Música >> Festivales, Portada

El amistoso pulso entre Lèpoka y Dry River tira con fuerza del nuevo Metalterráneo Fest

Lèpoka y Dry River demostraron que son dos de las bandas rock castellonenses con mayor poder de atracción en la actualidad. Junto a Abyssmo Metalterráneo y Katoa condujeron a cerca de 500 espectadores hasta La Pérgola de Castellón en el estreno del Metalterráneo Fest.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Como es habitual, Freddie Mercury -el actor Marc Escrig- se suma a la parte final del concierto de Dry River. Foto: Juan Vicent.

En una fecha que no era sencilla, al coincidir con el primer fin de semana pascuero, el estreno del Metalterráneo Fest reunió a cerca de 500 espectadores el sábado 20 de abril en La Pérgola de Castellón. Una cifra inferior a la prevista inicialmente por los organizadores, Iván Guía y su pareja Lucy (apuntaban a 800 asistentes), pero que ha dejado una positiva sensación a posteriori gracias al buen ambiente y el demostrado tirón de Lèpoka y Dry River, dos de las bandas punteras en la actualidad de la música castellonense. El estreno en directo de Abyssmo Metalterráneo y el atronador final de los más extremos Katoa abrieron y cerraron un evento que contó con un invitado especial, Ronnie Romero, el cantante escogido por el legendario guitarrista Ritchie Blackmore para poner en marcha la actual etapa de Rainbow. El propósito es que haya una segunda edición.

Iván Guía y Ángel Galera, cofundadores de Abyssmo Metalterráneo, en el estreno del grupo en directo. Foto: Metalterráneo Fest.

El origen de este Metalterráneo Fest hay que encontrarlo en el deseo de Iván Guía -propietario del pub Abyssmo- de presentar en vivo la banda Abyssmo Metalterréneo, que nació en 2014 como resultado de su unión con el guitarrista Ángel Galera, quien a finales de los 80 comandaba Volumen, una de las bandas que han quedado incrustadas entre las míticas del metal castellonense. Ángel acumula décadas de escenarios en diversos proyectos, y esa habilidad guitarrera se nota para dar vida a temas potentes y con la melodía reforzada por los coros de Francisco Robles (otro ex Volumen) y las teclas de Fernando Cuevas. A pesar de ser la banda que abría la tarde (20:30), ya contó con cerca de 250 espectadores, que escucharon temas de un estilo no muy trillado en Castellón, como es el metal progresivo. Tras abrir su concierto de debut con "Sin fronteras", van sonando las canciones de A las puertas de la vida, incluido "El legado", la primera en la historia de este grupo, así como una versión de "Holy Diver" de Dio o el final con "Hijos de Caín" de Barón Rojo.

Lèpoka está viviendo su mejor momento. Sus próximas salidas a Portugal y México, su inclusión por segundo año consecutivo en Leyendas del Rock, su grabación para Los conciertos de Radio 3 o las ya más de 435.000 visualizaciones en YouTube de su videoclip "Yo controlo" (en apenas un mes y medio), así lo atestiguan. Pero todo ello no es fruto de la casualidad. Por detrás hay diez años de trabajo en el local, de patearse escenarios siempre con entrega y de buscar las vías necesarias para sacar la cabeza fuera de Castellón. Esa labor se traduce, entre otras cosas, en su capacidad de convocatoria de un público saltarín y cantarín que disfruta con canciones repletas de diversión a ritmo de Folkholic metal. Desde que abren con "Goliardos" (del más reciente disco Bibere vivere) hasta que concluyen con el "Chupito" (de Beerskerkers) no dejan que la fiesta decaiga, con sorbos de sus tres álbumes, en un repertorio bastante repartido entre todos ellos. "Skal", con la voz invitada de Nem, de los zaragozanos Salduie, la versión del "Vodka'n'roll" de Mägo de Oz, el muy coreado éxito "Yo controlo" y la rápida "Yab dabadaba dai" se pueden apuntar con los puntos más álgidos, aunque en realidad no hay ningún momento bajo.

Entre Lèpoka y Dry River existe una sana camaradería. A los primeros no les importa decir sobre el que escenario que los segundos son "la mejor banda de Castellón" y los del riu sec invitan al violinista Samuel, al vocalista Dani Nogués y al guitarrista Pópez -estos dos últimos participan tres veces en el festival, incluidas sus diferentes papeles en la actuación de Katoa- para hacer una "Cautivos" más folk que nunca antes. Una canción incluida en el exitoso 2038, disco que por primera vez interpretan de manera íntegra, con algunas alteraciones en el orden respecto a la grabación en estudio, ubicando la coreable "Con la música a otra parte" en la parte cañera del inicio y desplazando el baladón "Me va a faltar el aire" al final oficial. No falta la extensa "Peán", con sus más de diez minutos, en la que aparece por primera vez el invitado especial, Ronnie Romero, cantante de Rainbow, quien regresa en la tanda de los bises para la versión completa de "Bohemian Rhapsody" de Queen, tramo en el que también suenan "Irresistible" y "Traspasa mi piel". El público se sabe las letras de cada tema y aplaude con ganas algunos gritos de Ángel Belinchón, quien vuelve a destacar en la lenta "Al otro lado". El grupo, como siempre, suena a la perfección en desarrollos que pese a resultar accesibles al oído son de compleja construcción, obra de ese cerebro que es Carlos Álvarez.

La contundencia de Katoa, con el vocalista Adrián Morote al frente, puso el punto y final a la primera edición del Metalterráneo Fest. Foto: Juan Vicent.

La propuesta de Katoa no es tan accesible como la de sus tres compañeros de cartel. Música extrema, sacando el lado más agresivo de Dionís y Pópez -guitarristas de Lèpoka- junto a Adrián Morote a la voz -y no parar sobre las tablas-, Gerardo y Alberto en la sección rítmica. Actuación con apunte emotivo al dedicarla a Julián, bajista de los grupos Extraños Días y Betrayed recientemente fallecido. Voces guturales y limpias para repasar casi en su totalidad el Lp Piezas, con la participación especial de Dani Nogués en "Calma y ruido". Más de cien espectadores llegaron hasta el final de un festival en el que cabe destacar el buen trabajo de Enrique Pantera Ara -con Juan Carlos Morcillo a los mandos en el directo de Dry River- en un espacio de sonido tan complicado como es La Pérgola.


  1. Acertada crónica y muy bien el destacar el trabajo de los técnicos de sonido. Yo no recuerdo nada en la pérgola sonando así.

Responder a Apu Cancelar la respuesta

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,