- nomepierdoniuna - https://www.nomepierdoniuna.net -

El FIB del 20º aniversario se despereza con Tame Impala, Paul Weller, Kasabian, James y MIA

Tame Impala.

Tienen dos discos como dos soles. Trufados de lisergia y psicodelia puesta al día que son puro aroma estival. Los pudimos disfrutar en el FIB 2011, de día, en muy mal horario, y todos nos quedamos con ganas de verlos con nocturnidad y alevosía. Son uno de los Tame Impala principales atractivos de la primera tanda de confirmaciones del FIB 2014, el del vigésimo aniversario, de la que el público esperaba un auténtico bombazo debido a la demora de su anuncio (otros festivales del verano han anunciado ya gran parte de su cartel), pero que finalmente ha sido recibida con bastante tibieza. Hay nombres históricos que han marcado la trayectoria d el Festival de Benicàssim; por supuesto que Paul Weller -no confirmado oficialmente-, The CharlatasJames y Manic Street Preachers lo son. Hay un cabeza de cartel pintón: Kasabian. Excelentes propuestas de música electrónica, como M.I.A. o Chase & Status. Y nuevos nombres que seguro que nos pueden dejar con la boca abierta. Pero al FIB siempre se le exige más. Sobre todo, con motivo de un aniversario tan redondo. Pero esto acaba de empezar. Hay cartel por delante.

Ya había ganas de saber qué estaba maquinando el festival para su 20ª edición del 17 al 20 de julio. Los primeros carteles falsos ya empezaban a propagarse por las redes sociales aumentando los rumores y la impaciencia. Pero, con los abonos a precio especial agotados, el FIB ha lanzado esta semana sus primeras confirmaciones continuando con la apuesta por el perfil brtish, bandas que fueron grandes cabezas de cartel en ediciones pasadas, artistas y grupos que han crecido junto al festival y apuestas por aquellos que están empezando a sacar la cabeza. Y sin rastro de bandas nacionales, algo extraño teniendo en cuenta su importancia en los inicios del festival, aunque no tanto si se tienen en cuenta las últimas ediciones, en las que han sido escasos y programados en las primeras horas de la tarde. A partir del 21 de febrero empieza la venta de abonos para los cuatro días por 149 euros, pases VIP por 325 euros y las entradas para VillaCamp por 80 euros.

Paul Weller en el FIB 2009. Foto: Óscar L. Tejeda (FIB).

El peso pesado que se ha filtrado fuera del cartel oficial es Paul Weller, maestro de ceremonias en varias ediciones del FIB y una referencia clara para muchas bandas que actúan cada año en el festival; más de treinta álbumes a las espaldas desde finales de los 70 dan para mucho. Quienes también van ligados prácticamente a la historia del festival son Manic Street Preachers, con un gran recuerdo de su concierto en 2001, edición de la que fueron cabezas de cartel junto a James, ambos ya un poco fuera de punto, pero que seguro pueden ofrecer grandes momentos en Benicàssim.

Y de la veteranía a un músico precoz, aquel que se subió al escenario principal del festival en la pasada edición y demostró porqué había compartido escenario con Stone Roses, The Killers y Noel Gallagher con tan sólo 19 años. Jake Bugg encandiló al público con su folk, pop y rock, su timidez y su saber hacer sobre el escenario. Seguro que lo vuelve a conseguir este año, en el que además presenta segundo álbum: Shangri La.

Jake Bugg en el FIB 2013. Foto: Paco Poyato.

Desde hace varias ediciones que por el cartel del FIB se cuelan algunos nombres que salen fuera de la propuesta habitual en el festival. La apuesta por M.I.A. podría ser perfectamente uno de estos casos. Una apuesta arriesgada que mezcla pop, rock, electrónica, rap y músicas del mundo, que seguro ofrecerá un gran espectáculo. Por la línea urbana también estará el rapero Tinie Tempah. Parece que estaba escrito en las estrellas que regresaría al festival y seguro que vuelve a arrasar con su próximo disco, Demonstration, de la misma manera que lo hizo con Disc-Overy.

La vertiente electrónica la ponen, por el momento, Saul Milton y Will Kennard, es decir, Chase & Status. Estuvieron en la edición de 2013 del Arenal Sound y esta vez pisarán Benicàssim a base de drum’n’bass y dubstep con pinceladas noventeras, además aseguran que sus sets son explosivos.

Otras confirmaciones tendrán que mejorar el recuerdo de su último paso por La Plana. Como es el caso de The Charlatans, quienes formaron parte del primer cartel del festival en 1995, pero la última vez que actuaron por aquí, en el Arenal Sound de 2011, no dejando muy buen sabor de boca a aquellos que querían revivir viejos buenos tiempos. En la misma línea, Klaxons no acabaron de cuajar del todo en su actuación en el Arenal Sound; aún así prometen nuevo trabajo para verano con el que puede que vuelvan con su mezcla pegadiza.

Encabezando el cartel de esta primera tanda se coloca Kasabian. Rock alternativo desde Inglaterra, pisando fuerte desde el principio gracias a su sonido tan particular e impulsivo que la crítica colocaba desde el principio junto a otros como Oasis o Primal Scream. Pero hay más, The Courteeners, que presenta tercer álbum, Anna; The Presidents of The United States of America, conocidos por su viejo hit “Lump”, con el que arrasaron en 1995; la seña americana en el festival.

Kasabian.

Entre las nuevas formaciones, británicas claro, destacan Telegram, joven y potente banda británica, o Kodaline, pop-rock melódico que recuerdan a los U2 más arriesgados (la voz es puro Bono). También estarán The 1975, la mezcla entre la psicodelia y el reggae de Of Montreal, el productor británico Sub Focus, el dance, bass y funky de Katy B y el pop de Ellie Goulding. Sin olvidar la última confirmación: Lily Allen, que presentará nuevo trabajo, Sheezus, y vuelve a subirse a los escenarios tras un parón de cinco años en los que ha estado inmersa en dar forma a lo que puede que sea el nuevo éxito de la cantante de pop inglesa.