Música >> Entrada libre, Festivales

The Excitements: “El Red Pier Fest tiene un cartel bien pensado; mezclará públicos no tan distantes”

The Excitements es un grupo atípico dentro de la música española. El grupo de rhythm & soul de Barcelona actuará el viernes 27 de mayo en la jornada inaugural del Red Pier Fest de Castellón, en la que será su actuación número 31 de este 2017, pero solo la tercera en territorio estatal. Unos números impensables para cualquier otra banda nacional. Su bajista, Daniel Segura, explica a Nomepierdoniuna algunos motivos, al tiempo que repasa el cartel de la cita castellonense.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Daniel Segura, primero por la izquierda, cofundador y bajista de The Excitements.

Echar un vistazo al calendario de conciertos del grupo barcelonés The Excitements sorprende, ya no tanto por el número de shows, sino por su reparto. En 2016 ofrecieron 59 directos, lo curioso es que 33 de ellos tuvieron lugar fuera de territorio español. Pero una ojeada al calendario de 2017 aún deja más ojiplático: la actuación del Red Pier Fest del Puerto de Castellón (en la primera de las tres jornadas, el viernes 27 de mayo, a las 24:00; acceso gratuito) será la número 31 del año, y solo la tercera en España. Cuando hoy en día a los grupos españoles les sigue costando salir a tocar por Europa, esta formación de rhythm & soul con la gran Koko-Jean Davis a la voz rodeada por seis competentes instrumentistas lo ha convertido en hábito (el bajista Daniel Segura, los guitarristas Albert Greenlight y el confundador Adrià Gual, el saxo tenor Jordi Blanch, el saxo barítono Nicolás Rodríguez-Jáuregui y el batería José Luis Garrido). Con motivo de su tercera visita a La Plana, Nomepierdoniuna contacta con su bajista, cofundador y portavoz ante los medios, Daniel Segura, para que dé a conocer algunas claves de su atípico caso.

>Sois una banda atípica en el sentido de que actuáis mucho más por el extranjero que en territorio español. Y no de ahora, con vuestro tercer disco, sino desde el arranque. ¿Cómo os planteasteis y desarrollasteis el plan de promoción del grupo?
Desde el primer día quisimos poder tocar para la máxima cantidad de gente posible, y no tener que estar atados a un circuito concreto, ya fuese en nuestro país o en tipos de recintos concretos, festivales, etc… La música no debería de ser algo exclusivo, y puede y debe disfrutarse por igual, ya sea en oscuros clubes de entendidos jazzistas como en fiestas de pueblo: si tienes pies, puedes bailar. Por otro lado, si quieres llevarte algo de comer a la boca, más vale que dispares en todas las direcciones posibles. También coincidió que al empezar la banda, la música en directo estaba por los suelos en España y faena aquí había bien poca. Total, la distancia de Barcelona a Cádiz o a París viene a ser la misma.

>Y, sobre todo, ¿cómo conseguisteis que confiasen en el resto de Europa en un grupo R&B/soul surgido de territorio español… con un solo disco en su haber?
Tuvimos potra en ese sentido, ya que al poco de sacar el primer single cayeron un par de ofertas de agencias para tantear la banda. Eso en sí mismo no garantizaba nada, pero al cabo de unos meses se dieron cuenta de que nos dejábamos literalmente los huevos en cada actuación (no solo en el escenario, sino la seriedad currando en general) y, aparte de gustarles, lo vieron totalmente viable. Esto no se hace de un día para otro (por lo general), sino que es rollo Indurain, cada etapa cuenta.

>Echar una ojeada a vuestra hoja de ruta impresiona. Una semana después de Castellón estaréis actuando en Francia y veo que también acudiréis al Festival Internacional de Jazz de Montreal (Canadá). Hubo incluso contactos para participar en el texano South by Southwest. Creo que preferís dar este paso un poco más adelante, ¿no?
South by Southwest es un monstruo donde, sin apoyo en los USA (agencias, distribuidora, etc…) todo tu curro puede caer en saco roto en un plis. Y la verdad, tal como está el patio, no nos podemos permitir unas vacaciones pagadas, sino que hemos de hincar el diente si de verdad vamos allí. Hemos sido seleccionados cada año pero sin ayuda externa, ya sea con más conciertos allí o ayuda en forma de subvención, la cosa ha sido inviable hasta día de hoy. Canadá será un primer paso, y llevaban años tras nosotros, pero los números no cuadraban, hasta que lo han hecho. El festival de Montreal es realmente importante a nivel mundial, y al final hemos conseguido cruzar el Atlántico, aunque ya veremos. Tengo esperanzas de que pueda salir algo más de allí; hay que ser ambicioso, pero también realista.

>Diferentes públicos, diferentes nacionalidades… ¿Percibís diferencias en la manera de recibir la música de The Excitements?
La pregunta que nos hacen siempre. Sí, totalmente. Es muy curioso como cada país, región, etc… tiene una manera de relacionarse con la música en directo, y has de detectarla y jugar con ella cada noche. Sobre todo no dejar que afecte el bolo. Pero al final, la gente disfruta bastante allá abajo, se monten la fiesta como se la monten.

>El 23 de septiembre de 2016 publicasteis vuestro tercer LP, Breaking the rule. ¿Cómo os está funcionando?
¡Muy bien! Estamos muy contentos con la acogida y ya estamos pensando en lo siguiente. Habrá noticias en breve, para final de año. Ahora mismo me pillas tonteando con letras nuevas.

>¿Os referís a alguna regla en concreto con Breaking the rule?
El tema y su letra se compusieron previamente a la elección del título del disco, pero nos pareció que tenía gancho para darle nombre al LP. Es bastante ambiguo, la gracia es que cada uno hace una interpretación propia. Está el sentido de la canción (volver con alguien después de haberlo dejado), pero la nuestra interna fue que, al terminar el disco, nos pareció que nos habíamos desviado estilísticamente de lo que teníamos en mente en un principio, y rompimos nuestra regla autoimpuesta de que todos los temas tuvieran un poso de R&B. Hay algunas canciones que se adentran en terrenos totalmente soul que no habíamos practicado anteriormente.

>Algo que habéis destacado en entrevistas es que, por primera vez, estabais seguros del resultado final del disco, que suena con mayor energía que los dos anteriores. ¿Es la consecuencia de tenerlo muy rodado en directo?
Creo que la banda en sí está muy rodada, y eso hace que cualquier cosa que hagas tenga un empuje inicial que podría no tener de no estar en carretera todo el maldito año. Cualquier grupo te dirá eso. En los 60, bandas que tocaban cada noche de la semana eran capaces de sacar dos o tres discos de nivel por año gracias a estar tocando continuamente. Hoy en día grupos pop, rock o lo que sea sufren para sacar algo digno cada 4 años. A nosotros nos pasa también, aunque sea más debido a los medios de los que disponemos. Sacar un disco significa parar de tocar durante un tiempo y romper la hucha cada vez, y cuesta mucho volverla a llenar! El negocio ha cambiado tanto que casi debería cambiar de nombre.

“En los 60, bandas que tocaban cada noche eran capaces de sacar dos o tres discos de nivel por año gracias a estar tocando continuamente. Hoy en día los grupos sufren para sacar algo digno cada cuatro años”

>Curiosamente, “Back to Memphis” se ha convertido en una especie de homenaje a Chuck Berry, aunque el disco se grabó antes del fallecimiento de Mr. Rock and roll. ¿Por qué decidisteis incluir un tema suyo y precisamente éste?
Buscábamos un buen tema para abrir los conciertos, y yo llevaba en mente algo similar a la canción “Finger Poppin’” de Ike & Tina Turner. Se sugirió el de Chuck Berry, pero lo realmente interesante era que su grabación es bastante mierdosa, hecha sin cariño y con una producción que deja mucho que desear. Sin embargo, era Berry, y si algo tenía este señor es que hacía canciones con mayúsculas. Así que le cambiamos el arreglo pensando en lo que tenía en mente y así terminó la cosa. Lamentablemente ha sido premonitorio, ahí queda nuestro homenaje.

>Algo que me llama la atención al leer los créditos es que los principales compositores de las canciones son el guitarrista rítmica, Adrià Gual, hasta ahí normal… y Enric Bosser, dueño de Penniman Records, el sello que edita vuestros discos, además de guitarrista de The Meows. ¿Nos explicáis este vínculo que no suele ser el más habitual?
Enric se ha involucrado desde el primer día en el grupo, y ha aportado temas cuando ha creído conveniente. Lo curioso es que nos gustaban muchos de ellos, y a la hora de escoger, hemos terminado grabándolos, sin presión alguna por su parte. Como te decía antes, el negocio musical, tal como lo estamos viviendo nosotros, no tiene nada que ver con lo que ha sido toda la vida; lo veo casi como un rollo de cooperativa familiar. Aquí el que no conduce, compone, hace de contable, diseña portadas o realiza el curro de manager puro y duro, como puede ser el caso de Adrià.

>Koko Jean Davis también acostumbra a firmar algún tema en solitario. ¿Cómo acostumbráis a trabajar las canciones?
Depende del tema y la persona. Hay algunos que la traen más que masticada y poca cosa has de cambiar, y otros que te traen cuatro acordes y algo tipo “me molaría que recordara a este tema o este rollo”, y ahí le has de meter horas hasta que salga algo con cara y ojos.

>Por muy bien que toquéis, es indudable que la primera imagen que se te queda al ver el grupo es la de la felina Koko. No sé si todos los instrumentistas de Excitements formabais parte de The Fabulous Ottomans, pero yo creía que habíais buscado una cantante para abrir nueva etapa y fue justamente al revés, ¿no? En plan “Una cantante de Mozambique instalada en Barcelona busca banda”.
Bueno, en los Ottomans estábamos Adrià y servidor (Daniel Segura), y decidimos empezar una nueva banda de cero. Dio la casualidad de que Koko había llegado recientemente a Barna y yo me puse a perder el tiempo poniendo “cantante barcelona busca grupo” en Google, y resulta que no perdí tanto el tiempo. Fue la primera y única cantante que probamos.

>Me sorprendió inicialmente que dejaseis la producción en manos del experimentado Mike Mariconda, quien habitualmente se decanta más hacia el rock garagero… aunque en realidad controla muchos registros. ¿Por qué su elección?
Enric le propuso como productor, ya que estaba currando en el mastering de reediciones para su sello, y creía que podía tener afinidad con la banda, aunque todo lo que hubiera hecho antes fuese punk o garage y similares, así que empezamos a trabajar con él.

>Y también me sorprende que vuestra página web está solo en versión inglesa. ¿Algún motivo especial?
Al final, personalmente, somos españoles pero a día de hoy todo quisqui entiende el inglés y/o lo utiliza como herramienta para comunicarse con todo el mundo. Lo raro me parecería que un grupo tuviese su web solo en castellano. Supongo que tendría que ponerme a traducirla algún día igualmente.

>Es habitual que los músicos del circuito blues catalán se muevan en varios grupos. En The Excitements, sé que Albert Greenlight está también con The Sun Street Blues, que actuarán en el ya inminente VI Benicàssim Blues Festival. ¿Alguien más del grupo forma parte en la actualidad de otros proyectos?
Otros miembros rascan algo de tiempo colaborando con bandas, dando clases o sustituyendo a otra gente cuando pueden, pero Excitements nos quita bastante tiempo y energías como para, al menos en mi caso, decir que formo parte de otra banda.

>La aparición del Benicàssim Blues Festival nos han permitido a los menos metidos en el mundillo del blues y adyacentes comprobar que en Barcelona hay una gran actividad relacionada con la black music: muchos grupos de nivel, con músicos formando parte de varios de ellos… Incluso hay una plataforma dedicada a apoyar y promover este género, como es Blackcelona ¿Aunque ya en los 80 estaban en activo músicos como Zúmel o Big Mama Montse, es un boom reciente esta proliferación de bandas o ya había un movimiento menos visible unos años más atrás?
La gente se ha movido más, y Blackcelona ha servido de plataforma a grupos que de otra forma no saldrían de su local de ensayo. Pero personalmente, me sigue pareciendo una exageración el hablar de “escena” o “sonido” en la música en Barcelona. Apenas hay salas para bandas pequeñas y el público, aunque numeroso, aún dista mucho de ser mayoritario. Creo que parece desde fuera mucho más de lo que es.

“Vivimos de la música, sí. Más bien nos mantenemos a flote, pero a costa de una autogestión muy bestia y de un trabajo durísimo detrás de todo lo que hacemos”

>¿Por qué consideráis que existe tanto movimiento en la black music a nivel de intérpretes: escuelas de música, jams…?
Después de años en que lo que dominaba era el pop-rock, indie y música electrónica, ese ciclo pasó y la gente volvió a mirar hacia atrás. Sobre todo, surgieron grupos de nivelaco que realmente se interesaban por otros estilos y los ejecutaban de manera formidable, y de ahí que la gente se interese por ellos. Creo que pasó y está pasando algo similar con los que comentas.

>Con tanto movimiento de este grupo en cuanto a actuaciones, vosotros sí que habéis conseguido vivir en la actualidad de vuestra propia música… ¿o tampoco?
Vivimos de la música, sí. Más bien nos mantenemos a flote, pero a costa de una autogestión muy bestia y de un trabajo durísimo detrás de todo lo que hacemos. Cada paso conlleva un esfuerzo enorme, y siempre has de tirar de otras cosas cuando llegan los momentos bajos. Pero vaya, cualquier freelance (sea el suyo el campo que sea) te soltará el mismo rollo. Hay que tener las cosas claras e ir a por todas, y si llegas alto, pues bien, y si no, al menos lo intentaste. Pero que no se diga.

>Habéis estado ya en el Bestialc de l’Alcora y en el Benicàssim Blues Festival. ¿Qué recuerdos guardáis de estas experiencias?
El Levante es un sitio muy animado y agradecido en cuanto a público, y siempre nos ha tocado con temperaturas veraniegas, lo cual se agradece. Es encomiable que se monten festivales del tipo que mencionas, dado que hay un curro detrás que la gente ni se imagina. No estamos hablando de que Coca-Cola vaya a apoquinar para pagar todo los escenarios y a las bandas: son ayuntamientos y/o agrupaciones que tienen que currárselo y sudar la gota gorda para que se hagan realidad, y ante eso siempre me quito el sombrero.

>No sé si al ritmo de directos que lleváis, os da tiempo de ver los carteles de les festivales en los que actuáis. Si es así, ¿qué os parece el del Red Pier Fest de Castellón, con esa mezcla de rock más clásico, más moderno y soul?
Muchas veces nos es imposible quedarnos a ver otras bandas, pero rascamos algún que otro directo interesante. El cartel de Red Pier está muy bien pensado, y hará que públicos no tan distantes se mezclen todavía más. Que tenga presentes, Sex Museum siempre son garantía y del resto de bandas, tengo la espina de no haber visto todavía a Anaut.

>Además de a The Excitements, ¿algún consejo de grupo para que le pongamos la oreja y los promotores se decidan a traerlo a Castellón?
Personalmente, los dos imprescindibles a día de hoy son nuestros hermanos de sello The Limboos y Mambo Jambo. Con ambos compartimos escenario de tanto en cuando y es la cosa más reconfortante que existe, son geniales.