Cine >> Portada

Cine y rock con 'Leto' en el Paranimf

Para amantes de la música y los biopics, el Paranimf de la UJI nos sitúa este fin de semana (25 y 26 de mayo) en la escena rock de Leningrado en los 80's con 'Leto', de Kirill Serebrennikov, para contaros cómo surgió la banda liderada por Viktor Tsoï.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

Hay cineastas y películas que encajan mejor en una estación del año que en otra, aunque sea por gusto personal. Es lo que me sucede con Lars von Trier, que parece un cineasta al que le sienta bien la primavera. Quizás sea la frescura que se siente y el aire que se respira después de los cavernosos meses de invierno, que hacen que las claustrofóbicas y agobiantes películas del cineasta danés sean más llevaderas. Especialmente su última cinta, La casa de Jack (2018), que podremos ver en el próximo trimestre cinematográfico del Paranimf de la Universitat Jaume I. Las proyecciones, los fines de semana a las 19.30 por 3€ (2€ entrada reducida).

Además, si hace poco pudimos disfrutar en el mismo lugar de obras maestras de la animación como Your Name (Makoto Shinkai, 2016) o Isla de perros (Wes Anderson, 2018), en los próximos meses seguiremos degustando grandes películas animadas que se acercan al terreno del documental y de la novela ilustrada como las pioneras Vals con Bashir (Ari Folman, 2008) y Persépolis (Marjane Satrapi y Vincent Paronnaud, 2007).

EN ABRIL...

La programación cinematográfica del Paranimf de la UJI se abrirá los días 6 y 7 de abril con la película de animación Crulic, camino al más allá (Anca Damian, 2011). La primera película de animación rumana en dos décadas es un documental sobre la muerte por huelga de hambre de un ciudadano rumano, Claudiu Crulic, en Polonia tras ser arrestado por robo y no recibir ayuda del consulado rumano. El film mezcla diferentes técnicas de animación para indagar en los sentimientos y sensaciones de un hombre que sufre una lenta agonía. Crulic ganó el premio a la mejor película en el importante festival de animación de Annecy, además de una mención especial en Locarno y haber sido seleccionada en el festival de cine de Gijón.

Los días 14 y 15 serán los del descenso al infierno y redención de Lars von Trier con La casa de Jack, protagonizada por un inconmensurable Matt Dillon y el mítico Bruno Ganz, que falleció recientemente. Desde su pase en los festivales de Cannes y Sitges del año pasado y su estreno en salas comerciales, la última obra de von Trier no ha dejado a nadie indiferente y se ha escrito mucho sobre ella. La cinta sigue a un asesino en serie, Jack (Dillon), durante 12 años en los que comete una serie de crímenes a cada cual más atroz. La narración muestra las acciones a modo de retrospectiva, de reflexión, mientras Jack se las cuenta a Verge (Ganz) de camino al infierno. Lars von Trier pretende reflexionar sobre su propia obra (de arte) y su labor como creador, lo que la convierte en una película paradigmática que contiene la fuerza y turbiedad de sus mejores trabajos y también nos permite reflexionar sobre nuestra capacidad/tolerancia con respecto al arte y sus límites.

Arrugas (Ignacio Ferreras, 2011), basada en el célebre cómic homónimo de Paco Roca, ganadora de dos Goya a mejor película de animación y guión adaptado, además de una distinción especial en el festival de Annecy, la podremos ver los días 20 y 21 de abril. La cinta se centra en la amistad entre dos ancianos, Emilio y Miguel, cuando el primero entra en un geriátrico con un principio de Alzheimer y recibe la ayuda de los demás para evitar llegar a la llamada planta de los desahuciados. La conmovedora y divertida película muestra una realidad que parece no estar presente en una sociedad tan rápida e inmediata, donde todo tiene que tener un uso, como la actual. Una lección de vida, comprensión y empatía hacia nuestros mayores.

La programación del mes terminará los días 27 y 28 con la candidata de Colombia para los pasados Oscar, Pájaros de verano (Ciro Guerra y Cristina Gallego, 2018). Guerra es director de la primera película colombiana candidata a los premios de la academia estadounidense, El abrazo de la serpiente (2015). En esta ocasión se une a Gallego para contar el origen (no contado) del narcotráfico en Colombia en la década de los 70. Para ello siguen a la familia indígena Wayuu, que de la noche a la mañana se ven convertidos en empresarios de marihuana, lo que provocará una guerra fratricida que pondrá en peligro a su familia, sus vidas y sus tradiciones ancestrales.

EN MAYO...

Los días 4 y 5 de mayo podremos ver una película que cambió la historia de dos géneros, el de la animación y el del documental: Vals con Bashir. El documental animado trata sobre la matanza de refugiados palestinos en el Líbano en 1982. El realizador Folman comienza hablando con su amigo sobre un extraño sueño en el que le persiguen 26 perros. El sueño resulta estar relacionado con una misión que ambos realizaron para el Ejército israelí. Folman no recuerda ese período de su vida, por lo que viaja por todo el mundo para hablar con amigos y compañeros, lo que dará lugar a una serie de surrealistas momentos que pondrán en imágenes la memoria y los sentimientos del horror. La película estuvo nominada a la Palma de Oro en Cannes, además de a los premios Annie, Oscar y Globos de Oro, llevándose multitud de galardones tanto en la categoría de cine de animación como de cine documental.

La mujer de la montaña (Benedikt Erlingsson, 2018), que se proyectará los días 11 y 12 de mayo, es la tapada de este ciclo. La cinta islandesa se centra en una profesora de canto llamada Halla que lucha contra la industria local del aluminio que está contaminando el país. Todo cambiará cuando reciba una carta de aprobación para una adopción de una niña. Una película sensible, hermosa y apasionada que se llevó el premio del público en el pasado Festival de Cine de Sevilla y el de mejor actriz (Halldóra Geirharðsdóttir) en el de Valladolid.

Otro clásico de la animación, Persépolis, basada en el cómic de Satrapi la podremos ver los días 18 y 19 de mayo. Un filme que siempre está de actualidad, pero ahora más si cabe. Un alegato feminista que narra la conmovedora historia de una niña iraní desde la revolución islámica hasta nuestros días. Una cinta multipremiada que pone sobre cada mano de Marjane, como una balanza, dos culturas, dos vidas, dos identidades… para abrirnos los ojos como individuos de una sociedad donde los intereses de las personas y de los políticos están en constante enfrentamiento.

Para los amantes de la música y de los biopics que salieron un tanto decepcionados con Bohemian Rhapsody (Bryan Singer, 2018) desde Rusia con amor nos llega Leto (Kirill Serebrennikov, 2018) los días 25 y 26 de mayo. Esta película, que llevó el premio al mejor diseño de producción en los últimos Premios del cine Europeo, se sitúa en la escena del rock de Leningrado en los años 80 para contar cómo surgió la pionera banda liderada Viktor Tsoï.

El mes terminará con la programación de los cortometrajes del Grado de Comunicación de la Universitat Jaume I, el día 29 de mayo a las 20.00 con entrada gratuita. Se pasarán Cluedo (Enigma Productions), Los muertos no pueden hacer eso (Claraboya Films), Ello (Producciones Seitanicas), Colorblinds (WH Productions), Reflejo (Estrellades), Mia (Look at Different) y En la sombra (Voceto Films).

Y EN JUNIO...

Para anticiparnos los meses de sol y playa, la programación de junio se abrirá los días 1 y 2 con la cinta de animación española De profundis (Miguelanxo Prado, 2006). La película cuenta una historia maravillosa, onírica y con raíces en los mitos de las culturas atlánticas. Después de morir ahogado durante una tempestad, un pintor y marinero es guiado por una sirena a lo largo de un recorrido submarino, transformador e iniciático. Un film cautivador y refrescante que siempre es un placer revisar.

Fotograma de 'De profundis' de Miguelanxo Prado.

Y otro clásico de la programación independiente, el francés François Ozon, no podía faltar antes de cerrar el curso. Su última película, Gracias a Dios (2019) se proyectará los días 8 y 9. Ozon se aleja un tanto de sus particulares intereses y estilo para tratar un tema social de actualidad como los abusos de menores por parte de la Iglesia. Basada en hecho reales, el filme se introduce en el tema de la mano de Alexandre, que cuando descubre que el sacerdote que abusó de él sigue trabajando con niños comienza una cruzada junto con otras víctimas para liberarse de sus sufrimientos a través de la palabra. En el pasado festival de Berlín se llevó el Gran Premio del Jurado.

Deja un comentario

He leído y acepto el Aviso Legal

Puedes consultar el tratamiento que hacemos de tus datos y la forma de ejercitar tus derechos en nuestra Política de Privacidad,