- nomepierdoniuna - https://www.nomepierdoniuna.net -

Diario fotográfico desde mi ventana

El confinamiento desde el objetivo de Carme Ripollès

Desde mi ventana. Es 15 de marzo. Hace dos días que teníamos pendiente colgar un mapamundi de Motif; Martí me ha preguntado si era el mapa del coronavirus. “Mamá, ¿vemos una peli?”. “Claro, hijo. ¿Cuál quieres?”. “¡Pokemon!”.

Mascletà y “Rotllo i canya” en las ventanas. Hace dos días que habrían empezado las fiestas de la Magdalena. Pero, el 16 de marzo, policía en las zonas comunes y vecinos.

Hoy hemos hecho lo que hemos podido. Y una clase de chino por videoconferencia. Martí estaba tan cómodo y yo me he sentido mayor. Os recomiendo las clases de Nini Laoshi, así como no olvidar el comercio de proximidad.

Empiezo a acostumbrarme a no salir de casa. He acabado Ignot de Manuel Baixauli, y me ha gustado mucho.

Desde la ventana vemos cómo hacen su día a día los vecinos. Una vida, breve y minúscula en ventanas, balcones y terrados. Recuerdo a mi padre, que era colombaire y sabía leer el pueblo y sus calles desde arriba. También hemos hecho una coca y hemos visto Escuela de cachorros, una serie infantil en la que perros de verdad hablan. Tengo la cabeza congestionada.

Primavera, 20 de marzo. He ido a comprar pan. No quedaba y he comprado SuperZings.

24 de marzo. ¿Os está pasando todo rápido y lento a la vez?

En el primer piso vive bastante gente. He intentado comunicarme con ellos, pero algunos no hablan español. Me encantaría saber quiénes son.

Teletrabajo y otras utopías. Estoy entre hacerme brigada o runner de terrado. O profesora de ioga para niños y niñas inspirada en Frozen.

Después de aplaudir, Ray Liotta sale a la ventana. La Universitat Jaume I (UJI), fantasmagórica, a pocos metros de casa, un 26 de marzo, parece lejana, de otro continente.

Algunos días Martí no quiere ni salir al balcón. No sé cómo reaccionarán a largo plazo las criaturas. Necesito salir a hacer fotos más allá de las tres cuadras que habito.

Esta tarde hemos aplaudido a los niños y niñas. Martí ha dicho que él no salía, que le teníamos que aplaudir nosotros. He leído la columna de Enrique Ballester sobre cómo estamos de trastornados quienes estructuramos nuestra vida alrededor del calendario futbolístico. Mucho. Mañana, 30 de marzo, los amigos de Micrea Film Projects estrenan el documental del ascenso del CD Castellón. Os lo recomiendo, es vibrante. Los vecinos suben a entretenerse con una birra.

Domingo 30 de marzo, la gente sale a los balcones a abrazarse.

La lluvia y el frío hacen que se haga confinamiento del confinamiento. El filósofo Emilio Lledó reflexiona en la radio sobre las calles vacías, inhóspitas, amenazantes.

Víctor Sabio de Camisetas Errequeerre nos ha abierto su empresa textil el 1 de abril, en la que están fabricando centenares de mascarillas. Gracias. Hoy el aplauso ha sido rápido y nos hemos dejado a algún vecino solo en la ventana, en pijama. Teníamos llamada de Paloma, que esta noche está de guardia. ¿Habéis visto La ventana indiscreta?

Vuelven los ruidos y colores a los balcones. La del primero se guarda el Malboro y la lata de Voll Damm en el escote. Me acerco al Hospital General; aún no había ido. Encuentro el ambiente optimista.

El Fuerte Bravo y sus indios y cowboys han venido a salvarnos la tarde del 3 de abril. Estamos dosificando los juguetes de principios de los 90 de Piolo, que mantienen el encanto pese a los años que llevaban en la despensa.

*Puedes ver el reportaje fotográfico en este enlace y seguir el día a día fotográfico de Carme Ripollès en su Instagram.