Música >> Portada

Tres horas de música, buen ambiente y un ‘calvo’

Una semana después de su fecha inicial pudo celebrarse el Concert de Benvinguda 2018 en Castellón. Más de media Plaza Mayor llena para ver los directos de Verchili y The Soca. Tres horas de música que incluyeron cinco segundos de un 'calvo', polémico a posteriori.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

The Soca, al final de su concierto en la Plaza Mayor de Castellón. Foto: Adrián Morote.

Por su respuesta in situ, para la mayoría de los asistentes el Concert de Benvinguda 2018 resultó una fiesta de música con dos grupos locales que con la ayuda del público supieron crear un buen ambiente en la plaza Mayor. Que músicos de Castellón, como Verchili con la Banda Cantino-Mediterránea y The Soca, llenen algo más de la mitad de tan céntrica ubicación y aguanten hasta el final a esa masa tiene mérito, y más cuando su horario (sábado, de 19:30-22:30) coincidía con la complicada franja de la cena. Canciones con aroma a México del grupo de Miguel Verchili, quien el pasado verano estuvo paseando la matrícula CS por aquel país; y rock duro con mucho cachondeo de unos The Soca con himnos de calle muy castelloneros y emocionados al comprobar la cantidad de público que habían congregado. Entre un himno de marjal y el siguiente, Manel (bajista) tuvo la ocurrencia de bajarse el pantalón y durante cinco segundos mostró su culo a los presentessin ninguna ofensiva intención aparente. Fueron bastantes los que le rieron la gracia -poco elegante, eso sí-, pero tampoco inaudita en grupos de rock o de fiesta clásicos en escenarios castellonenses como Los Inhumanos, Mojinos Escozíos o en alguno de los macrofestivales que le dan fama en verano a la provincia. Nadie recriminó sonoramente la broma y el concierto prosiguió como hasta ese momento: con buen ambiente y el público coreando cada tema y despidiendo durante varios minutos a unos casi desbordados por la emoción The Soca mientras a través del equipo de sonido sonaba el tradicional “La pescatera”.

Para la mayoría de quienes han opinado sobre los dos conciertos a partir únicamente de un vídeo colgado desde la oposición municipal, esta doble cita musical-festiva se ha reducido a “un músico mostrando su culo y haciendo CUL-tura“, pagada con dinero público, ya que la organizó el área de Cultura del Ayuntamiento de Castellón. Un espectáculo considerado por este sector de opinión como “vergonzoso”, y más al tener lugar en un espacio abierto y haber menores de edad entre el público. Sin embargo, algunos presentes en los conciertos en compañía de sus hijos han manifestado a través de Facebook una opinión discrepante. Es el caso de Sergio Salva: “Estuve con mis dos hijas, las cuales disfrutaron de lo lindo con este concierto, junto con muchísimo público infantil. Desde luego nadie se exaltó al ver un calvo en un concierto de rock“. Una polémica con trasfondo político entre el PP y el bipartito en el poder municipal PSOE-Compromís.

Manel, bajista de The Soca: “El responsable soy yo, no la banda. Seguramente fue un gesto fuera de lugar, pero fue espontáneo y sin maldad. Por supuesto que no quería ofender a nadie”

VERCHILI Y LA BANDA CANTINO-MEDITERRÁNEA

Miguel Verchili, al frente de la Banda Cantino-Mediterránea.

El pasado año estuvo marcado para Miguel Verchili por su intensa  y accidentada gira por México, país donde parece tener mayor calado su música. Y no resulta extraño, ya que deja fluir más la influencia que han tenido en él las rancheras de Chavela Vargas y de José Alfredo Jiménez que el rock and roll (su otra referencia de los años de crecimiento). Verchili ha decidido afrontar en 2018 un proyecto importante: grabar en vivo sus temas, lo que ocurrirá el 16 de marzo en el Auditori. Con la mirada en esa fecha trabaja junto a la Banda Cantino-Mediterránea, integrada por su mano derecha Pere Safont, Rosa Meseguer, Juanpe García, Fernando Mallach, Josep Bellés y Saül Herrero.

Aparcado el Club964, que en realidad es el grupo liderado por Verchili, el cantante, compositor y guitarrista está desarrollando un proyecto particular surgido durante un tiempo de destierro fuera de Castellón. Canciones que con otros arreglos y en locales pequeños le separan ligeramente de su etapa anterior, pero que en un escenario grande se acercó de nuevo al concepto de su grupo, sensación alimentada por recuperar unos cuantos temas del Club y trabajar con varios integrantes del mismo. Miguel se emociona -y no sabe disimularlo- en lo bueno y en lo malo, y al final de su concierto en la Plaza Mayor se ubicaba en su lado más positivo, tras haber sonado temas con años como “Árido”, “Tardes de circo” y “Maldigo” o los propios del proyecto Verchili, como “Un fer la mà”, “El destierro” y el movido final “Serenata sin luna” con la firma de su admirado José Alfredo.

Miguel Verchili y la Banda Cantino Mediterránea con "Maldigo" (canción del disco 'De porteños y cantina' de Club964) en la Plaça Major de Castelló durante el Concert de Benvinguda 2018. Un concierto y a la vez prueba para la actuación que el 16 de marzo ofrecerá en el Auditori de Castelló y en el que registrará un disco en vivo.

Publié par Manolo Bosch sur lundi 15 Janvier 2018

THE SOCA

Por sus efectos entre el público, The Soca es como un nuevo Tom Bombadil dentro de Castellón, cambiando las melodías atlánticas por el rock duro y el punk. Se asemejan por su facilidad a la hora de crear canciones que son himnos locales con temática reconocible por cualquier castellonero de soca (CD Castellón en “En albinegre”, El Perrico en “Almorçar” o “La Mústia”, su nuevo himno, dedicado -“con todo el respeto”- a la mítica rosquilletera). Saben montar fiesta. Son de poble (o de marjal) y atraen a la gente del poble, hasta el punto de que el mismo día que sacan a la calle su MalOrage (así, sin la ‘t’) ya consiguen que el público les coree los temas, cantados en castellano, valencià de Castelló y una mezcla de ambos. Ellos dicen no entender casi nada -“somos amateurs, ensayamos poco y no somos buenos”-, pero son de los grupos de La Plana que más público congrega cuando juegan en casa. El vozarrón de Oscar ayuda lo suyo y el colegueo con otras bandas también (invitaron a Tonyo de Razón de Odio, Lopezno de Envergadura y Tiko de El Último Ke Zierre; y felicitaron con sinceridad a Dry River por su nuevo trabajo).

Rock de marjal en la plaza del pueblo con The Soca.

Podrían ser incluso guías de la provincia. Antes del MIAU, eran los únicos que publicitaban la localidad de Fanzara (“Xubasquero” a ritmo de Neil Young); y en “De tot” enumeran las excelencias de “la millor terreta del món”. Sus más personales sentimientos los sueltan en “Mare”, “Parte de mí” o “En albinegre”. Pero son rockeros y cuando toca envían la extracción del “Petroli” “a fer la mà” y lo que piensen los demás de ellos “mos dóna igual”

Esta madrugada,Plaza Mayor, concierto de bienvenida patrocinado por el Ayuntamiento de Castellón… Esto si es una apuesta por la CUL-tura!!

Publié par Begoña Carrasco García sur dimanche 14 Janvier 2018