Cine >> Portada

El Paranimf de la UJI regresa a los ‘Días de radio’ con Woody Allen

Con un ciclo dedicado a Woody Allen, el Paranimf de la UJI recupera una de sus películas más autobiográficas: 'Días de radio' (28 y 29 abril). Un viaje atrás en el tiempo, a aquella era dorada de la radio con una mirada nostálgica hacia aquel momento en el que una simple voz era capaz de despertar la imaginación de los oyentes.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

El Paranimf de la Universitat Jaume I comenzaba el año con un ciclo dedicado a Woody Allen que incluía algunos de sus clásicos como Manhattan (1979), Broadway Danny Rose (1984) o La rosa púrpura de El Cairo (1985), pero la filmografía del cineasta neoyorkino es tan extensa que ha permitido a la sede de la Filmoteca Valenciana en Castellón seguir proyectando sus películas. Además, en el habitual ciclo dedicado al cine más novedoso, la programación también ofrecerá pequeñas obras maestras como la portuguesa La fábrica de nada y Lucky. Las proyecciones serán los sábados domingos a las 19.30 por un precio de 3,5 euros (2,5 euros la tarifa reducida) y las entradas se pueden adquirir online a través de la página web del Paranimf.

Ciclo Woody Allen

En abril se proyectarán dos clásicos de Woody Allen. Uno de ellos es Hannah y sus hermanas (1986) (días 14 y 15). Considerada una de las cimas del cineasta, ganadora de 3 Oscar, incluidos el de mejor guión y a los actores Michael Caine y Dianne West, además del Globo de Oro, el César y el premio del Círculo de Críticos de Nueva York a mejor película, y el BAFTA a mejor director y guión, el film cuenta la relación entre tres hermanas, a cada cual más diferente, cuando el marido de la mayor se enamora de una de las menores. Una comedia dramática que ejemplifica la esencia del cine de Allen entre la risa y el llanto, la necesidad y el egoísmo del amor, y el miedo a morir y a vivir.

Días de radio (1987) (28 y 29 de abril) es una de sus películas más autobiográficas. Ambientada en los años 40, la era dorada de la radio, el film ofrece una mirada nostálgica a una época perdida donde las historias de superhéroes, los concursos, los dramas y el deporte cobraban imaginación en la mente del oyente gracias al poder de la voz. Con 2 nominaciones a los Oscar y 7 a los BAFTA, esta película es recomendada en este momento en el que parece que la imaginación y la emoción se están perdiendo en las pequeñas pantallas de los teléfonos móviles.

En mayo, podremos ver algunos de los trabajos más arriesgados de Allen. Otra mujer (1988) (días 12 y 13) inaugura la fase más experimental del cineasta, que tendrá lugar en la década de los noventa. Este film, protagonizado por Gena Rowlands, Gene Hackman, Mia Farrow e Ian Holm, es uno de los que muestran con mayor claridad la admiración de Allen por Ingmar Bergman. En la película, una profesora de filosofía descubre que desde su estudio puede escuchar las sesiones de psicoanálisis de la consulta contigua. Este hecho le hará analizar su vida y cambiarla.

Delitos y faltas (1989) (26 y 27 de mayo), es para muchos la mejor película de Woody Allen. Una comedia dramática en la que dos hombres se enfrentan a importantes dilemas morales que pondrán en juego su misma identidad como individuos sociales. La delgada línea que separa el drama más puro de la comedia más alocada logra una tensión que siempre corre el riesgo de romperla, pero la maestría de Allen logra que entendamos que, en la vida, reír o llorar es cuestión de tiempo y de perspectiva.

El ciclo terminará los días 9 y 10 de junio con Alice (1990), un ejemplo de la otra línea narrativa que también le ha gustado explorar a Allen a lo largo de su carrera: la magia. En el film, una mujer casada que quiere dejar a su marido rico porque la minusvalora y le hace llevar una vida vacía, recurre a un brujo de Chinatown para ayudarla a salir del abismo. Protagonizada por Mia Farrow y William Hurt, la película nos ofrece otra cara del cineasta neoyorkino, tan interesante como la más conocida, y puede que más reveladora.

Ciclo Nou Cinema

El ciclo dedicado el cine de reciente estreno comenzará con Demasiado cerca los días 7 y 8 de abril, opera prima del ruso Kantemir Balagov, que retrata el secuestro de un hijo y su madre de una familia judía en 1998. El precio del rescate es tan alto que la familia deberá vender el negocio y buscar ayuda.

El 21 y 22 llegará una película que ha tenido en vilo a los amantes del arte y de Van Gogh, Loving Vicent, de Dorota Kobiela y Hugh Welchman. El primer largometraje compuesto por pinturas animadas que emula el estilo del mítico pintor para representar una biografía del mismo. Una propuesta muy peculiar para descubrir el poder del cine de animación.

El mes de mayo contará con dos propuesta muy interesantes. Los días 5 y 6 podremos ver el regreso de Marc Recha con La vida lliure, un drama ambientado a comienzos del siglo XX, que emula una historia de piratas en la que Tina y Biel tendrán que encontrar el tesoro para poder ir a buscar a su madre en Argel. La delicadeza de la cámara de Recha, la belleza del paisaje y la calidez de las interpretaciones hacen de esta una de sus películas más logradas.

Por su parte, los aficionados al cine de autor podrán descubrir la aclamada película portuguesa La fábrica de nada, de Pedro Pinho, los días 19 y 20, ganadora del Giraldillo de Oro a mejor película en Sevilla y nominada en el Festival Mar del Plata en Argentina. Un grupo de trabajadores serán obligados a no hacer nada y esperar su despido como represalia por preparar el equipo y la producción de una  fábrica que la propia administración esta desmantelando. Ello desencadenará en una revuelta que afectará a todo lo que les rodea. Una obra ambiciosa, creativa y llena de ideas que pone un hito en el actual cine portugués, con una producción muy rica en los últimos años.

El ciclo terminará los días 2 y 3 de junio con Lucky, de John Carroll Lynch, protagonizada por Harry Dean Staton y con la aparición de David Lynch. El film es una reflexión sobre la aceptación de la vejez y la muerte, una road-movie metafísica capaz de conmover a jóvenes y a mayores gracias a su fino drama con toques de humor y un personaje protagonista de la vieja escuela pero con un gran corazón al que es difícil no querer.