- nomepierdoniuna - https://www.nomepierdoniuna.net -

Silencio, se acercan los Oscar. Enero en los cines

Enero se convierte en un desfile de películas candidatas a los Oscar, como 'Silencio' de Martin Scorsese.

Igual nos repetimos, pero los años pasan y la vida sigue igual. Nos referimos a la vida en general, si, pero el cine, como reflejo de la misma vive una situación parecida. Las nominaciones de los Goya siguen en sus trece con el acertado mantra “yo me lo produzco, yo me lo premio” que leí en Twitter hace unos días. Y la carrera hacia los Oscar más bien parece un paseo con Miss Daisy. Las películas que saldrán nominadas llegan a partir de enero con la alfombra roja y la promoción adecuada para hacernos creer que es lo mejor del año. Como siempre, cuestionemos a los telediarios. Nos van a llegar (muy) interesantes propuestas, pero también productos reciclados vendidos como productos regeneradores. Aquí nuestras recomendaciones (las fechas de estreno son las que nos indica Filmaffinity y siempre pueden variar).

· Noche de reyes

Siempre resulta curioso el primer fin de semana de estrenos del año, especialmente cuando se hacen estrenos especiales en fechas más o menos señaladas. El 5 de enero, la noche de reyes, el día previo al día de estrenos oficial, nos llegarán tres películas que merecen la pena. Dependiendo de los gustos e intereses se puede ir a una u otra, e incluso los cinéfilos pueden pasar el día en el cine. Aunque dudamos de que las tres lleguen a Castellón.

Un mes más nos llega una buena propuesta de cine surcoreano accesible para todos los públicos, con una realización exquisita y un planteamiento dramático que mira más allá del cine palomitero. Train to Busan es el último film de Yeon Sang-ho, reputado cineasta de animación más para adultos que para niños. En esta ocasión, se pasa a la acción real y nos propone subirnos a un tren lleno de zombis. Los diferentes pasajeros, un reflejo de la sociedad (no sólo coreana) deberán hacerles frente y luchar con la fuerza y el ingenio para sobrevivir. Trepidante y reflexiva, Train to Busan se llevó el premio a mejor director y efectos especiales en el pasado festival de Sitges.

Mimosas es el último largometraje del gallego Oliver Laxe. Un film pequeño y delicado pero ambicioso, ambientando en el Atlas marroquí. Un viaje entre la vida y la muerte protagonizado por dos buscavidas que deben llevar un cuerpo al lugar donde debe ser enterrado, y un muerto que vuelve al mundo para ayudarles con su cometido. Mimosas está exquisitamente fotografiada y llena de poesía, un viaje arriesgado, agotador, pero también iluminador. Laxe se llevó el Premio Semana de la Crítica en el pasado festival de Cannes, y el premio especial del jurado y mejor sonido en el de Sevilla.

Y el otro film a mencionar es De-mentes criminales (Masterminds) una simpática comedia norteamericana que vale la pena para disfrutar de las interpretaciones de Zach Galifianakis, Owen Wilson, Kristen Wiig, Leslie Jones, Jason Sudeikis y Kate McKinnon.

· El camino a los Oscar (I)

El primer serio candidato a cubrirse de nominaciones nos llegará como un regalo de reyes, el día 6 de enero. Es la nueva y muy esperada película de Martin Scorsese: Silencio. Un proyecto que ha tardado casi un cuarto de siglo en poder llevarlo a cabo y que promete ser tan épico como pasional. Un viaje al Japón del siglo XVII acompañando a dos jesuitas portugueses son la excusa perfecta para que el cineasta nos hable de temas cardinales en su filmografía, como el cuestionamiento de la fe y la semilla del mal que crece con la prosperidad de una nación. La protagonizan dos actores jóvenes en alza: Andrew Garfield y Adam Driver, y el incombustible Liam Neeson.

El 13 de enero será el turno para la que parte como favorita para arrasar en los premios: La ciudad de las estrellas (La La Land), de Daniel Chazelle, quien saltó a la popularidad con Whiplash en 2014. Lo nuevo del chico de moda en Hollywood es una musical que nos habla de Jazz y de amor protagonizado por otra pareja de moda: Ryan Gosling y Emma Stone. El film llegó hace un par de semanas a Corea y quien esto escribe ya lo ha podido ver, y sintió decepción tras decepción.

Tras abrirse con un anuncio de United Colors of Benetton, la película se convierte en la The Artist (Michel Hazanavicius, 2011) de este año. Un film hecho a la medida de lo que gusta en Hollywood, que encandilará al público, será ovacionado y unos años después olvidado y desprestigiado. El film es un cúmulo de clichés y mirarse al ombligo cuyo mayor interés se encuentra en la película paralela que podemos ver cerca del final del metraje, unos diez minutos de cine puro que no se ven compensados por dos horas de lo mismo de siempre. Pese a todo, entretenido para terminar las fiestas y comenzar la rutina con una sonrisa.

Una película que se ha ido elogiando mucho en su paso por festivales pero podría pasar desapercibida por la Academia es la sincera y profunda Loving, de Jeff Nichols (Mud, Take Shelter): basada en la historia de Mildred y Richard Loving, un matrimonio interracial que en la Virgina de 1958 no fue bien visto y llevo a la pareja a ser encarcelada y exiliada. Quizás el tema racial, tan bullente en las últimas ediciones, ayude a esta buena película que nos llega el 20 de enero a tener el reconocimiento que se merece.

Ese mismo día llega la última de M. Night Shyamalan, que se ha convertido en un kínder sorpresa, y esta vez el regalo parece ser bueno: Múltiple es un paso más en la senda que el cineasta estadounidense ha tomado para volver a sus orígenes y repensarse a sí mismo. En ella, Kevin (James McAvoy) posee 23 personalidades diferentes. Una de ellas le obligará a raptar a un grupo de chicas y esto provocará una lucha interna consigo mismo y contra quienes le rodean. Tras La joven del agua (2006), Shyamalan vuelve a reflexionar sobre si mismo y su situación en la industria, pero en esta ocasión lo hace con más tino y de una forma más entretenida para el público. La interpretación de McAvoy podría llevarse nominación al hombrecillo dorado.

Fotograma de 'Múltiple', de M. Night Shyamalan.

Y el 27 de enero nos llegarán tres estrenos que también tienen opciones en los Oscar. Por un lado, Ben Affleck vuelve a la dirección tras arrasar en el pasado con Argo (2012) otra oscarizada película de la que poca gente se acuerda. En esta ocasión adapta a Dennis Lehane en Vivir de noche. Ambientada en Boston de los años 20, el film cuenta el auge de un buen hombre a capo del crimen organizado durante la época de la ley seca. Un film clásico, con sabor añejo y reparto de primera línea.

También vuelve Ang Lee. Han pasado más de diez años de su exitosa Brokeback Mountain (2005), y tras aceptar el flujo digital en La vida de Pi (2012), Lee quiere seguir experimentando con sus posibilidades visuales. Así pues, Billy Lynn, su última película, una especie de Banderas de nuestros padres (2006) traída a nuestros días con la guerra de Irak de fondo, ha sido noticia por ser rodada a 120 fotogramas por segundo (en lugar de los habituales 24). Lo mejor será verla, pues parte de la crítica le achaca el uso de la tecnología a su desinfle dramático, pero otros se olvidan de tecnicismos y aprecian el contenido del film.

Y otro film de superación personal, conmovedor para sacarnos el pañuelo es Lion. La historia de un niño indio separado de su madre a los cinco años y que termina siendo adoptado por una pareja australiana. Años mas tarde decidirá buscar a su familia biológica y descubrir su pasado para enriquecer su yo interior. Protagonizada por Dev Patel (Slumdog Millionare, 2008), actor británico de ascendencia hindú, y Nicole Kidman, el film está diseñado para ser carne de nominaciones. Como ha sido hasta ahora en los Globos de Oro, Toronto, Critics Choice Awards, etc.

· El camino a los Oscar (II)

El caminito del deseo que también lleva a los Oscar está plagado de películas de animación y de habla-no-inglesa, como las llaman. Y con suerte éstas también llegarán a nuestras salas. La primera podría ser la última del enfant terrible de Cannes, Xavier Dolan, que se ha rodeado de lo mejor de la escena francesa (Léa Seydoux, Nathalie Baye, Vicent Cassel, Marion Cotillard…) para hablarnos de Solo el fin del mundo, que podremos ver el 6 de enero. Lo cierto es que está película francesa, presentada por Canadá a los Oscar, es la que la crítica y público ha respaldado menos en la exitosa carrera del joven cineasta, a quien le está pudiendo la ambición. Pero desde luego, veremos un film personal, arriesgado y con fuerza.

El día 13 será el día Ghibli, pues se estrenará la última película del famoso estudio japonés: La tortuga roja, una cinta de animación que esperemos tenga el reconocimiento final de la temporada tras convencer a todo quien la ha visto. Es la historia muda de un naufrago en una isla poblada por tortugas. Premisa sencilla, corazón gigante. Si Wall-e (2008) os pareció una maravilla no os la podéis perder. Pese a venderse como la última propuesta de Studio Ghibli, lo cierto es que es una coproducción con Francia y dirigida por el danés Michael Dudok de Wit. Las apariencias engañan y el talento está en todas partes del mundo.

La gran favorita para llevar el premio a “mejor película de habla no inglesa”, aunque bien podría ser nominada a simplemente “mejor película” se estrenará en salas españolas el día 20 de enero. Toni Erdmann, o el cambio en la vida de Inés, trabajadora de una empresa alemana establecida en Bucarest, tras una visita de su padre en la que éste le pregunta si es feliz. Dirigida por la alemana Maren Ade ha copado las listas de lo mejor del año en importantes revistas especializadas, hizo pleno en los recientes Premios del Cine Europeo, deslumbró en Cannes y convenció a los críticos de Nueva York y Los Ángeles. Sin la Julieta de Almodóvar, ni las cintas de Verhoeven y Larraín, le han querido poner el camino fácil para encumbrarse en la alfombra roja.

· El no-camino a los Goya

Tras desvelar a los nominados a los premios Goya, la cartelera española ha quedado un poco triste, apagada, con apenas películas para cumplir con la ley de un estreno español por semana, pero sin ilusión. Después de la mencionada Mimosas, el 6 de enero se estrenará Contratiempo, el segundo film de Oriol Paulo tras El cuerpo (2012). Otro thriller con reparto de lujo: Mario Casas, Bárbara Lennie, José Coronado… Un día Adrián Doria despierta junto al cadáver de su amante. Una noche contrata a una preparadora de testigos para encontrar una duda razonable que le libre de la cárcel. El tiempo juega en su contra.

Proyecto Lázaro es el nuevo trabajo de Mateo Gil, quien obtuvo cierto reconocimiento con Blackthorn. Sin destino (2011). En esta ocasión pasa del Oeste a la Ciencia ficción para llevarnos al año 2084 cuando un grupo de médicos resucitan al primer hombre criogenizado, 60 años atrás. A partir de aquí, la película se convierte en una historia de amor a través del tiempo. Se estrena el día 13 de enero. Y el día 20 llegarán Los del túnel, que no son otros que Arturo Valls, Natalia de molina, Neus Asensio Manolo Solo y Cia. Una comedia dramática de Pepón Montero sobre un grupo de supervivientes que no es capaz de superar su experiencia al borde de la muerte y seguir con sus vidas.

Callback fue la gran triunfadora del festival de Málaga (película, guión y actor) y pese a ello ni su sombra aparece en la alfombra verde de los Goya. Carles Torras nos habla de Larry, un ferviente cristiano que trabaja haciendo mudanzas. Un día, Alexandra entra en su vida y todo se volverá  pecado. Y el mes lo cerrará Es por tu bien, comedia de Carlos Theron con José Coronado, Roberto Álamo y Javier Cámara. Tres policías deciden librar a sus respectivas hijas de los despreciables novios que se han echado. Tan absurda como suena, para bien y para mal.