- nomepierdoniuna - https://www.nomepierdoniuna.net -

Svetlanas y sus 'middle fingers' alborotan el Bestialc

Olga Svetlana. Foto: Jesús Abilio Palomo.

"Svetlanas han estado brutales ¡Qué actitud y energía!". "Svetlanas son todo fuerza, pero para grupazo, CaboVerde". "CaboVerde no me acaba. Me parece lineal". "No acabo de captar la onda de Jarrah Ma, pero no está mal para esta hora de la tarde". "Con Sister Cookie y Jarrah Ma le está costando arrancar este año al festival". "¡Qué bien ha cantado Sister Cookie! Tengo ganas de verla esta noche con banda". "La Perla está bien para escucharlas relajadamente de tarde, pero ahora ha cortado el ritmo".  "No conocía de nada a La Perla y me han hecho hasta bailar". "¿Quiénes son Orugritas? ¿Son de aquí? Me han parecido muy buenos. La revelación de esta edición". "Hasta ahora ha estado bien, pero llegan The Jackets, y eso es calidad". "El cartel de este año no me gusta mucho... pero es el Bestialc, mi festival preferido".

Esas divergentes frases se escucharon el sábado 15 de junio en las doce horas que duró la 24ª edición del Bestialc, en la zona verde de la Pista Jardín de l'Alcora. No son nuevas. Reflejan la disparidad de opiniones de un evento anual muy abierto estilísticamente que, por su propia línea programática, ya se presta a contentar gustos personales por momentos y provocar indiferencia en otros. Pero en la suma acaba dejando un buen sabor de boca, lo que provoca la existencia de fans del propio Bestialc en sí... junto a los que, 24 años después, lo acaban de descubrir, llevándose una buena impresión de todo lo que engloba. Y es que Germán Albero y Vicky Hernández -al frente del equipo de Radio DSK 108.0 FM l'Alcora- tienen un buen radar programador basado en su amplitud de gustos estilísticos y su conocimiento del underground. Sorprenden un año sí y al siguiente también, consiguiendo además que el festival sea cada vez más internacional. Acertaron años atrás trasladando el Bestialc del final de verano al inicio y más recientemente abandonando el gran escenario de obra por los dos más pequeños en la acogedora zona verde para los cientos de espectadores que en todo momento se concentran en ese espacio.

Una seña de identidad del Bestialc es el retraso horario. Da igual que el primer grupo previsto, Sexy Sugar, no pueda actuar por la imposibilidad de desplazamiento de uno de sus componentes. A media tarde la hora de retraso ya está ahí. Ni tampoco falta uno de esos proyectos que involucran a alguno de los hermanos Albero con otros músicos de l'Alcora y que, tal vez, no pase de ese día: Natur Zutaten, interpretando canciones de los proyectos de cada uno de sus miembros. Más alcorinos, estos ya con recorrido, Yei Yi & Co, con su propuesta jazzística, dejando claro que en el Bestialc caben todas las sonoridades.

Desde Londres, Sister Cookie, una cantante con relación indirecta con Castelló, por poner voz a dos singles de los MFC Chicken (grupo reverenciado en el Sant Antoni Pop de Betxí, por ejemplo), que quiso protagonizar una primera actuación en solitario. A continuación tomó el escenario Jarrah Ma, desde Australia, una de esas sorpresas en cuanto a nombre, procedencia y estilo, dando lugar a una actuación relajada a base de voz, guitarra, teclas y batería que levantó más sorpresa que entusiasmo.

Todo lo contrario ocurrió con Svetlanas. A través de la asociación Underground Revolution se gestó la llegada del grupo que lidera Olga Svetlana, rusa emigrada a Italia por su actitud crítica con el gobierno de Putin. Una actitud explosiva que quedó de manifiesto en el escenario pequeño del Bestialc. Un concierto de middle fingers al aire que provocó el delirio de muchos de los presentes, principalmente de los integrantes de Underground Revolution, quienes saltaban delante del escenario al ritmo de temas tan adrenalíticos como "This is Moscow not LA". Actitud punk, canciones sin freno que invitan a corear "Let's get drunk" por parte de un público incitado en todo momento a ser partícipe de la descarga. Un grupo que guste más o menos, resulta tan explosivo que no puede dejar a nadie indiferente.

CaboVerde es de Madrid (el proyecto de Juan Blas, ex Nothink), pero tiene un cuarto de alcorino, a través del guitarrista Pablo Ponz. Repaso íntegro a su primer disco, La peor versión de nosotros mismos, a cargo de un grupo que aspira a ir subiendo peldaños a través de un rock alternativo en el que se combinan momentos de intensidad sonora con otros más relajados (incluso mezclándolos en algunos temas, como "Terracota"). Sonaron bien conjuntados dentro de una propuesta en la que prima la melodía, sobre la que se mueven unas letras interiores que cualquiera puede hacer suyas.

The Ghost Wolves destiló rock ácido a través de una formación cada vez más habitual de guitarra y batería, aunque Carley Wolf también hizo uso del teclado y Jonny cambió en algunos temas las baquetas por las seis cuerdas. Con una máscara en primera línea que recordaba a esos animales de la familia que ya no están, ofrecieron una actuación repleta de energía, con los efectos de los dos micros que la vocalista utilizó de manera simultánea.

Orugrita son tres enmascarados que prefieren no dar pistas sobre sus identidades reales. Aun así, se sabe que dos de ellos son de L'Alcora y el tercero de Castelló... y también que practican un contundente hardcore con toques electrónicos que transmite una constante sensación de intensidad; como una "Punyà", título de una canción y de su primer Ep. Lo curioso del caso es que este trío no es exactamente nuevo, ya que se formó diez años atrás para ofrecer un único concierto, y este ha sido el segundo, ahora sí con ganas de ir sumando.

Y con ese subidón, para algunos La Perla cortó el ritmo. Aunque en realidad su propuesta tiene mucho de rítmica. Tres mujeres de Bogotá actualizando a tres conjuntadas voces y percusiones la tradición musical de su tierra colombiana. Una mezcla de cumbia, bullerengue... con ritmos urbanos como el rap o el recurso del beat box. "Paren la bulla", "Bruja", para confesar que "Esta noche no duermo" sin más ayuda que sus propias voces y los juegos que pueden provocar con ellas.

Sister Cookie puso el soul y el blues, y también swing y smooth jazz, al frente de una banda veterana -en algún festival de pasados años la acompañaron los Mambo Jambo-en la que destacó la aportación del saxofonista, recubriendo de elegancia la cálida voz de esta cantante nacida en Nigeria. El rock and roll asomó con fuerza con "Young blood", aunque para sorpresa la versión en clave de jazz de "Black night", del estandarte del hard rock, Deep Purple, en un homenaje al padre de Sister Cookie, gran admirador de los británicos, según su confesión.

Los suizos The Jackets pasaron en 2015 por el garagero Sant Antoni Pop de Betxí. Así que nada más asomar la vocalista y guitarrista Jack Torera en el escenario (quien hacia el final no dudó en bajarse de él para ser llevada en volandas por el público), fueron unos cuantos quienes la reconocieron. Elegancia y alta electricidad sonora y escénica al mismo tiempo, mientras arremetían con temas muy recientes como "Be myself" o "Queen of the pill", facturados ambos este mismo año, junto a más clásicos propios como "Hands off me" o el aún más remoto "Wasting my time". Todo ello con un objetivo: "Keep yourself alive".

Y ya con más de una hora y media de retraso respecto al horario previsto -pasadas las 3:30- apareció en escena el power trío aleman Wedge con su descarga setentera con bastante de psicodelia en su interior.

*Vídeos de Svetlanas y The Jackets, cortesía de Germán Beteta.