- nomepierdoniuna - https://www.nomepierdoniuna.net -

Cómo será la vuelta del Rototom Sunsplash

Iseo & Dodosound, entre los conciertos que cerrarán el Main Stage del Rototom el lunes 22.

El Rototom Sunsplash fue de los últimos festivales en anunciar que suspendían su edición de 2020. Lo hizo con un “seguimos unidos familia” en su comunicado y dejaba la agenda de festivales de música vacía. También a nosotrxs mismxs, que cada vez éramos más conscientes de que la pandemia no iba a ser cosa de un par de meses… Pero es que tampoco nos imaginábamos un Rototom sin abrazos, sin mezclarnos, sin -como explicábamos en este vídeo- que la música nos agitase para volver a tenernos. Había que esperar. Ahora, dos veranos después, el festival de reggae volverá a agitar el recinto de festivales de Benicàssim con su 27ª edición del 16 al 22 de agosto. El abono para toda la semana se puede adquirir online a partir de 200 euros. Además, si lo prefieres, en su web también hay disponibles (a precio inferior que en taquilla) entradas de un solo día a partir de 38 euros o mini abonos (2 días o más) a partir de 70 euros.

Ya te adelantamos que el Rototom Sunsplash no te lo acabas entero: más de 80 conciertos y pinchadas entre cuatro escenarios y dos clubs nocturnos; además de la programación extramusical dividida en 12 áreas (aparte de las actividades en el chiringuito Solé Rototom Beach, la SunBeach del festival). Vamos, que no te lo acabas, pero justo eso es lo que menos importa del festival. El Rototom tiene una identidad propia que evoluciona con el propio festival y que lo diferencia del resto. Es música y cultura reggae que mira hacia el mundo y que, de paso, nos muestra lo importante que es que no estemos todo el día mirándonos a nosotros mismos. Tanto con la selección del cartel como en las actividades que visten el resto de los espacios, se respira la esencia que persigue el festival desde sus inicios: paz, respeto e igualdad. Y todo esto se refleja en su público: internacional y tan ecléctico como su cartel (puedes consultar el cartel por días aquí).

Y para muestra un botón, así que te contamos en 7 puntos cómo será el Rototom Sunsplash 2022:

1.Main Stage de grandes referencias reggae. De los Marley a los Morgan

El escenario principal del Rototom siempre es la oportunidad perfecta para ver en directo a auténticas referencias del género. A algunos de estos nombres ya los hemos visto desfilar antes por el festival, pero ¿quién se puede cansar de ver en directo a The Abyssinians, Africa Unite o Luciano? Este verano el festival también nos acerca el mensaje de un particular Clinton Fearon; al cantante jamaicano de roots reggae Burning Spear; a Horace Andy y su estilo vocal en falsete y defensa de las raíces a través de sus canciones; la nueva generación de The Skatalites, maestros de la música ska; o volver a ese sonido reggae de los 90’s de la mano de Morgan Heritage, una de las últimas familias de la música reggae junto a los Marley.

Hablando de Marley, repite en el festival -y esperamos que deje el mismo buen sabor de boca que en ediciones anteriores- Damian ‘Jr. Gong’ Marley, capaz de llevar el reggae tradicional hacia sonoridades más modernas; y Julian Marley, que sigue la estela más roots de su padre y que en Benicàssim estará acompañado por The Uprising.

Damian Marley en el Rototom Sunsplash 2016. Foto: Adrián Morote.

El Main Stage también beberá de otros géneros. El acento dub, por ejemplo, lo pondrá el soundystem francés O.B.F. (Original Bass Foundation), que además llevan show pensado para el festival en el que participarán otros artistas como Belen Natalí, Sr. Wilson, Charlie P y Junior Roy. Y acercándonos un poco más al hip hop: L’Entourloop, amantes del vinilo y, como ya demostraron en 2019, de saber hacer buenos cócteles de dub, reggae, hip hop y funk.

Por el Main Stage también pasarán nombres que son ya clásicos, pero del festival: desde los italianos Alborosie y Mellow Mood, que llevan show junto a los madrileños Emeterians, hasta Morodo. Destacable también el paso por el Rototom de Davido, una muestra clara de la apuesta del festival por el afrobeat. También sorprende leer el nombre del artista dancehall Sean Paul, que en 2014 dejó uno de los peores directos que hemos visto en el festival… Le daremos otra oportunidad.

Sobredosis de raggamuffin con Alborosie en 2016. Foto: Pau Bellido (hoyoyo.es).

También un cambio de cartel de última hora debido a la cancelación de la gira europea de Black Uhuru, tal y como ha anunciado el festival, la mítica banda jamaicana no actuará este año en Benicàssim. Pero el Rototom tiene plan b, y es que se suma al cartel el también jamaicano Eek-A-Mouse, uno de los primeros artistas singjay (canto vocal del reggae que combina toasting y canto)

2. Reggae, por mujeres

Pero tampoco nos vamos a engañar y, sobre todo si hablamos de grandes referencias, es complicado encontrar nombres femeninos, tanto en la escena como en el propio cartel del festival. Aún así, poco a poco, en cada edición el Rototom apuesta por visibilizar a las mujeres de la escena, tanto de la música reggae como de géneros cercanos como el dancehall, afrobeat, hip hop, soul… Por su escenario principal, además de los ya destacados, pasará la jamaicana Hempress Sativa, conocida en la escena por valerse del roots reggae más tradicional para llevarlo hacia ritmos del hip hop, afrobeat y r&b; Mala Rodríguez, una de las raperas nacionales más importantes de la escena en España; el dúo liderado por Iseo, que junto a Dodosound sabe a la perfección como poner del revés el festival; y talentos emergentes, como el de Aza Lineage.

El Lion Stage no se queda atrás, y propone nombres tan potentes como el de La Dame Blanche, entre la música cubana y la jamaicana, apuesta por el reggae, el hip hop, el dancehall y la cumbia (casi nada). Sobre influencias y representando la naturaleza multicultural de la música moderna, nombres como el de la cantante y actriz KT Gorique o la escocesa con ascendencia india Soom T. Y si de tal palo tal astilla, normal que Nkulee Dube, hija del conocido artista reggae sudafricano Lucky Dube, haya seguido el camino de su padre, pero acercándose también al jazz y el soul; o Xana Romeo, que, mientras su padre Max Romeo, destacado cantante reggae, pisa el escenario principal, ella llevará su impecable voz al Lion Stage. El cartel sigue sumando con la cantautora Samora, que debutará en Benicàssim poco antes de estrenar su próximo disco; el proyecto capitaneado por la cantante y compositora Dub Princess junto a Hotsteppas y el “Good vibes” de Balkan Paradise Orchestra, banda compuesta por instrumentistas de viento de Barcelona que ha preparado un concierto especial para el festival en el que, además de temas propios, interpretarán clásicos reggae y ska junto a otros artistas (Travis Birds, Tribade, Maruja Limón y Santa Salut).

3. El rugido del Lion Stage (y del resto de escenarios)

El escenario secundario del Rototom es como poder hacer un viaje rápido por todas las sonoridades que puede tener el reggae en distintos puntos del mundo. Desde una de las referencias de la escena reggae y dancehall francesa Tiwony hasta los estadounidenses Soul Rebel Project, la combinación italiana de Lion D y Raphael, el productor y selector griego Blend Mishkin o la apuesta desde Reino Unido de Natty y los galeses Captain Accident. También desde Jamaica, Iqulah Rastafari; o desde la isla del Caribe Martinica -afincado en Francia- y con un fuerte vínculo con el festival Yaniss Odua. La escena nacional estará representada por nombres como el de Jahsta, Chill Mafia, Phango Heavy Dub y Auxili. Y representando la escena local, el dúo formado por Fakir y Kawak.

El Main y Lion Stage se completan con las programaciones de la Dub Academy, espacio gobernado por las imponentes torres de sonido y vibraciones dub; y el Dance Hall, el sitio en el que es imposible no bailar (y hasta quemarse).

4. African Village se convierte en Jamkunda (de día) y Voodoo (de noche)

Una de las novedades de esta edición es que el African Village se convierte en Jamkunda (pueblo de los Baobabs), espacio que sigue apostando por visibilizar lo afro y la cultura africana y a la comunidad afrodescendiente a través de la música, los encuentros culturales y el diálogo: la ceremonia del té, propuestas artísticas, debates, talleres… En las últimas ediciones, este espacio ha adquirido cada vez más relevancia y su actividad ha ido aumentando, despertando gran interés por parte del público. Ahora, el Rototom apuesta por darle una seña definitiva dentro del festival.

Y no es la única novedad, ya que Jamkunda por las noches se convertirá en un club de baile de la mano del colectivo Voodoo, proyecto artístico del diseñador de moda y músico Wekaforé Jibril con gran reconocimiento en Barcelona y con el que se promoverá la música africana dentro del festival.

5. Mucho más que un cartel musical: Foro Social (y más)

Si hablamos de la programación extramusical, el Foro Social es uno de los espacios que mayor peso se lleva en la programación. Espacio pensado para el debate y el intercambio de opiniones y de ideas. Este verano, centrado en el lema de esta edición del festival: “We must change the world” (debemos cambiar el mundo), y dividiendo su programación entre sus habituales debates y documentales (seguidas también de otro debate relacionado con la proyección).

En el Foro Social entrará el debate de la emergencia climática (“¿Decrecemos, o decrecemos?”) junto al investigador científico Antonio Turiel, el campesino y divulgador científico Joquín Araújo, el periodista, guionista y activista Juan Bordera y el biólogo y director de documentales Luis Picazo Casariego; un análisis crítico de la geopolítica actual a raíz de la guerra en Ucrania con las periodistas Olga Rodíguez, Miquel Ramos, Irene Zugasti e Inna Afinogenova en “El reto de la paz”, entre otros debates; o, entre otros, "Cárcel y sociedad: reimaginando la justicia" con la profesora y periodista Baz Dreisinger, la artista Diana Reggaeshantuy, la educadora social Mireia Pepiol y The Skatalites. En cuanto a las proyecciones, encontramos “El poder del fotoperiodismo en la acción humanitaria” junto a los fotoperiodistas Juan Carlos Tomasi y Pedro Armestre; “Mesa para 3”, cortometraje seguido de un debate sobre el derecho a alimentarnos con dignidad; o el documental “Esperanza”, con el periodista y podcaster Bruno Sokolowicz, el capitán de barco de Greenpeace Joel Stewart y la activista Sara Pizzinato en un diálogo al finalizar.

Pero el Foro Social no es la única área extramusical del festival, otro de los puntos calientes cada tarde es la Reggae University, espacio pensado como encuentro entre público, artistas, académicos, periodistas especializados, etc.; y por donde pasarán los artistas Clinton Fearon para hablar sobre música reggae y mensaje rastafari, Julian Marley en formato entrevista-conversación, o el diálogo entre Iration Steppas y O.B.F para reflexionar sobre el dub; también se hablará sobre reggae y dancehall en África y se proyectarán distintas películas.

La Social Art Gallery tomando forma a la vez que avanza el festival. Foto: Carme Ripollès (ACF).

El mapa del Rototom se completa con las áreas Jamkunda, Pachamama (espacio dedicado a la conexión con la Madre Tierra), House of Rastafari (punto de encuentro de la cultura rasta), la actividad creativa y en vivo en la Social Art Gallery, el Mercado ArteSano (con programación de talleres), No Profit (voluntariado, cooperación, solidaridad, etc.), el Mercado, toda el área de restauración y los espacios pensados para público infantil y familiar (Mágico Mundo, Rototom Circus) y para jóvenes (Teen Yard). Puedes consultar la programación de cada área en este enlace.

6. Compromiso Km 0

Además de hacerlo a través de la selección de artistas de su cartel o con su programación extramusical, el Rototom también mantiene su compromiso como festival trabajando en cada edición por ser lo más sostenible posible y colaborando con su entorno. Lo hace cada año llevando un trozo del festival al Centro Penitenciario de Albocàsser, pero este año, además, se activará un sistema de donaciones a través de los vasos reutilizables que irá destinado al proyecto “El VIH también salva vidas” impulsado por las asociaciones Conquistando Escalones y CASDA (Asociación Ciudadana contra el SIDA de Castellón). El objetivo es recaudar fondos para el desarrollo del primer ensayo clínino en humanos de un posible tratamiento para la Distrofia Musculas de cinturas 1F/D2 (mutación genética que les inmuniza frente al VIH).

Además, esta acción se suma a la colaboración del festival con el Banco de Alimentos de Castellón a través de FoodRation4All y el proyecto Nadie Sin Su Ración Diaria, app desarrollada por Cuatroochenta, tecnológica que edita Nomepierdoniuna, y que permitirá la donación simbólica de alimentos a través de aportaciones económicas que se podrán hacer en los tótems que se encontrarán por el recinto.

7. El Rototom en un solo día (o más)

Al final, el Rototom es una experiencia que gira alrededor de sus actividades y conciertos. Es la posibilidad de, sin tener que ir muy lejos, poder conocer otras culturas y otras formas de ver el mundo. De evadirte para, precisamente, ser más consciente de lo que nos rodea. Es por esto que el festival no solo apuesta por una experiencia en su totalidad, sino que permite que el público pueda acercarse al festival y disfrutar de su esencia en dosis reducidas y adaptadas a través de la venta de entradas de único día o sus mini abonos (ambas con posibilidad de camping). Una de las facilidades para que el festival pueda cuadrar en los planes de verano de cualquiera.

Además, la entrada es gratuita para menores de 13 años, jubilados/as (que hayan cumplido los 65 años) y para personas que superen un 65% de discapacidad. También hay descuento para personas empadronadas en Benicàssim y precio especial de la entrada (10 euros) para personas desempleadas en Castellón el lunes 22.

Rototom vibes. Foto: Carme Ripollès (ACF).