- nomepierdoniuna - https://www.nomepierdoniuna.net -

Castellón se hace grande con los metrajes más cortos

Vicente Bonet, director del cortometraje 'Sputnik'.

Detrás de las cámaras. Allí es donde, parece, Castellón se hace grande. Muestra de ello son los éxitos que la productora Suica Films del alqueriense Rafa Molés ha conseguido en los últimos años, precandidaturas a los Goya incluidos. Pero más allá del documental, el cortometraje se destaca como otro de los bastiones del cine castellonense. La brevedad parece sentar bien en La Plana. Pocos minutos de mucha calidad y significado hacen que la provincia se vista de gala con el arte audiovisual más entallado para recoger unos galardones que no dejan de llegar. El renombrado Festival de Cine de La Almunia así lo corrobora, otorgando estatuillas al nulense Vicente Bonet y al vila-realense Sergi González. De Benicàssim es Román Rubert, que arrasa con todo tipo de premios con su último proyecto. Tres artistas del audiovisual que triunfan en toda España.

El festival de Zaragoza, considerada cantera de los Goya, otorgó a Sputnik de Vicente Bonet el premio al mejor cortometraje. Pero el papel del de Nules en el proyecto va más allá de la dirección. Es escritor, productor y editor del mismo. El film, que termina de ganar el #BlogosDeOro al mejor cortometraje, cuenta la historia Yuri Gagarin, primera persona en realizar un vuelo espacial de la historia, y ya ha cosechado más de 20 premios de toda índole. Destacan los galardones de la última edición de Cineculpable de Vila-real y el primer festival Fes Oh! Curt del municipio natal de Bonet, Nules.

Pero el éxito de director no es repentino, tanto que su anterior proyecto, la comedia Miniaturas, llegó a acumular una decena de premos. Años de buen hacer ya hace que llevan su nombre por toda España. Igual que ocurre con el otro castellonense premiado en Zaragoza, el guionista Sergi González. Con el premio al mejor guión por Será nuestro secreto, el de Vila-real lleva desde 2006 consiguiendo todo tipo de reconocimientos. entre los más recientes, el del Festival de Navarra Tierra de Cine por Ya no quedan domingos y el Premio Andaia al mejor corto por Ni dos, ni cuatro, film con el que también consiguió el premio a Mejor Cortometraje Documental en el Festival Internacional de Cine de Santa Cruz de Bolivia.

Así, Castellón estuvo presente en Zaragoza. Y, por extensión, en España. Pero con la ficción experimental de Román Rubert en Requembarren, va más allá. Entre sus últimas conquistas destacan su selección por parte del AMIIWorkFes de Lituania, un "Award of Excellence" en el Southern Shorts Awards de Georgia, semifinalista en Los Ángeles CineFest y un galardón al mejor diseño de sonido por parte de la European Cinematography Awards. Innumerables premios para un obra empeñada en proyectarse por todo el planeta.

Calidad y pasión tras la cámaras desde Vila-real, Benicàssim y Nules. Tres municipios, cuna de creadores que saben hablar, mucho y bien, con el lenguaje característico del metraje más corto. González, Rubert y Bonet, creadores audiovisuales a los que solo se les puede dar la enhorabuena y esperar que sigan trabajando al mismo nivel para seguir poniendo el cortometraje castellonense en primera plana del panorama nacional.

'Requembarren' de Román Rubert, en blanco y negro y hacia toda Europa.