- nomepierdoniuna - https://www.nomepierdoniuna.net -

2019. El año de Lèpoka, con el desborde de México

Lèpoka, en un 'meet and greet' con fans en México. Sentados (desde la izquierda): Jaume, Zarach, Popez, Dani, Dionís y Zaphs.

Zarach Llach Roig (señor de los vientos) y Jaume Felip dan vida a Lèpoka en el garaje del batería el 29 de diciembre de 2009. Tenían 19 y 16 años, respectivamente, y además de su amistad compartían gusto por el metal, el folk y un espíritu punk. A mediados de 2010 se incorporan Carlos 'Zaph' (bajista) y Dani Nogués (inicialmente teclista y ahora cantante), ambos con 16 años. Con Melina Queral a la voz graban su primera maqueta de 2011, ya con el nombre Lèpoka, abandonando el inicial Des Köneguts. En 2012 llega la segunda maqueta, con Dani como vocalista, en la que aparecen Miguel 'Popez' Pérez (guitarra; entonces 20 años) y Samuel Amatriaín (violín; 25 años). Junto al guitarrista Juan Palomo graban su primer Lp, Folkoholic metal (2014), al que sigue Beerserkers (2016). En la gira de este segundo disco deja el grupo Juan, entrando en su lugar Dionís Torralba, 'Dio' (entonces 22 años), con quien graban Bibere vivere (2017). Diez intensos años de vida en ascenso para unos músicos de Castelló que ni han llegado a la treintena.

>Vamos a repasar los diez años de Lèpoka, pero empecemos por el final, que es el punto más llamativo en la historia del grupo: la gira de ocho fechas México controla (21 de noviembre-1 de diciembre de 2019). ¿Encontráis las palabras para resumir la experiencia, que ha sido vuestro primer tour internacional? 
(Jaume Felip) Lo que mejor resume la gira es el cariño que hemos visto de la gente hacia nosotros. Nos habían dicho que pasaría, pero una vez allí compruebas que es multiplicado por diez todo lo que te habían comentado. Desde el recibimiento en el aeropuerto, que cinco horas antes de un concierto ya haya gente haciendo cola, que vayan muchos fans a los meet and greet y te lleven regalos... Cosas que en España es impensable que nos ocurran.  (Dionís Torralba) Batimos récords de venta de merchandising(Dani Nogués) Tuvimos que comprar una maleta para meter los regalos que nos hicieron, porque en las que llevábamos no nos cabían. En cuanto a los conciertos, muy bien. El de Ciudad de México era un poco el termómetro que medía el estado de la banda y fue flipante, con más de 300 entradas vendidas, dos horas firmando en el meet and greet. Ha sido redondo para una banda como Lèpoka, que nunca había estado en México. Un diez.

>¿Y cómo surgió estaba posibilidad de girar por México? ¿Fue iniciativa de vuestra compañía de management, On Fire, o una consecuencia de peticiones llegadas desde México?
(Dionís) Fue una idea de On Fire y de Agencia México. Entre los dos montaron la gira. Adán Moreno (AM) tiene mucha experiencia en asuntos de organización y muchos contactos. Además, su trato es muy cordial. (Jaume) Lleva veinte años con giras de bandas españolas por México: Saurom, Saratoga, Mägo de Oz... Teníamos interés en ir allí porque notábamos que había mucha gente de México que nos seguía. Tanteamos un par de agencias y surgió esta posibilidad con Adán Moreno. Desde que llegas te sientes una rockstar, recogiéndote en el aeropuerto, llevándote al hotel, a la sala del concierto... (Dani) Después de veinticinco horas de desplazamiento, con un viaje que empezó en Castelló, nos llevó a Madrid, de allí a París y finalmente a México, abren las puertas en el aeropuerto y hay una veintena de personas esperándonos con camisetas de Lèpoka, gritando el nombre del grupo. Imagínate eso.

>Ha sido una gira que ha ido sumando fechas. Creo recordar que en principio anunciasteis tres y al final han sido ocho.
(Dionís) Hubo un momento muy importante: después de anunciar que Lèpoka iría a México, Carlos preguntó en una publicación en redes sociales por las ciudades en las que le gustaría a la gente que actuásemos. ¡Tuvo unos 400 comentarios aquella publicación con foto! La idea inicial era hacer una gira más corta, pero esa respuesta cambió el planteamiento. (Dani) En aquel momento teníamos confirmada la fecha del México Metal Fest de Monterrey y debido a la respuesta obtenida en aquel post vimos los organizadores y el grupo que existía una demanda que no nos imaginábamos.

“Lo que mejor resume la gira de México es el cariño que hemos visto de la gente hacia nosotros. Nos habían dicho que pasaría, pero una vez allí compruebas que es multiplicado por diez todo lo que te habían comentado”(Jaume Felip)

>Todo ello ha quedado reflejado en los cortos vídeos documentales que cada día iba elaborando Eric Benajes, quien firma vuestros videoclips.
(Jaume) Llevamos a Eric para que plasmase todo lo que íbamos a vivir, porque sabíamos que íbamos a experimentar sensaciones muy nuevas que debían quedar para la posterioridad. La gente es muy agradecida en México. También nos comentan que somos una banda muy cercana. Recuerdo estar entre el público durante el Festimetal Santa Catarina y aproximarse un chico de unos 17 años llorando y agradeciéndonos la música que hacemos. Esas cosas te llenan muchísimo. (Dionís) Ha sido brutal llevarnos a Eric, porque ha sido muy importante plasmar todo lo vivido allí; aunque realmente una cámara no puede grabar esas sensaciones. Por ejemplo, en la prueba de sonido de Ciudad de México, subimos al escenario vestidos de calle y la gente se volvía loca chillando nuestros nombres. (Dani) Allí hemos vivido cosas que no habíamos experimentado en estos diez años como banda.

>¿Cuál es la canción más celebrada en México?
(Dani) "Yo controlo". Tal vez atraigan la frase en sí y la canción. Pero allí también han funcionado temas que no utilizamos mucho aquí. (Dionís) Dependía de la ciudad. "Carta a María" no funcionó en Monterrey, porque era un festival de metal extremo. Sin embargo, "Robin Booze", que en España no mueve mucho a la gente, fue de las mejor recibidas en Ciudad de México. (Dani) Una curiosidad es que desde el inicio del concierto de Ciudad de México la gente empezó a pedir "Ukon laulu", que en España la tocábamos al principio de la gira pero la fuimos abandonando, ya que no obtenía mucha respuesta, además de tener una parte cantada por un vocalista noruego que yo no puedo hacer igual. Sin embargo, en ese concierto entre canción y canción, la gente la pedía hasta el punto de tapar lo que yo estaba comentando. (Carlos Zaph) Años atrás había una parte del show en que yo hacía beatbox acompañado por la gaita de Zarach. Al ser la gira del décimo aniversario lo recuperamos, pero al ver que en Ciudad de México había tanto interés por "Ukon laulu", allí hicimos lo mismo pero con un trozo de ese tema. Pero incluso después de hacerlo, la gente la seguía pidiendo, ya que la quería entera. (risas).

El momento preferido de Dani Nogués en esta década. México. Nos han pasado  cosas muy buenas en esta década, pero también hemos sufrido mucho. Este último año hemos obtenido muchas recompensas bonitas, sobre todo en México. Y dentro de esa gira, el concierto de Ciudad de México, en el Multiforo Alicia. Estábamos en un camerino muy pequeño, al lado de la escalera que subía al escenario, y me resultaba imposible hablar con nadie por lo fuerte que gritaba la gente "¡Lèpoka, Lèpoka!". Siempre aparezco el último en el escenario, y cuando me asomé y vi el percal, aquello fue algo que nunca antes había vivido. La gente me arrancaba pulseras y me ponía otras. Una locura. Ni cámaras, ni yo explicándolo podemos hacerle justicia.

Su canción favorita. "Yo controlo". Por lo que significa en sí y para la trayectoria del grupo (desde el 5 de marzo de este 2019 acumula más de 900.000 reproducciones en YouTube). También me gusta mucho "Vox populi", una canción a la que le tengo mucho cariño porque colabora Ángel Belinchón. Necesitábamos una voz masculina que cantase conmigo. Siempre he sido muy fan de Dry River. Una noche, allá a las 4:00, le vi en el pub Manowar y sin haberle comentado nada a nadie, se lo pedí y me respondió que "encantado". En el local se lo dije a mis compañeros y todos estuvimos encantadísimos.

>Mirando vuestro spotify -con 9.419 seguidores y 18.560 oyentes mensuales-, resulta que Santiago de Chile aparece en el cuarto puesto de las ciudades donde más se escucha la música de Lèpoka. Habrá que ir pensando en una gira México-Chile, ¿no?
(Jaume) Sí, Chile es de los países que más presente está en las peticiones, que son muchas, para que vayamos a tocar por más lugares de América. Y ya estamos mirando la posibilidad de volver a México y tocar en más países, y cuantos más, mejor. (Dionís) México, Chile y Colombia se están tanteando para una futura gira, aunque todavía no hay nada confirmado. (Zaph) Con la gira del cuarto disco creemos que volveremos allí, pero no depende solo de nosotros. (Jaume) Todo apunta a que volveremos, casi al 100%.

>Un cuarto disco que ya tenéis grabado.
(Jaume) Queda trabajo de mezcla y postproducción, pero lo que es grabación ya está. (Dani) Ha sido todo un reto, porque hemos ido preparando el disco mientras hacíamos la gira del año pasado y del actual, más México. Ahora mismo acabamos de llegar de México y ya estamos preparando la promoción del nuevo disco. Ha sido un año de muchísimo trabajo, pero muy gratificante.

“México, Chile y Colombia se están tanteando para una futura gira, aunque todavía no hay nada confirmado”(Dionís Torralba)

>¿Tenéis ya fecha aproximada de publicación de ese nuevo disco?
(Jaume) Estará antes del verano. (Dani) Los dos discos anteriores los sacamos a principio de año, pero esta vez queríamos que pasase algo de tiempo tras la experiencia de México. Ahora mismo estamos con el lanzamiento del documental que ha grabado Eric en esta gira. (Dionís) ¿Vacaciones? No, no. Currar. (risas).

>La espectacularidad de la gira de México no puede ocultar otros muchos logros que habéis conseguido desde el lanzamiento de Bibere vivere, como vuestras dos participaciones en el Leyendas del Rock de Villena o el debut internacional, que tuvo lugar en agosto de este 2019 en el Milagre Metaleiro, en Pindelo dos Milagres (Portugal). ¿Qué sensaciones guardáis de ese primer concierto internacional?
(Jaume) Nos gustó mucho. Se organiza en Dos Vinagres, un pueblo muy pequeño, cerca de Viseu. Un festival que ha ido creciendo gracias a un grupo de personas a las que gusta el metal. Coincidimos con el cabeza de cartel, Rhapsody of Fire, un grupo que nos gustaba mucho cuando éramos adolescentes. Casualmente, en un año hemos tocado tres veces delante de ellos. Un ambiente muy acogedor y una gente fantástica. Usamos los hinchables que desde el Leyendas del Rock forman parte de nuestro show. A nivel interno, fue la primera experiencia de tantas horas de carretera juntos. Un cartel lleno de bandas de españolas, lo que quiere decir que el metal de nuestro país está potente y cuenta mucho para nuestros vecinos portugueses.

>Vuestras maneras y ritmo de trabajo son totalmente de una banda profesional.
(Zaph) Si quieres llegar a algo has de trabajar un tiempo persiguiendo ese algo y después te llega. Nada te llega antes de que te pongas a trabajar. (Jaume) Lo que no puede ser es que intentes ser profesional sin trabajar como un profesional. Dentro de nuestras obligaciones, horarios... intentamos serlo. Hemos enfocado nuestras vidas en torno a Lèpoka: los trabajos, las parejas se han adaptado porque saben lo importante que es el grupo para nosotros. Y también es importante que se haya reconocido el trabajo que hemos hecho, porque muchos grupos trabajan pero no tienen la suerte de llegar como nosotros. (Dionís) En algunas cosas trabajas sabiendo que no darán frutos hasta dentro de dos o tres años. Y no siempre ha sido así, porque a veces hemos trabajado sin lograr lo que queríamos. Además, cuando haces 40.000 cosas, siempre surgen contratiempos. Como cuando necesitamos tres días para grabar el vídeo de "Yo controlo", porque el primero hacía viento y el segundo llovía, y nos tocó volver un día no previsto, interrumpiendo una visita. (risas). A nivel de festivales estamos funcionando muy bien. En el underground del metal hay un montón de bandas, y creo que estamos en la élite de los festivales, con el Resurrection a la vista, lo mismo que el Rock The Night o el Leyendas del Rock, ahora ya en el escenario principal, tras pasar por el camping y el secundario. Y el Abejorrock de Torrechiva, algo que hace ilusión porque tocas en la terreta. (Dani) Y duermes en casa, que es importante (risas).

El momento preferido de Dionís en esta década. Un bolo de Lèpoka pocos meses antes de entrar yo en el grupo. Fue en el Terra y me lo pasé super bien. Perdí la cartera, todo... Un desfase. Unos meses después Juan dejó la banda y entré yo. Esos meses de entrada en la banda representaron un gran cambio en mi vida y fueron muy especiales para mí, con aquellas primeras giras.
Su canción favorita. "Vox populi" me gusta mucho y me trae muy buenos recuerdos. Me la aprendí para tocarla dos veces nada más... ¡Y dura diez minutos! (risas). "Sexcalibur" también, La tocábamos muchísimo en los primeros conciertos. Ahora la escucho y me viene a la memoria cuando la tocábamos en Oviedo, por ejemplo, o en un garito cutre, de estos de picar piedra.

>¿Buscar conciertos es exclusividad de la agencia?
(Dionís) Sí, es de las pocas cosas en que no nos involucramos. Solo tenemos que decidir si vamos o no. (Dani) En Lèpoka estamos todos encima de todo. Somos muy democráticos. Todo ha de pasar por el filtro de los seis, y hay cosas en las que cuesta más llegar a un acuerdo.

>Pero... democracia con seis. ¿Qué pasa cuando sois tres contra tres en un tema?
(Jaume) Para eso está el manager. (risas). (Dionís) Nunca pasa eso. Por cuestión logística, en cada tema hay unos más involucrados que otros. No es que nos desmarquemos del todo, pero es imposible que estemos todos metidos a fondo en cada uno de los temas a tratar. Aunque es importante que las decisiones las tomemos entre todos y te expliquen los argumentos para entender por qué se hace algo. (Jaume) Hay grupos que funcionan como una dictadura y les va bien. Pero no es nuestro sistema.

>¿Es Zarach el compositor principal y lleva al local las ideas para ser desarrolladas y retocadas por el resto?
(Dionís) En este nuevo disco diría que he metido mano en la mitad de las composiciones. (Jaume) Hasta este cuarto disco, ha sido Zarach quien ha traído la idea principal de la mayoría de las canciones, y ahora también Dio. Pero a partir de ahí cada uno la trabaja dentro de su parcela, introduciendo variaciones hasta que queda del gusto de todos. (Zaph) Trabajamos con un programa de composición, con diversas emulaciones de instrumentos. Y con él se hace una primera estructura general, de la que habitualmente se encarga Zarach, y encima de eso vamos trabajando. (Jaume) Por ejemplo: un día convocamos reunión de letras y con la música de fondo las vamos trabajando. (Dani) En este nuevo disco, por primera vez, hemos analizado la letra de las canciones a fondo, evitando que una misma palabra aparezca muchas veces, aunque sea en temas distintos. (Zaph) Hemos querido que cada canción forme parte de un todo, de una historia, de un mensaje general, no que se acabe una y pases a algo diferente. Hay como unos leitmotivs que se repiten. (Jaume) Le hemos dado tanta importancia a las letras como a la música.

“Nunca ha habido un momento en que hayamos dicho: 'Hasta aquí han llegado las tonterías. Ahora vamos a tomarnos esto en serio'. Ha sido como sumar capas”(Carlos Zaph)

>Ha sido justo en este décimo aniversario de Lèpoka cuando os han llegado vuestras mejores oportunidades hasta la fecha, dentro de una escalada continua, lo que ejemplifica que seguís una línea ascendente.
(Zaph) Hemos estado celebrando el décimo aniversario, pero realmente el décimo año lo cumplimos el 29 de diciembre. A lo mejor otra banda hubiese celebrado su aniversario el día en que empezó a funcionar y a partir de ahí festejarlo todo un año. Nosotros lo hemos hecho al revés. (Dionís) Llevamos todo un año y tres o cuatro meses con la celebración de los diez años. (risas). (Jaume) Ese día será la culminación y anunciaremos algo que marcará el futuro de la banda. (Dani) El disco saldrá antes del verano, pero todo disco lleva su promoción, y habrá que ir diciendo cosas. Todos tenemos claro que este nuevo disco marcará un antes y un después en Lèpoka, porque en él damos lo mejor que podemos hacer. Y queremos darlo a conocer de manera importante.

>¿En qué momento de esta década decidís que Lépoka sea un proyecto profesional?
(Jaume) Siempre nos hemos tomado las cosas muy en serio. Y conforme hemos visto que el trabajo en el grupo llevaba a algo mejor se ha creado como una espiral continua. (Zaph) Nunca ha habido un momento en que hayamos dicho: "Hasta aquí han llegado las tonterías. Ahora vamos a tomarnos esto en serio". Ha sido como sumar capas. Evidentemente, cuando ensayábamos en el garaje de Jaume era más por diversión que por otra cosa. Pero luego, vas añadiendo cosas. Por ejemplo: hay un momento que dices que si aparece un bolo gordo todos se han de comprometer a estar, aun haciendo sacrificios. Y llega un momento en que te das cuenta que hay un compromiso general hacia el grupo. (Dionís) Yo puedo aportar una visión de persona que ha visto el grupo desde fuera, ya que me incorporé en la gira del segundo disco, y siempre me ha transmitido la sensación de que "vamos a por todas". (Dani) Los sacrificios son duros, pero las recompensas valen muchísimo la pena. No creo que haya habido un punto concreto de inflexión, sino progresión. Es verdad que ha habido algún momento especial, como el primer festival gordo que hicimos, el Z de Zamora en 2018. Tocábamos a las 16:00, los segundos del festival, con un sol de locura. El disco había acabado de salir y estábamos asustados. Al acabar el directo, nos llamaron de inmediato a la firma de discos, totalmente sudados. Había por lo menos 100 personas haciendo cola para que les firmásemos, y aplaudiéndonos. Ese momento sí que nos hizo exclamar "¡Esto mola!".

>¿Por qué creeis que llegáis tanto al público, principalmente heavy, pero también seguidores de otros estilos?
(Zaph) Tal vez a quien escucha solo metal extremo no le gustamos; a quien le gusta el pop light, las guitarras con distorsión ya le molestan. No se puede tener todo, pero sí abarcamos varias cosas y eso hace que lleguemos a gente diferente. Además, el hilo conductor es la fiesta. Y como a todo el mundo le gusta la fiesta... (risas). (Jaume) Y fuera de lo que es la música en sí, creo que la gente nos aprecia porque somos como nos mostramos en el escenario. Somos igual en el local que en la furgoneta o después de un concierto charlando con un fan. Además, dentro de nuestras posibilidades siempre intentamos hacer algo que no es habitual en una banda, como acompañar un disco con un libro (Bibere vivere). (Dani) O decorar escenarios con hinchables, como hicimos en el Leyendas, con dos monjes de 3,5 metros cada uno, leds, máquinas de humo... Inversiones brutales. (Dionís) A lo mejor gracias a eso en 2020 estaremos en el Leyendas, Rock The Night, Resurrection... (Jaume) En resumen, salirnos de la norma.

El momento preferido de Jaume en esta década. Los de debajo del escenario, cuando estás en contacto con la gente y puedes ver cómo eres de especial para ellos. Al acabar nuestra actuación en un festival, nos quedamos como público y se dan esas situaciones. Así nos ha ocurrido en el Leyendas o en México. El hecho de conocer gente, mucha de ella agradecida por nuestra música, da sentido a que Lèpoka sea el eje de nuestras vidas.
Su canción favorita. "Bibere vivere" es una canción que habla de lo que acabo de comentar. Es el epílogo del disco al que da título y habla de aprovechar las oportunidades que se te presentan y disfrutar la vida. Y ese momento de estar con el público es muy bonito.

>Además, creo que habéis caído bien entre músicos del sector. Recuerdo que el mismo día que presentasteis el Bibere vivere en Castelló (27 de enero de 2018) estabais invitados por Mägo de Oz a subiros a su escenario en el concierto de Salou.
(Dani) Fue muy bonito ese día. Presentamos el disco y corriendo nos fuimos a Salou, subiendo tres de nosotros al escenario y los otros tres grabándolo todo. (Dionís) Era la primera vez que salíamos al escenario disfrazados de monjes y yo me encontraba ridículo con la guitarra colgando. Pensaba que la gente se reiría de nosotros. Txus -Di Fellatio, líder de Mägo de Oz- nos felicitó por el disco mientras brindamos con chupitos. Y nos invitaron también a participar en el disco recopilatorio del 30 aniversario de Mägo de Oz. (Jaume) Con Saurom también tenemos muy buena relación. (Zaph) Pero es mérito de ellos, porque no todas las bandas grandes se paran a charlar con las pequeñas y darles una oportunidad. (Dionís) Creo que a esas bandas les recordamos los momentos en que empezaban a crecer. (Jaume) Si nosotros llegamos a estar arriba, también intentaremos ayudar a los de abajo. Siempre intentamos ver las otras bandas que tocan, compartir publicaciones de bandas con las que coincidimos. Amor con amor se paga. (Zaph) Ser sociable es importante y, además, nunca sabes por dónde te pueden surgir oportunidades.

>Dos años muy intensos basados en Bibere vivere en los que os han pasado muchas más cosas de las que preveíais, y eso que prevéis mucho lo que vais a hacer, cómo y cuándo.
(Dani) Ha venido todo rodado. Sacamos el disco en enero y en abril llegó el recopilatorio y luego los festivales. El año 2018 fue muy importante para Lèpoka y un trampolín para lo que ha venido en 2019, que ha sido la culminación. (Jaume) Teníamos muchas dudas sobre si la gira del disco iba a funcionar bien en un segundo año. Pero, mira, creo que hemos acertado.

>Ahora sí, después de México, se ha cerrado etapa Bibere vivere, ¿no?.
(Dionís) Tenemos un concierto en febrero, porque era una ocasión que no podíamos dejar escapar, con bandas como Warcry, Obús, Ñu, Saurom Leo Jiménez y Dark Moor en el pabellón de Ifema de Madrid.Tocaremos los temas de la gira del 10º aniversario más algún avance del nuevo disco que ya haya salido.

“Peleamos desde el primer día para que el grupo llegue hasta donde pueda, pero siempre desde la humildad, poco a poco”(Dani Nogués)

>En este año también se ha reducido el plantel de Lèpoka con la salida de Samu, el violinista. No sé si tenéis previsto sustituirle o seguir con los seis, como habéis hecho en los últimos meses.
(Zaph) Vamos a seguir los seis. No ha habido mal rollo ni nada. Ha sido por un tema del modo de trabajar. Los seis que seguimos teníamos una manera de ver las cosas que no era exactamente la suya. Lo curioso es que los seis que nos hemos quedado nos entendamos tan bien. Además, con las tecnologías actuales, puedes sustituir un instrumento o rehacer arreglos, de manera que no se note que falta uno. (Dionís) Y es algo entendible, porque no es fácil que todas las personas de un grupo vayan al mismo tempo. Un grupo a este nivel obliga a invertir mucho esfuerzo y no siempre compensa, como en el apartado económico. Un grupo ha de generar mucho dinero para repartirlo y que te suponga un sueldo o medio sueldo. (Jaume) Nosotros hacemos las cosas por ilusión. (Dani) Peleamos desde el primer día para que el grupo llegue hasta donde pueda, pero siempre desde la humildad, poco a poco. (Dionís) Y has de pensar, si no llegas, que ahí está lo que hemos hecho y que nos quiten lo bailao. En medio año nadie nos ha dicho que haya echado en falta un violín, porque la base del metal ahí está. Y, además, corremos mucho y no se nota que falte uno en el escenario (risas). (Dani) Estamos tan a gusto los seis que creemos que está bien así. Tal vez si se incorporase otro músico igual la sensación cambiaría, o no. Una de las cosas importantes en esta banda es que seamos amigos. Pasamos mucho tiempo juntos, en los viajes largos. y nos queremos mucho. Todos hemos tenidos proyectos, como orquestas, o trabajos, pero prácticamente todos los días estamos juntos. (Zaph) Igual en algún concierto podamos contar con algún invitado, pero el núcleo es definitivo.

El momento preferido de Zaph en esta década. Los conciertos del primer disco, Folkholic metal. Fue una etapa un poco caótica, en la que yo estaba estudiando la carrera, y algunas cosas que ahora hacemos entonces no sabíamos cómo hacerlas. Éramos muy underground y pasaba todo muy rápido. Recuerdo el concierto de presentación del disco en La Consulta del Dr., y aunque ya llevábamos cuatro años, ese era hasta entonces el más importante. Los conciertos no eran tan buenos como los de ahora, porque no sabíamos hacer cosas y estábamos muy nerviosos, pero ahora veo aquellas fotos y era como mágico. Lo hacíamos todo por intuición.
Su canción favorita. "Yo controlo" es una canción muy importante, con un videoclip que tiene muchas visualizaciones y que se hizo cuando el disco ya llevaba un año en la calle porque la gente lo pedía. Pero mi favorita es "Beersekers", porque habla puramente de la cerveza, que es uno de los leitmotivis de Lèpoka. Además, tiene una letra muy cachonda. Además, contiene el primer solo de bajo que me atreví a hacer con Lèpoka. Y abre el disco.

>Dando por supuesto que el público mexicano estaría en el primer puesto, ¿cuál es el que mejor ha recibido a Lèpoka?
(Dani) De ciudades, Madrid y Barcelona. Castelló, evidentemente, es nuestra ciudad, donde están nuestros amigos, que nos han apoyado desde el primer día. (Jaume) En tu ciudad es complicado tener fans como tal, ya que te ven constantemente en cualquier lugar. Establecer una relación músico-fan en tu ciudad es algo extraño. Pero nos tratan muy bien aquí. (Dionís) Y siempre te encuentras alguna sorpresa. En el Metalterráneo me vio un chico que nos sigue por redes sociales y se nos presentó como fan. Y es muy bueno encontrar nuevos fans en Castelló. (Jaume) Castelló lo afrontamos siempre con un plus de responsabilidad, porque si lo estoy petando fuera, en mi ciudad he de demostrar por qué ocurre eso. Queremos demostrar que somos mejor banda que la vez anterior que tocamos. Esa presión la tengo.

>Y algunos de esos conciertos en casa no han sido precisamente fáciles.
(Dionís) Como el de la presentación de Bibere vivere en La Burbuja, con muchos problemas. (Jaume) Ese concierto nos creó una depresión enorme por cosas de directo que no puedes controlar; luego fuimos a Barcelona y lo petamos. También hubo suspensión del concierto del Manowar. En el Rock'n'Beer de Vila-real hacía un aire tremendo. En casi todos los conciertos en Castelló ha pasado algo. (Dani) En el de Metalterráneo coincidió que esa semana teníamos la grabación del concierto de La 2 de TVE. Pues esos días yo estaba con una afonía tremenda. (Dionís) Como contrapartida, el concierto en Magdalena con Debler, en el Recinto de Conciertos, que fue brutal. (Jaume) A lo mejor es suerte que esas cosas nos hayan pasado en casa, donde es más fácil explicarlo que no en un Leyendas del Rock. (Zaph) Tenemos la espina clavada de hacer en Castelló algo grande como lo que hemos hecho fuera. (Dani) Nos gustaría tener la oportunidad de hacer grandes conciertos aquí, tal vez en festivales, con unas condiciones importantes de calidad, pero eso no depende de nosotros.

“Nos gustaría tener la oportunidad de hacer grandes conciertos en Castelló, tal vez en festivales, con unas condiciones importantes de calidad”(Dani Nogués)

De todos modos, a vuestro nivel creo que debéis escoger conciertos en casa y no repetir demasiado, porque ni os sirve para ganar grandes cantidades de fans además de los que ya tenéis, y la reiteración puede llegar a cansar.
(Dani) Eso lo tenemos claro. Al principio, como es normal, sí que tocábamos todo lo que podíamos por aquí. En el Terra, cinco o seis veces, con sus respectivas borracheras. (risas) Pero Lèpoka siempre ha tenido la intención de tocar fuera de aquí. (Zaph) Incluso perdiendo pasta, como nos ocurrió en Galicia en la gira del segundo disco, en mayo de 2016. Hasta ahora, no nos ha salido nada más en Galicia, salvo el Resurrection. Muchas veces lo que has cultivado se ve años después. (Jaume) Has de hacer la mili. Perder, acumular experiencia y aprender para intentar no volver a cometer errores. (Dani) Y a veces luego eso es positivo. Hasta lo que resta, suma. (Zaph) La primera experiencia grande para lo que éramos fue una mini gira con Sylvania de Valencia y la alicantina Edhellen, tocando en cada una de nuestras ciudades. Esa experiencia con otras bandas te hace aprender y tomar decisiones. (Jaume) Esa gira y ese contacto fue uno de los detonantes para grabar el primer disco.

+El ritmo de Lèpoka es tan vital y está todo tan trabajado y programado, que desde el momento de la realización de esta entrevista (lunes 16 de diciembre) hasta su publicación han anunciado ya que el primer single de su cuarto disco se titulará "Contra viento y marea", con la presencia del youtuber La Cocina del Pirata. Será presentado el 8 de febrero en las salas Cinesa de Madrid, junto con el documental 'México controla', realizado por Eric Benajes y una emisión sorpresa. También han anunciado para el próximo verano su tercera participación consecutiva en el festival Leyendas del Rock, esta vez en el escenario principal, uniéndose a la fecha en otra cita grande, Resurrection Fest. Y el 29 de diciembre, fecha del décimo cumpleaños de Lèpoka, publicaron el tráiler de su documental mexicano.