- nomepierdoniuna - https://www.nomepierdoniuna.net -

O Emperor y The Undertones; simplemente imperiales

O Emperor, este viernes en el escenario FIBClub. FOTOS: PACO POYATO

O Emperor ofrecieron el viernes uno de esos conciertos vespertinos que siempre han caracterizado a las mejores ediciones del FIB: una perla casi oculta en cartel que te desestresa para el resto de la jornada porque ya te has quedado con el sabor de boca de “qué grupazo acabo de descubrir”. En realidad, en Castellón ya habíamos tenido el privilegio de conocerlos en la última edición del Tanned Tin, de nuevo en una sesión vespertina (Sala Opal) que dejó a todo el público sorprendido. Sorprendido por la cantidad de caras que ofrece la banda irlandesa –algo que también tiene que ver con su bicefalia en la voz principal-, todas caracterizadas por la calidad y la elegancia. Canciones que crecen de forma imperceptible, melodías tenues pero indelebles, bellísimas algunas, y una combinación de folk y post-rock con algún efectismo indie que los hacen sencillamente irresistibles. Los tíos se han traído a Benicàssim a toda la familia. Si ellos están a gusto, lo estamos también nosotros. Y todo eso con un solo disco detrás (Hither Thither). Volveremos a saber de ellos fijo.

Paul McLoone, cantante de The Undertones. Apabullante.

El FIB amplió ayer con letras doradas y grandes su brillante palmarés de canciones legendarias que han sonado en directo en el festival de voz de sus autores. Si en 2010 Ray Davies hizo sonar “Lola” y “You Really Got Me” de los Kinks y Peter Hook “Love Will Tears Us Apart” de Joy Division, este año ha sido nada más ni nada menos que “Teenage Kicks”. Una de esas que siempre sale en las listas de las mejores canciones de la historia del rock, por la forma y por el fondo. Fue uno de los grandes momentos del viernes, sin duda. Todo el público del escenario FIB Club con los brazos en alto, dando brincos y coreando el estribillo. Pero el concierto de The Undertones fue mucho más que eso. El quinteto norirlandés, con la formación original salvo el cantante –con una voz casi clonada-, ofreció un concierto repleto de fuerza, actitud y diversión, tirando de un repertorio sin fisuras: “Jimmy Jimm”, “Here Comes The Summer”, “My Perfect Cousin”… Para sí quisieran muchas bandas de quinceañeros la energía que demostraron Undertones, transmitiendo lo mejor del punk-rock y empalmando los temas como si estuvieran todavía en los 70, de donde vienen. Nunca había visto tanta parroquia punk-roquera de Castellón en el FIB, por cierto. La muchachada guiri, barrunto, como si yo estuviera viendo a Leño: flipando.