- nomepierdoniuna - https://www.nomepierdoniuna.net -

Promotores CS en la COVID-19 (3). Luis Óscar García: "Hay que dar ayudas directas para que los músicos, creadores y empresas se mantengan"

Luis Óscar García, de Metrònom. Foto: Paco Luna.

Luis Óscar García está al frente de Metrònom. Una empresa que aglutina tareas de producción, management, sonido, iluminación, sello discográfico (Bureo Músiques) y escuela de música. Desde su sede en Castelló se mueve de manera constante por todo el territorio de la Comunitat a través de espectáculos en los que predomina el valenciano. Lo hace a través de sus músicos representados (Pau Alabajos, Andreu Valor, Mireia Vives & Borja Penalba, Trobadorets, Pepet i Marieta, Canta Canalla...) o mediante la organización o labores de producción de conciertos y festivales. Además, Luis Óscar forma parte de la directiva de varias entidades musicales a nivel autonómico y nacional, incluyendo la presidencia de la Asociación de Promotores Musicales de la Comunitat Valenciana (MusicaProCV).

Por esa actividad constante tiene una amplia perspectiva más allá de su empresa, Metrònom, ahora mismo en el dique seco. Durante esta crisis de la COVID-19 participa de manera constante en reuniones, en un intento de paliar los efectos dentro del sector musical, pero dentro de un estado general de provisionalidad que nadie sabe cuantificar temporalmente. Bajo su punto de vista las ayudas institucionales serán básicas para que la industria cultural pueda mantenerse. De acuerdo al estudio en cuya elaboración ha participado, las pérdidas en el sector a nivel valenciano superarán los 54 millones de euros, más de 19 de ellos dentro de las comarcas de Castellón. Luis Óscar García es el tercer protagonista del serial que Nomepierdoniuna dedica a los promotores castellonenses más activos.

Luis Óscar García (segundo por la izquierda de la fila superior), en una reunión de Es_Música para tratar la crisis actual.

>¿Cómo está afectando esta crisis a tu empresa (suspensión de actuaciones, giras, cese de actividad, reducción de plantilla…)?
En estos momentos tenemos toda la plantilla de producción de Metrònom en un ERTE, ya que la actividad está totalmente parada. No tenemos nada que podamos hacer como empresa promotora, productora o empresa de sonido.

>¿Alrededor de cuántas actuaciones habéis tenido que suspender?
Habremos perdido alrededor de 60 actuaciones hasta el momento, aparte de las que no se han contratado, que multiplicaría esa cifra por tres.

>¿Con qué perspectiva temporal estáis trabajando ahora? Es decir, ¿trabajáis con vistas a algún mes en el que en estos momentos aún no deis como perdido con seguridad?
Tenemos todo mayo anulado, algunas cosas de junio y vamos anulando cada día más eventos. Es imposible efectuar una previsión real de hasta cuándo abarcará esta situación.

“Tenemos toda la plantilla de producción de Metrònom en un ERTE, ya que la actividad está totalmente parada”

¿Estás participando en reuniones del sector?
Soy presidente de la Asociación de Promotores Musicales de la Comunitat Valenciana (MusicaProCV), además de formar parte de la junta directiva de la asociación valenciana de managers (VAM), también de las de salas a nivel autonómico (En Viu) y nacional (ACCES), más la Federación de Música de España (Es_Música). Estoy cuatro o cinco horas al día de reuniones con el sector musical o participando en estudios de impacto de esta crisis, así como redactando o presentando medidas de contención de esta crisis. En gran parte de las propuestas elaboradas hasta la fecha he participado.

>¿Cuál es tu pronóstico sobre la realidad de la cultura una vez pase esta crisis sanitaria?
El pronóstico... Ni idea. No es lo mismo que estemos dos meses parados o a mínimos, que seis o un año. Cada escenario nos llevará a una realidad diferente. Las medidas de desescalada propuestas dan una incertidumbre total sobre el tema, ya que es orientativo y hasta final de junio, después está la nada... la nueva normalidad, que no sabemos cuál es… Y hasta ese punto tampoco sabemos cómo van a responder las instituciones con las actuaciones de pequeño formato, y las salas de conciertos privadas que podrán realizar la actividad con los aforos marcados sin entrar en pérdidas enormes.

>¿Te parecen correctas las medidas (o intenciones) anunciadas hasta ahora desde las instituciones?
De las sanitarias no puedo opinar, ya que no sé del tema. En las culturales hay buena intención y voluntad tanto por Conselleria de Cultura como Ministerio; de hecho están trabajando sobre los documentos que les hemos presentado, pero todavía no han resuelto. Buenas medidas las de la Agència Valenciana de Turisme, que siguiendo con la línea de la potenciación del turismo musical en la Comunitat, ha sacado líneas extraordinarias apoyando las actividades adheridas a sus programas. Ya desde hace años se está trabajando coordinadamente por ofrecer mejores servicios y más sostenibles para aumentar los turistas que nos visitan.

“Las medidas de desescalada propuestas dan una incertidumbre total, ya que es orientativo y hasta final de junio, después está la nada... la nueva normalidad, que no sabemos cuál es”

>A nivel personal, ¿qué medidas consideras indispensables para paliar en lo posible el impacto en el sector cultural?
Lo que hay que hacer es dar ayudas directas para que los músicos, creadores y empresas musicales y culturales se mantengan, porque no es lo mismo parar dos meses que veintidós. Si se para más de cuatro o cinco meses, que es probable, cuando se vuelva no habrá ya cultura, sino que la gente que ahora se dedica a esto se habrá marchado ya a otro sector. La cultura es un bien de primera necesidad y hay que tratarlo como tal. Una vez se vuelva a trabajar, que haya ayudas a las contrataciones de artistas valencianos en salas valencianas con promotores valencianos. Que las instituciones se gasten dinero en música y que habiliten ventajas fiscales que permitan la recuperación del sector, que en el mejor de los casos, le costará años.

RESULTADO DE LAS ENCUESTAS A PROFESIONALES DE LA MÚSICA EN VIVO

La Asociación de Promotores Musicales de la Comunitat Valenciana (MusicaProCV), la Valencian Music Association (VAM!), la Feria Valenciana de la Música Trovam-Pro Weekend y la Asociación de Salas de Música en Directo En Viu! han realizado una encuesta desde el inicio de la crisis. Ha cursado las opiniones y datos de los profesionales de la música en directo (promotoras, management, salas, sonido e iluminación, compañías de espectáculos y servicios). El período estudiado abarca desde la declaración del estado de alarma (14 de marzo) hasta el final de la temporada alta (15 de septiembre). Los resultados son los siguientes:
> La industria musical valenciana prevé pérdidas superiores a los 54 millones de euros por el impacto de la COVID-19. De ellos, 8,66 millones hasta el 31 de mayo. Entre el 1 de junio y el 15 de septiembre (temporada de macrofestivales), los daños se valoran en 45,5 millones. El impacto en la facturación de las empresas promotoras es de 38 millones.

> En la Comunitat Valenciana, 640 personas trabajan de forma directa en empresas promotoras, salas de música, productoras y empresas de sonido e iluminación. Son 434 profesionales, casi el 70 % de las personas contratadas en el ámbito de la música en vivo, las que se han visto afectadas por un ERTE, y “estas cifras no incluyen las empresas de espectáculos”, señala el estudio.

> Los agentes de la música en directo han hecho llegar a las administraciones diversos planes de acción con el fin de paliar los efectos de la crisis sanitaria y asegurar la continuidad de la actividad. En este sentido, se considera urgente la aplicación del concepto de causa mayor para permitir el aplazamiento o suspensión de los eventos musicales programados para el año 2020.

> Asimismo, piden flexibilizar las normativas de consumo relativas a la devolución del importe de las localidades en los casos de aplazamiento y cancelación de actuaciones como se ha hecho en otros países europeos. De este modo, las entradas de un espectáculo aplazado deberían servir para la nueva fecha programada en un plazo que incluya finales de 2021.

> En caso de suspensión, se debería contemplar la creación de un bono canjeable para que el público pudiera asistir a otro espectáculo o festival. Cuando ninguna de las dos opciones fuera viable, el consumidor siempre podría reclamar la devolución del importe, que sería ejecutable en un periodo de 18 meses a partir del anuncio de la cancelación.

> En el caso la provincia de Castellón, las empresas de música en directo tendrán una pérdida de 19.156.000 millones de euros en cuanto a facturación. De esa cantidad, 13.151.000 millones corresponde a los principales festivales estivales. El porcentaje de ERTE se mantiene en un 70% de los profesionales de toda la cadena de valor de la música en directo.