- nomepierdoniuna - https://www.nomepierdoniuna.net -

Santi Millán se deja a Sergi Roca en el chiringuito y se va de monólogo musical al Palau de Peñíscola

Santi Millán, al frente de 'El chiringuito de Pepe'.

Peñíscola se ha convertido en protagonista televisiva a nivel nacional gracias a la serie El chiringuito de Pepe. La producción de Mediaset dirigida por Curro Velázquez ha proporcionado a Telecinco uno de los grandes éxitos del verano, con más de 4 millones de espectadores siguiendo cada uno de sus tres primeros capítulos y, por ende, los escenarios de la localidad del monumental Castillo del Papa Luna. Al frente del reparto de personajes está Sergi Roca, un chef con estrellas Michelín que hasta cierto punto traslada a la ficción el papel de un Gordon Ramsay o de un Chicote. Engreído por su reconocimiento a nivel mundial, afronta una misión menor: salvar un chiringuito de fritanga. Sergi Roca es Santi Millán, un actor capaz de manejar el tiempo dentro de uno de los relojes blandos surgidos de la mente de Dalí. Sólo así se entiende que con 45 años haya sido capaz de trabajar durante una década con la compañía teatral La Cubana, intervenir en 16 películas (El amor perjudica seriamente la salud, Va a ser que nadie es perfecto), otros tantos programas de televisión (El Hormiguero en la actualidad, sin olvidar sus cerca de diez años junto a Andreu Buenafuente), 12 series de la pequeña pantalla (7 vidas, Cuestión de sexo), un año en la radio, ser imagen de una marca de coches, correr rallies, practicar deporte de muy larga distancia (Titan Desert y la Extreme Man de Menorca), dirigir la productora Zoopa y participar en una decena de títulos teatrales, como Santi Millán Live!, que el sábado 5 de julio a las 22:00 le traerá de nuevo a Peñíscola, ahora al Palau de Congressos, con Javi Sancho como coprotagonista. Las entradas entradas del espectáculo cuestan 18 euros. 

En realidad, pese a todo lo enunciado, el sueño de este barcelonés con pinta de pasarse los días de fiesta –todo lo contrario a la realidad- hubiese sido ser cantante. O eso es lo que transmite en Live!, que se inicia como un macro-concierto que se desmonta sobre el escenario para convertirse en lo que Santi Millán es: un actor sobrado de sentido de humor y de agilidad mental que interactúa de manera constante con los espectadores desde la misma platea. Y eso es lo que verán en el Palau quienes allí estén presentes, tal como ocurrió unos meses atrás en el Teatro Principal de Castellón. “Sexo, música y humor” es su lema.

De la mano de la promotora castellonense Sueños Musicales, regresa a Peñíscola por un día y, de acuerdo a sus palabras sobre el rodaje de El chiringuito de Pepe, no le disgusta en absoluto: “Es un pueblo fantástico y al haber estado grabando entre invierno y verano hemos vivido el ambiente de pueblo de verdad. Nos recibieron con los brazos abiertos y éramos como uno más del pueblo”. Según los datos de la Diputación de Castellón, el paso de El chiringuito de Pepe por Peñíscola costó a las arcas provinciales 71.390 euros y la estimación de impacto para la provincia se sitúa en 2,5 millones.