- nomepierdoniuna - https://www.nomepierdoniuna.net -

Arenal Sound 2016. Un cartel sin espacio decidido

Two Door Cinema Club sigue instalado en la cabecera del cartel, a la espera de saber dónde actuará.

La relación entre el Arenal Sound y Burriana nunca ha sido sencilla. Frente a quienes ven el festival como el único momento del año en que un número importante de visitantes acude a la localidad de La Plana Baixa (260.000 asistencias se registraron en los seis días de la edición de 2015, según la organización), está el sector que opina que es un evento que no se ajusta a las costumbres de la localidad y que poco le aporta a su economía. El primero de los puntos de conflicto desde que nació el macrofestival se centró en sus costes para la población. Inicialmente se argumentó que no suponía ningún desembolso municipal, pero pronto se vio que no era así. Según se refleja en el Portal de Transparencia de la web del Ayuntamiento de Burriana, después de seis ediciones, la diferencia entre ingresos y gastos se salda con más de 170.000 euros en negativo. Con el cambio de equipo de gestión municipal (del PP al tripartito formado por PSOE, Compromís y Se Puede Burriana) se cuestionó la continuidad del Arenal en la localidad. El mismo día de la clausura de la edición de 2015 tuvo lugar una reunión de seis horas de duración en la que por parte municipal se propuso a Music Festival SL una serie de condiciones para que se mantuviese en el lugar donde nació. Dicho encuentro finalizó minutos antes de presentarse ante la prensa y anunciar que en 2016 repetiría en Burriana “a coste cero para el pueblo” entre el 2 y el 7 de agosto.

Pero a día de hoy (5 de mayo de 2016) aún no se sabe dónde tendrá lugar… con un cartel prácticamente cerrado y con 40.000 abonos vendidos (8.000 de ellos a burrianenses, una cuarta parte de la población). Parece que el lunes 9 de mayo será el día decisivo, en el que quedará decidido el lugar de celebración –Burriana es la primera opción pero falta decidir el espacio, aunque Nules ha aparecido como alternativa- y se comenzará a hablar un poco más de un cartel que, todavía incompleto, encabezan Two Door Cinema Club, Steve Aoki, Crystal Fighters, The Hives, The 1975 y Kaiser Chiefs.

La incertidumbre comenzó a surgir poco después del citado anuncio de la continuidad del festival. En septiembre, una sentencia del Juzgado de lo Contencioso de Castellón –pendiente ahora del fallo del Tribunal Superior de Justicia tras los recursos presentados- daba la razón a los vecinos del bloque de viviendas Roger de Flors –ubicado a pocos metros de la parte trasera del escenario principal del Arenal Sound- por exceso de ruído en la edición de 2013. O se aplicaban medidas correctoras o se trasladaba el festival a otro espacio. Pero los planes presentados por la organización en ambos sentidos no recibieron la aprobación de los técnicos municipales, con el añadido de que la segunda opción –trasladarlo al PAI Malvarrosa- no gustaba a los responsables del Arenal, por entender que su lugar óptimo es la zona marítima, uno de los principales alicientes para los asistentes que acampan durante toda la semana en Burriana.

Tras la sentencia judicial, el Ayuntamiento había solicitado a los organizadores –Music Festival SL- que no vendiesen abonos hasta quedar asegurada la celebración de la séptima edición, pero los responsables del evento -los hermanos David y Antonio Sánchez- siempre seguros de que se terminará celebrando, optaron por ir presentando el cartel y poner las entradas a la venta.

Y aún se iba a complicar más la solución al conflicto con la negativa de la Conselleria de Infraestructuras, por la Ley de Costas, a que se celebrase en la zona portuaria. La organización discrepó en este punto, ya que consideraba que la citada normativa hacía referencia a instalaciones fijas, y no es el caso del Arenal Sound.

Continuar cerca de la playa es objetivo primordial. Foto: Ángel Sánchez (ACF Fotografía).

La inquietud entre los partidarios de que el Arenal Sound continúe en Burriana hizo que convocasen una manifestación ante el Ayuntamiento en una tarde de pleno municipal para expresar su postura. Unas cien personas acudieron a la llamada. Pero su preocupación aumentó todavía más cuando se dio a conocer que existía la posibilidad de que el festival se trasladase a la zona marítima de la vecina Nules, con la aprobación de un convenio por parte del pleno municipal para que esta localidad pueda acoger grandes eventos musicales.

Y en medio de todo este embrollo y con los pro-Arenal burrianenses recogiendo firmas por internet para la permanencia del festival, aparece la mediación de la Agencia Valenciana de Turismo, presidida por Francesc Colomer, que apunta a la instalación de los escenarios en el lado contrario a la zona de camping de la playa del Arenal, donde se ubicaba Mercaplaya y donde en los meses estivales se instalan chiringuitos como el Naraniga. Una opción aceptada por la organización del Arenal Sound y que se someterá a debate el lunes 9 de mayo en reunión convocada por la Generalitat. La opinión de los técnicos municipales resultará decisiva para su aprobación, o denegación, por parte del Ayuntamiento de Burriana.

Y EL CARTEL HA SEGUIDO CRECIENDO

Toda esta problemática ha provocado que hasta el momento el cartel haya quedado en un plano secundario, a pesar de que Arenal Sound no ha dejado de anunciar nombres y plazos de abonos (el actual finaliza el 8 de mayo, con pases desde 35 euros).

Los puestos cabeceros los ocupan nombres que ya han pasado por el festival, como Two Door Cinema Club, norilandeses que tras cuatro años de parón vuelven con temas nuevos que siguen la línea indie pop bailable. El dj estadounidense Steve Aoki protagonizó una de las actuaciones más multitudinarias la historia del Arenal Sound –tal vez la que más- y ahora regresa sin haber dejado de ser noticia por la celebración de juicio del Madrid Arena y también por su 10ª posición en la lista de mejores dj's del mundo, en opinión de la revista Dj Mag. En la edición de 2014 participó Crystal Fighters y poco después –en el mes de septiembre de ese año- el grupo británico fue noticia por el fallecimiento de su batería, Andrea Marongiu. Ahora regresa con las canciones de su nuevo disco.

En el caso de The Hives se trata de recuperar el concierto que tuvo que ser suspendido en 2015 a causa de una violenta tormenta. No hubo posibilidad de recuperar la actuación de los rockeros suecos en esa edición, pero sí figuran dentro del actual cartel. Lo mismo ocurrió con los bailables Vitalic, hasta dos veces suspendidos por la lluvia. La novedad son los británicos The 1975, con disco reciente y viviendo un momento dulce: I Like It When You Sleep, for You Are So Beautiful Yet So Unaware of It. Más indie rock británico con Kaiser Chiefs, grupo de grandes festivales con participación en los Juegos Olímpicos de Londres; y los irlandeses Kodaline. Mientras que Parade of Lights aportarán un toque más bailable acentuado por propuestas como la de Borgore.

El apartado nacional cuenta con bazas de aglomeración de público aseguradas, como son los casos de los ahora denominados La Gran Pegatina, que sólo han faltado a la primera edición, o de Love of Lesbian, con ese nuevo Poeta Halley que les sigue llevando de festival en festival. Sin olvidar bazas como Izal, Miss Caffeina, Second, Manel, Carlos Sadness, L.A. o Fuel Fandago, bien conocidas en Burriana.