- nomepierdoniuna - https://www.nomepierdoniuna.net -

Arkanoid (El regreso). “Demasiado apalancados para el rock y demasiado estridentes para el pop. Nos sentíamos cómodos en tierra de nadie”

Arkanoid, con la formación de este regreso: Juanmi Martín, Sergio Navarro, Toni Valverde y Gavin Brenes.

Four Seasons mantiene la costumbre de bucear en el pasado de la música castellonense y programar un par de retornos cada año. En este caso no se ha tenido que ir muy lejos en el tiempo, ya que Arkanoid fue uno de los principales grupos de La Plana en la primera década de este siglo XXI. Una formación indie que captó la atención de manera positiva de algunas webs que rastreaban las novedades nacionales y que finalizó su andadura por motivos laborales. Por el camino, tres discos oficiales: Polyester (Cydonia, 2003), Get yourself influenced (Underhill, 2005) y Point of no return (Arindelle, 2008), con unos contenidos bastante distintos a los habituales dentro de la música hecha en Castellón. Tenían una concepción moderna de canciones, sonido e incluso promoción, abriendo algunas vías que después otros grupos o solistas también han utilizado y protagonizando imaginativos vídeos surgidos de la mente de Adam Brenes (al frente de Micrea y NMPNUTV). Regresan el sábado 31 de enero (19:00; 5 euros), con Dante Place, el nuevo proyecto del anglo-cántabro Jorge Hunt, un viejo amigo y compañero en el sello Underhill con Kidsgofree. Sobre el escenario, la última formación de Arkanoid, con Juanmi Martín (voz y guitarra), Gavin Brenes (guitarra) –ambos ahora en Montefuji-, Toni Valverde (batería) y Sergio Navarro (bajo que también forma parte de DeBigote y Cucharacuchillo y que sustituyó a Ángel Luis Jiménez después del segundo disco). Gavin, un amante de la música y de las charlas sobre música toma la palabra para hacer memoria y ofrecer detalles de todo tipo.

>¿Cómo surgió la idea de volver a dar vida por un día a Arkanoid?
Pues fue algo natural. Ya el año pasado quedamos un día que estaba Toni por Castellón para volver a tocar juntos y pasar un buen rato, pero se quedó en eso. Aprovechamos el concierto con DeBigote el pasado octubre para charlar con Sergio (bajista) y hacer un acercamiento definitivo. Fue una separación por temas de logística, no hubo malos rollos y más o menos seguimos en contacto, así que es bastante normal que nos apeteciera.

>Porque es seguro por un día, ¿no? ¿No hay opción de repetir o reanudar el camino?
Aunque no te lo creas, es algo que no hemos hablado. Reanudar el camino seguro que no, cada uno tiene sus proyectos y no hay opción de darle a Arkanoid el tiempo que requiere, pero lo de quedar de vez en cuando, ensayar y dar algún concierto esporádico es una opción que está ahí.

>El fin de Arkanoid llegó justo cuando acababais de publicar vuestro tercer disco, Point of no return, un título que con los acontecimientos posteriores resultó, irónicamente, muy realista. Fueron motivos relacionados con las vidas privadas de dos componentes lo que cerró la etapa de Arkanoid, ¿no?
Efectivamente, Toni (batería) se marchó por motivos laborales a Madrid y la cosa empezó a perder consistencia. La grabación del Point of no return ya reflejaba un poco esta situación y el nombre del disco no es tan gratuito como pudiera parecer.

>Juanmi y tú mantuvisteis durante un tiempo vivo el nombre de Arkanoid con actuaciones en acústico, hasta que aparecieron en vuestro camino Alberto Lucendo (procedente de Panegírico al Legado), Mateu Aguilella y Joan Segarra (también forman parte de The Last Band), surgiendo Montefuji. Sé que aquel impasse fue complicado para vosotros porque no teníais muy claro qué ibais a hacer. ¿Seguíais manteniendo alguna esperanza de que Arkanoid continuase?
Era un periodo de negación. Arkanoid significaba mucho para nosotros y se hacía muy difícil aceptar que había llegado a su fin. Hicimos todo lo posible para salvar el proyecto, pero ya no tenía mucho sentido.

>Sorprendió que pasaseis del inglés de Arkanoid al español de Montefuji, siendo además el mismo cantante, Juanmi.
Esa fue una transición natural. Juanmi, de hecho, no habla inglés. Las letras las hacía yo y en el último disco Sergio hizo algunas. Cantar en inglés se le hacía complicado, ya que no personalizaba las letras; eso hacía que a veces faltara algo de convencimiento. El paso al castellano creo que ha sido un acierto total, aunque es cierto que el inglés es un idioma mucho más lírico y es más fácil de musicar. También ayudó que saliera una serie de bandas cantando en castellano que sirvieron de referentes... me viene a la cabeza Standstill por ejemplo.

>A Arkanoid siempre lo sitúo mentalmente en la puerta de acceso a la escena actual de Castellón. Me explico. En el arranque del nuevo siglo había escena local, pero era más reducida y con menor fuerza global (menos conciertos, menos salidas a otras provincias… aunque en realidad aún estamos lejos de una situación ideal). Para mí Arkanoid fue uno de los primeros nombres con los que empezó a cambiar aquel panorama, trabajando de manera convencida en los alrededores de la música en sí (grabaciones, directos, vídeos, contactos más allá de la provincia, promociones…) de la que se acostumbraba. Aunque sin un eco excesivo, sí que vuestro nombre comenzó a aparecer en blogs nacionales y recogiendo buenas críticas, además. Os sitúo como uno de los grupos que abrió las puertas de la música actual (indie, pero no sólo dentro de ese ámbito) en Castellón y al mismo tiempo como uno de los nombres de referencia de ese proceso de transformación.
Creo que fue esencial para mí descubrir la escena hardcore que llevaban sellos como Bcore; ver cómo trabajaban esas bandas me abrió los ojos. Chavales como yo que habían montado un entramado a nivel nacional de sitios donde tocar, donde poder quedarte a dormir, gestionándolo todo ellos mismos, vendiendo merchandising y discos para cubrir la gasolina... Todo muy Do it yourself y muy auténtico. No había esa barrera entre el músico y el fan, por lo que al final piensas: “Si ellos lo están haciendo, ¿por qué no yo?”.

>Creo que Arkanoid fue también uno de los grupos que mayor rendimiento sacó a internet para la promoción. El ahora olvidado MySpace fue una herramienta que explotasteis y al mismo tiempo erais uno de los grupos de Castellón que mayor uso hizo de YouTube, a través de los vídeos de tu hermano, Adam Brenes. Creo que siempre tuvisteis muy claro que la promoción era necesaria y a falta de ayudas externas, había que hacerlo por vuestros medios o con la ayuda de amigos. Parece algo obvio, pero no todos los grupos lo han tenido tan claro, incluso algunos siguen pensando hoy que con sacar unas canciones y grabar un CD ya han hecho todo lo que les corresponde.
El hacerlo todo uno mismo no es lo ideal, todo el tiempo que pierdes con facebooks, youtubes, buscando bolos y demás es tiempo que te quitas de tocar y componer, que al final es lo más importante de todo, pero está claro que si no hay otra opción hay que hacerlo. Luego, cuando no hay presupuesto, hay que tirar de imaginación y de los amigos para que te echen una mano.

>No sé si Toni ha estado activo este tiempo, pero el resto sí, lo que os da una buena perspectiva de cómo está la situación actual de la música en Castellón  y de los cambios que ha experimentado...
Pues no sé si es que hay más grupos ahora o simplemente que son más visibles. Las redes sociales y el trabajo que hace gente como tú o Nomepierdoniuna hacen que te enteres de todo lo que se cuece aquí con mucha facilidad. Recuerdo que antes había que tirar de la página que tenía José Luis El Chino en el Detot, del Zel Ras o publicaciones parecidas para enterarte de algo. Creo que siempre ha habido grupos en Castellón. Me gusta ver a grupos locales y ver qué hacen, cómo trabajan. Muchas bandas locales me han influenciado, no tanto musicalmente como en su manera de hacer las cosas... recuerdo a The Joke, Templario o en una época más reciente Pleasant Dreams.

Primera formación de Arkanoid: Juanmi, Gavin, Toni y Ángel Luis.

>¿Vamos al principio de todo? ¿Cómo se les ocurre a unos graueros ponerse a tocar música? ¿Quiénes fuisteis los que arrancasteis con el proyecto, que en un principio creo que no se llamaba todavía Arkanoid?
Toni, Juanmi, Ángel Luis y yo empezamos tocando juntos en el 94 aproximadamente... Casi nada. Empezamos ensayando en un local del otro chico que tocaba la guitarra, Juan Navarro, en la Calle Juan de Austria del Grao. El grupo de llamaba Crash Diet e hicimos algunos conciertos sin tener prácticamente ni idea de tocar, mayoritariamente versiones de Guns N’ Roses, Metallica, Ugly Kid Joe y un par de temas propios. Luego pasamos a ensayar en el local que albergaba la antigua Biblioteca del Grao. Reclutamos un cantante, Juanmi pasó a tocar la guitarra y cambiamos de nombre y estilo, y así nació Lobo. Con este grupo ya empezamos a tener cierta repercusión a nivel local y en el 97 grabamos una demo de cuatro temas con Alberto Sales en Rocketes, que incluso salió reseñada en la Kerrang! con muy buena crítica. Estuvimos un par de años así hasta que la relación con el cantante se hizo insostenible y pasamos  al formato de cuarteto. La evolución fue progresiva y natural; cada vez íbamos escuchando más música de distintos estilos, eso se notaba, y ahí empezó Arkanoid.

>¿Repasamos la discografía? Tenéis tres discos oficiales propios, pero en Bandcamp se puede escuchar una demo de 2001 en las que sonabais más contundentes que en las posteriores grabaciones oficiales, con un sonido que se acercaba incluso al metal alternativo. ¿Influyó la producción de Alberto Sales (estudios Rocketes) en ese sonido contundente o que veníais de unas referencias metálicas que aún estaban latentes?
Pues 6 de uno y media docena de otro. En la época de la primera maqueta creo que el grupo que más nos gustaba a todos era Deftones. Ese rollo de música casi metálica pero con líneas vocales muy melódicas nos encantaba. Evidentemente la producción de Alberto influyó también mucho en el resultado final. De Alberto Sales sólo podemos decir cosas positivas: es muy buen tío y nos trató con mucho respeto desde el primer día, a pesar de que éramos unos mocosos que no teníamos ni idea de grabar ni de tocar.

>Incluíais una versión de Far, que ha sido uno de vuestros grupos de referencia.
Far era nuestro grupo fetiche. ¡Se juntaba todo! Hacían una música parecida a la de Deftones pero más cercana a lo que queríamos hacer nosotros y encima eran desconocidos, lo que le confería un aura mística super atractiva. Piensa que todo esto era en la época pre-descargas de internet. Este disco lo teníamos en un cassette de cuarta generación. Recuerdo que le enviamos la versión al cantante y lo comentó en la web. Nos hizo mucha ilusión.

>Y en esa época llegó la victoria en el Castellón en Vivo, en un momento en el que el concurso tenía gran seguimiento. ¿Qué supuso ese galardón para Arkanoid?
Era la segunda edición y la final fue en el Casal Jove del Grao. De hecho fue antes de grabar Polyester y el dinero del premio lo destinamos a grabar el disco. Fue un auténtico subidón, ya que no éramos favoritos ni de lejos. Nos salió un muy buen concierto. En la final también estaban Maunder Ground Control, de la Vall d'Uixó, grupo donde tocaba la batería Joan, actualmente en Montefuji. ¡Me gustaron mucho!

>En 2003, apareció Polyester, editado por Cydonia. Y poco tenía que ver con la demo, a pesar de recuperar un par de temas. Volvisteis a contar con Alberto Sales para un trabajo en el que el factor metálico había desaparecido, y salvo algunos riffs bien marcados y algunos in crescendos os inclinabais por ritmos más suaves, entre los que destacaba esa voz dulce de Juanmi. Se os empezó a colocar la etiqueta de grupo “emo”.
Sí, fuimos bajando de velocidad... en este disco incluso demasiado. La prensa especializada nos encasilló como grupo “emo”, lo cual no nos molestaba en absoluto. Hay que tener en cuenta que el emo primigenio no era más que una variante del indie más guitarrero pero con un toque más de sensibilidad en las voces, nada que ver con lo que hoy entendemos como “emo”. Nuestros referentes eran Far o Engine Down. El disco salió en Cydonia, sello que dirigía Ramón Rodriguez (The New Raemon). Coincidimos con él cuando teloneamos a Madee en Benicàssim en 2002, mantuvimos el contacto y cuando tuvimos el disco grabado se lo envié, le gustó y nos lo sacaron.

>Aunque esos chispazos eléctricos rompiendo atmósferas melódicas a lo ‘Creep’ os llevaron a una comparación que ya nunca os pudisteis quitar: en cada entrevista os preguntaban por similitudes e influencias procedentes de Radiohead.
Radiohead me flipan, probablemente sea mi grupo favorito, pero no veo muy acertada la comparación, ya que lo nuestro era otro rollo... mucho más simple y más orientado al rock.

>En 2004 se publicó una curiosidad discográfica compartida con otros cuatro grupos (Delorean, Zeidun, Templeton y César): ándale, arindelle, dale.
Date cuenta que de ese compartido, Delorean son famosos a nivel mundial, Templeton se han hecho un gran nombre a nivel nacional, Zeidun es el grupo de Joan Colomo, que también está triunfando, y César es el pseudonimo que utilizó Brian Hunt, guitarra/descubridor de Russian Red y que también ha tocado en bandas como Half Foot Outside, Kidsgofree, Tuya. ¡Casi nada! ¡Los únicos que no hemos triunfado hemos sido nosotros! Ese disco es una joya.

>Con Get yourself influenced (Underhill, 2005) empezó a cambiar el panorama para Arkanoid. Un disco que arranca con “Ronnie James Dio”, que incluye “Sabbath” y sospechosas derivaciones metálicas como “Damage, Inc” o “Sterjnoy”, “Mike Perruzo”… (hablando siempre sólo de los títulos) capta la atención del sector indie, con las voces sonando muy dulces por momentos sobre las guitarras y sus funciones de tejedoras de ritmos hipnóticos.
Es mi disco de Arkanoid favorito. Canciones mucho más redondas, muy buen sonido, más experimentación... Ya habíamos tocado mucho, sobre todo fuera de Castellón, y teníamos muchas más seguridad en lo que hacíamos. Antes era como que teníamos que pedir permiso y no molestar y ahora era en plan “esto es lo que hacemos, si te gusta bien y si no, también”.

>Atmósferas que engañaban, ya que estaban cargadas con una electricidad siempre latente, plasmadas en las explosiones guitarreras y en unas voces de Juanmi que pasaban a gritar (siempre dentro de un límite).
Sí, Juanmi canta mejor que nunca en este disco. Hay muchos más matices, es mucho más dinámico, menos plano.

>¡Pero esos títulos! Os descubrí en esta época y os confieso que la primera vez que vi nombres de canciones vuestras pensé que erais un grupo de tributo heavy. Aunque leyendo otros títulos ya no tenía claro si jugabais al despiste con los oyentes o que realmente os importaba poco cómo se llamasen los temas.
La mayoría de títulos nacen de bromas o anécdotas dentro del seno del grupo. El contenido de la canción y su título poco tienen que ver, pero nos gusta así, le da un carácter más desenfadado al asunto. Esto también nos ha traído algún problemilla. Recuerdo que subimos una versión acústica de nuestra canción “Ronnie (James Dio)” y se llenó de comentarios de heavies enfurecidos que esperaban ver algún video del pequeño gran cantante y se encontraron a cuantro indies castelloneros mancillando su nombre.

>Pasasteis del sonido más duro de Alberto Sales a las manos de Hans Krüger en Montreal Studios (Subiza, Navarra), con una hoja de ruta más experimental.
Irnos fuera a grabar también fue un cambio a mejor. Estando fuera de casa vives por y para el disco. Además Hans tenía un material muy chulo en el estudio y su manera de ver las cosas era parecida a la nuestra. Estuvimos una semana grabando, alejados de la ciudad, concentrados en lo nuestro... muy buena experiencia.

>También habíais cambiado de compañía. ¿Fue una oferta de su parte o un tanteo por la vuestra?
Efectivamente. Cydonia dejó de editar cosas y empezamos una nueva búsqueda. Nos llegaron 3 o 4 ofertas, pero ya desde antes de grabar teníamos claro que queríamos sacar el disco con Underhill. Era un sello pequeño de Pamplona, pero genial... Edu, el chico que lo lleva, es un apasionado de la música igual que nosotros y ya lo conocimos con la  primera maqueta. Además en ese sello estaban bandas como Delorean o Kidsgofree (la banda de los hermanos Hunt). Estábamos más que encantados.

>Colaboraciones de Pablo Errea, bajista y guitarrista de Australian Blonde, y de Edgar Beltri, de Tiki Phantoms.
Lo de Pablo Errea fue cosa de Edu Underhill. Había un tema, “Puzzle”, para el que nos faltaba una segunda voz y Edu pensó en Pablo, que era amigo suyo. Al final Pablo no vio claro qué meter, ya que veía el tema bien como estaba y decidió hacer una especie de versión acústica low-fi del tema que metimos como canción oculta al final del CD.  Lo de Edgar (Maple, Tiki Phantoms, The Eyes, etc....) fue algo en el más puro estilo Arkanoid... Una vez en Castellón nos pusimos a oír las premezclas y nos dimos cuenta de que Juanmi se había dejado por grabar un arreglo de guitarra que hacía al final de “Lighthouse”. Aprovechamos que Edgar estaba por Pamplona visitando a Edu para enviarle una muestra de lo que hacía Juanmi y que él lo grabara a su manera. Al final quedó genial.

>Publicaciones nacionales decían que era “de lo mejor editado” ese año y hasta iba a publicarse en México.
La reacción de los fanzines/webzines del género fue buenísima, lo cual nos dio más confianza todavía. La edición en México fue un tema raro, ya que al final, a pesar de poner su logo y el número de referencia impreso en el disco, parece ser que se echaron atrás y no llegaron a sacarlo.

>Parecía que era el momento propicio para el gran salto adelante de Arkanoid. Pero empezaron las pegas. Primero llegó la marcha de Ángel Luis, sustituido por Sergio.
Lo de Ángel fue una pena.  Es amigo mío desde párvulos. Hemos crecido juntos y que se dejara la banda fue un palo, pero era algo que se podía esperar. No le gustaba irse fuera a tocar, grabar, etc... y ya hizo un gran esfuerzo durante el tiempo que estuvo en la banda. Haber grabado un par de discos con él es una satisfacción que queda ahí y perdurará en el tiempo. Hicimos algunas pruebas para buscar bajista, estábamos en una buena posición a nivel local y había gente interesada en ocupar el puesto. Cuando vino Sergio a la prueba lo tuvimos claro de inmediato. Es un tío genial... inquieto, currante, siempre predispuesto.... hace que todo sea fácil. Hizo suyos los temas desde el minuto uno. De hecho al poco de entrar tuvimos que grabar dos temas para un recopilatorio de Castellón en Vivo y ya metió mano en el tema de composición.

>Después, el proceso de publicación se alargó mucho. Pasaron tres años desde el Get yourself influenced al Point of no return (Arindelle, 2008). Primero tardaron las mezclas más de lo previsto, luego llegaron los problemas relacionados con la economía de la discográfica (por cierto, habíais vuelto a cambiar; cada disco en un sello distinto).
El primer año después de editar Get yourself influenced fue muy bueno. Tocamos bastante por fuera y nos salían muy buenos conciertos. Luego Toni, por motivos laborales, se fue a vivir a Valencia y el ritmo empezó a bajar y a partir de ahí fue todo cuesta abajo. Ensayábamos menos y se empezó a notar un poco de desencanto. Aun así teníamos una colección de buenas canciones y volvimos a Pamplona a grabar el disco. Una vez grabado Hans se columpió con el plazo de las mezclas y tardó prácticamente un año. En ese periodo Toni pasó de currar en Valencia a hacerlo en Madrid, lo cual dejó tocado de muerte al grupo. No nos apetecía nada cambiar de batería. Arkanoid era con Toni o no era. Sergio también salió un poco desencantado de la grabación del Point of no return y al final decidimos dar el grupo por finiquitado aunque Juanmi y yo seguimos dando continuidad al legado con algunos conciertos acústicos más.

>Tan hartos estabais que, cuando por fin vio la luz, decidisteis regalarlo.
Exacto, fue tal cual. Teníamos algo de bote de los conciertos y decidimos pagarnos la edición del disco para regalarlo a quien lo quisiera. Ni aun así dimos mucha salida a los discos, confirmando nuestra condición de grupo maldito o de culto.

>Y mientras tanto, el grupo estaba tocando a su fin, al tiempo que lo que se escuchaba en el disco parecía indicar que seguía avanzando dentro de un estilo ya bien definido. Aunque personalmente no me provocó el mismo impacto que Get yourself influenced, tal vez porque ya estaba más habituado a vuestro sonido y, quizás, inconscientemente se me introdujo en la mente la idea de que era un disco triste por los problemas y ese final del grupo.
Visto con perspectiva me parece un disco muy bueno, con grandes canciones, más directo que los anteriores. Nos faltó rodarlo en concierto. Las pocas veces que tocamos canciones como '”18” o “Chalk in the asphalt” en vivo se notaba que eran auténticos pelotazos.

>Una crítica, va. Algunas veces he oído decir sobre vosotros: “Tienen buenos temas, pero en directo parece que les falte sangre. Parecen que estén tocando a cámara lenta”. Aunque me parece que vuestro propósito era precisamente ése: transmitir estampas sonoras a cámara lenta.
Al público más rockero les podíamos parecer muy apalancados y al público más pop les resultábamos demasiado estridentes. Nosotros nos sentíamos cómodos en tierra de nadie.

>¿Qué preparáis para este concierto en Four Seasons? ¿La última formación? ¿Algún invitado?
Sí, la formación será con Sergio al bajo. Ángel Luis hace tiempo que dejó de tocar, aunque no hubiese estado mal que subiera a hacerse un tema. En el concierto haremos un repaso a toda nuestra discografía tocando temas de todos nuestros discos, incluida la demo. No nos ha dado tiempo a preparar nada más... de hecho, apenas hemos ensayado (risas).

>Además de músicos, sois grandes consumidores de música. Repasáis legados y descubrís bandas nuevas. No tengo duda de que la elección de Dante Place para este concierto es vuestra. ¿Qué destacas de este proyecto de Jorge Hunt?
Jorge es amigo desde hace mucho tiempo, tocaba en Kidsgofree, con los que compartíamos el sello Underhill. Acaba de sacar un disco precioso con su proyecto Dante Place, hace un montón que no nos vemos y era el momento perfecto para que se viniera a Castellón. Animo a los que vengan a que sean puntuales para disfrutar de su música.

>Es una entrevista por y para Arkanoid, por lo que no hemos comentado nada de Montefuji ni de DeBigote. Pero abrimos aquí ese inciso. ¿Qué estáis preparando?
Los montefujos estamos en pleno proceso de composición, ya tenemos 8 nuevas canciones bastante desarrolladas y en breve nos plantearemos fechas de grabación. Alberto (Lucendo) está un poco asustado con el giro estilístico de las nuevas composiciones, avisados estais.

(Sergio) DeBigote tocaremos en breve en el Cicle Mutant (de la Vall d’Uixó) y estamos cerrando alguna fecha fuera de Castellón, pero principalmente estamos componiendo también sin perder de vista los festivales veraniegos.

>Una pregunta al Gavin fan. ¿Ese último disco que has escuchado, seguro que hoy mismo, ayer o como muy tarde la pasada semana, que te ha obligado a volver a oírlo?
Ahora mismo estoy escuchando mucho la discografía de Mineral, un grupo emo que sacó sólo dos discos a finales de los 90, y también bastante a Ryan Adams. Aunque el último disco que me compré el fin de semana pasado fue el Blizzard of Ozz de Ozzy en su edición de 30 aniversario en vinilo... ¡Discarral!