejarlo con el buen sabor de “Dona diva” y el público se queda esperando la respuesta del grupo… pero no, no hay más. Eso sí, recibe un pene de plástico lanzado por el cantante que se había subido al escenario. Sonrisas, charlas y firma de CDs durante bastante tiempo después. Señales de un concierto bien resuelto.

DeBigote, en la presentación de 'Estuario' en el Four Seasons. Foto: Carme Ripollès (ACF).