- nomepierdoniuna - https://www.nomepierdoniuna.net -

TanStuPids. ¡Qué noche la de aquel día!

Diego Barberà, Tico Porcar y Joan Villalonga, durante la actuación en The Cavern.

Cuenta la leyenda que entre febrero de 1961 y agosto de 1963 unos jóvenes The Beatles protagonizaron 292 conciertos en The Cavern de su Liverpool natal tras haber puesto fin a su etapa en Hamburgo (Alemania). Allí les descubrió Brian Epstein, quien dio su nombre al productor George Martin (del sello Parlophone) para que les hiciese una prueba. El resto ya es Historia del pop y del rock con letras mayúsculas. Por ese motivo, el nombre de The Cavern (aunque el original cerró en 1973 y el actual, también en Matthew Street, es una réplica del local derruido) siempre figurará en un lugar destacado de cualquier enciclopedia (o modesto manual) de la música moderna. Fab Four aparte, por su escenario también han pasado The Rolling Stones, The Kinks, Queen, Elton John, The Yardbirds… y hoy en día mantiene una programación de directos continua y bien surtida. Desde el pasado 17 de mayo, un nombre más que añadir en el vasto listado: TanStuPids, uno de los primeros grupos con músicos castellonenses que actúa el célebre club y uno de los primeros interpretando sus canciones en valenciano. El motivo fue la participación en The International Pop Overthrow Festival, un evento que organiza David Bash en ciudades de Estados Unidos, Cañadá y Gran Bretaña con varios días de duración y que reúne en cada uno de ellos un cartel formado entre 25 y 180 grupos de todo el mundo.

Recién estrenado Plou, su segundo disco de pop alternativo en valenciano, finalista en la categoría Millor Disc de Pop de los Premis Ovidi Montllor 2014, esta actuación en The Cavern supone para TanStuPids una fuerte inyección de moral de cara al futuro del trío y un recuerdo que quedará marcado para siempre en las mentes de Joan Villalonga (teclados y voz), Diego Barberà (bajo y voz) y Tico Porcar (batería y coros). Y es que no todos pueden presumir de haber actuado en "The most famous club in the world!" (como reza su lema), con una pequeña coda unas horas después en The Cavern Pub, sito justo delante del club del que toma el nombre. Ahora Joan cambia el teclado del piano por el del ordenador para explicar su “A hard day’s night”, como cantaba John Lennon con los Beatles o, en este caso, “A happy day’s night”.

Joan, flipando sobre el escenario mientras Diego se apaña con los cables.

>El contacto inicial
David Bash se dedica a escuchar grupos a través de Bandcamp con la finalidad de organizar festivales por Estados Unidos y Gran Bretaña. Nos escuchó y le gustaron nuestras canciones. Nos envió un correo electrónico y simplemente le dijimos que sí.

>Las horas previas al concierto 
Llegamos a Liverpool a la hora de comer y lo hicimos en un típico pub inglés. Después nos fuimos al hotel y a continuación a buscar al compañero del grupo Octubre, de Caravaca (Murcia), porque habíamos quedado con él para que nos prestase el bajo. Fue increíble, porque no nos conocíamos de nada, contactamos por teléfono y nos dijo que, sin ningún problema, podríamos tocar con su bajo.

>El equipo
La organización se encargaba de proporcionar todos los instrumentos, excepto el bajo. La batería, el teclado y los amplificadores los ponían ellos. ¡Genial! Fuimos a Liverpool sin nada. Allí estaba todo. (La batería era una Ludwig como la empleada por Ringo Starr y el bajo un Höfner ‘violin bass’ semejante al mítico de Paul McCartney).

>Sobre el escenario (inicio a las 19:00, hora inglesa)
Al principio no te hacías una idea de dónde estabas. Era un escenario como otro cualquiera cuando lo preparábamos todo. Sin embargo, al empezar a tocar, te dabas cuenta de dónde estabas. Ahora flipas cuando te ves en las fotos y te crees de verdad que has estado en The Cavern.

>El público

Una chica japonesa asistente al concierto fotografía al trío castellonense.

Turistas, aficionados a la música, jóvenes de Liverpool, más nuestras parejas y cuatro amigos de Castellón que aprovecharon un viaje para vernos. También fue genial para ellos. Unos catalanes fliparon cuando se dieron cuenta de que cantábamos en su lengua. Al principio creían que era un efecto de la cerveza, pero después disfrutaron mucho con el concierto. La energía del local se transmite y la gente te hace sentir como si estuvieses a principios de los 60.

>El repertorio
Todos los temas fueron propios; eso lo teníamos claro. No creímos que el festival fuese un evento apropiado para tocar temas de los Beatles, pero sí que hicimos una selección de las canciones más sixties que tenemos. (El repertorio fue el siguiente: “Tot el món”, “Com pot ser”, “Plou”, “Blau”, “Ulls”, “Tan estúpids”, “Pensa” y “Crida fort”).

>Al final del concierto
Nada más acabar nos encontramos con una chica japonesa que nos quería hacer fotos. Pensé: “Ya está. He actuado en The Cavern. Hay sueños que se cumplen”.

>Dos semanas después
No hay ningún día en que hay alguien no nos pregunte por la experiencia; por eso la estoy recordando continuamente. Aunque creo que la recordaré toda la vida como si fuese ayer.

>¿Volveréis?
Tomorrow never knows.

>Anécdota
En el blog de TanStuPids hemos incluido una foto tomada en el puerto de Liverpool dedicada a Nomepierdoniuna y al título del artículo publicado el mes pasado. Diego vio el paraguas en mi coche de camino al aeropuerto y lo cogió para la foto.

Fotografía de TanStuPids con paraguas tomada en el puerto de Liverpool como dedicatoria a Nomepierdoniuna.