- nomepierdoniuna - https://www.nomepierdoniuna.net -

Alfredo Llopico explica el regreso de la Fundació Caixa Castelló en otoño con ideas claras: "La cultura genera riqueza y suscita el pensamiento crítico"

Alfredo Llopico, de frente, durante el homenaje a la Galería Cànem en la Sala San Miguel. Foto: Ángel Sánchez (ACF).

>¿Qué tipo de acciones sociales habéis llevado a cabo durante el período de confinamiento?
La situación de emergencia derivada de la pandemia ha hecho que el consumo cultural se restringiera a la privacidad de los hogares. Ante este panorama, desde la Fundació Caixa Castelló hemos decidido enfocar nuestro trabajo en las iniciativas de carácter social, relegando temporalmente a un segundo plano las acciones relativas al ámbito cultural y medioambiental. La detención de la actividad económica ha generado unas necesidades sociales cuya satisfacción era necesario priorizar y estamos trabajando para mejorar la situación de los ciudadanos. Hemos apoyado económicamente a entidades cuya reputación está avalada por su trayectoria y seriedad en relación a las proyectos que desarrollan, como por ejemplo Cruz Roja y Cáritas. Tenemos garantías de que estas organizaciones van a gestionar el dinero donado de la forma más transparente y justa posible, dado que las circunstancias del contexto en que vivimos así lo exigen.

"¿Puedes imaginarte que hubiera sido de la vida de millones de personas recluidas durante semanas sin tener acceso a la literatura, el cine o la música?"

>¿Crees que el confinamiento ha revalorizado el peso de la cultura en la sociedad?
La pandemia ha puesto en evidencia la importancia del consumo cultural. ¿Puedes imaginarte que hubiera sido de la vida de millones de personas recluidas durante semanas sin tener acceso a la literatura, el cine o la música? La urgencia con la que se está recuperando la actividad económica de bares y restaurantes debería complementarse con la reapertura de los espacios culturales bajo las normativas sanitarias que estimen necesarias las autoridades competentes. La cultura genera riqueza y es un sector fundamental del Producto Interior Bruto de este país. Además, el consumo de la cultura también produce otro tipo de riqueza de carácter mental. La cultura suscita el pensamiento crítico y este ocasiona individuos libres en la sociedad.

>¿Los centros culturales de la fundación permanecen cerrados y sin ningún tipo de actividad?
De cara al público, nuestros edificios están clausurados hasta que finalice la temporada de verano. Sin embargo, estamos realizando reformas para adecuar y renovar nuestras instalaciones. A pesar de que los centros culturales están adaptados a la normativa vigente, todo es susceptible de mejora. Del mismo modo que muchas familias han empleado las semanas de confinamiento para reorganizar sus viviendas y hacer una limpieza a fondo, la Fundació Caixa Castelló ha aprovechado la paralización de la actividad cultural para hacer una puesta a punto de la Sala San Miguel, la Casa Abadía y el Edificio Hucha.

Obra de la exposición 'Monocromos' en la Sala San Miguel de Castelló. Foto: Carme Ripollès (ACF).

"La cultura suscita el pensamiento crítico y este ocasiona individuos libres en la sociedad"

>¿Puedes anticiparnos las líneas maestras del programa cultural que se va a llevar a cabo a partir de septiembre?
El eje temático en torno al que se van a estructurar los eventos culturales del trimestre de otoño es la reflexión sobre la contaminación medioambiental. En septiembre se exhibirá en la Sala San Miguel la exposición 'La deriva de un gesto postromántico'. Esta obra del autor valenciano Hugo Martínez-Tormo visibiliza la enorme cantidad de residuos que acaban esparcidos por los parajes naturales terrestres y acuáticos y pretende estimular la concienciación de la audiencia sobre la magnitud de la contaminación. La Sala San Miguel es el buque insignia de la fundación, es un espacio de reflexión sobre la contemporaneidad. El artista vive en sociedad y a través del arte analiza los problemas que afectan al conjunto de la ciudadanía.

En la misma línea temática, pero con un enfoque adaptado a un espectador más infantil también vamos a organizar 'Green Planet', un espectáculo de marionetas que se centra en la educación medioambiental de los más pequeños. Desde la fundación se apuesta por generar nuevos públicos para la cultura a través de los ciclos de artes escénicas como el 'Cuentacuentahucha'. Este tipo de circuitos culturales otorgan la oportunidad a los jóvenes de descubrir y experimentar por primera vez la magia del teatro y el cine. Adaptamos las actividades de la programación a las necesidades y el interés de los niños y adolescentes. El planteamiento de un evento cultural debe configurarse en base al público al que pretendemos dirigirnos.

A pesar de que no se ha fijado una fecha concreta, desde la Fundació Caixa Castelló tenemos previsto para este otoño invitar al ciclo de conferencias al maestro, actor y escritor Pablo Pineda. Para esta serie de ponencias convocamos a hombres y mujeres que destacan por su compromiso social a través de su trabajo. De modo que la presencia de Pablo Pineda puede ser provechosa para transmitir el valor de la riqueza de la diversidad, la integración y el esfuerzo. La idea de la fundación es que el orador realice una conferencia para todos los públicos, pero también prepare otra charla adaptada al público infantil.

"Nos hemos centrado en quién es el artista invitado y cuánta gente va a venir a contemplar su obra. Pero esta tendencia no nos conduce a ninguna parte"

>En una entrevista que te hicimos en enero de 2019 remarcaste la necesidad de impulsar a los artistas de Castellón más allá de la provincia. ¿Habéis conseguido exportar el talento de la terreta?
En nuestro territorio hay una serie de creadores que, indiscutiblemente, están confeccionando una labor artística encomiable y uno de los objetivos de la fundación es proyectar su arte hacía el exterior. Junto con la ayuda de otras organizaciones como la Universitat Jaume I, hemos conseguido que el polifacético artista castellonense Carles Santos pueda exponer su obra -'Pasión por el minimalismo'- en el Museo de Arte Contemporáneo de Bulgaria.

>¿La pandemia te ha hecho reflexionar sobre las líneas futuras de las acciones de la Fundació Caixa Castelló?
Desde el 2017 la fundación se haya inmersa en un proceso de rediseño de la orientación de las actividades culturales que organiza. Sin embargo, la COVID-19 ha logrado más en unos pocos meses que todo nuestro trabajo y empeño durante estos últimos años. Muchas instituciones culturales, entre las que incluyo a la Fundació Caixa Castelló, han estado prisioneras de la cantidad y han olvidado el factor de la calidad. Nos hemos centrado en quién es el artista invitado y cuánta gente va a venir a contemplar su obra. Pero esta tendencia no nos conduce a ninguna parte, no genera una propuesta de calidad. Nos tenemos que plantear por qué organizamos un evento cultural y qué nos aporta a nivel social e individual.

Daniel Sánchez Arévalo durante la presentación de su novela en el Edicificio Hucha de Castellón. Foto: Fundación Caja Castellón.