Liyah Sudra

Listas de lo mejor de 2014 en Castellón

Por quinto año consecutivo, llegan las listas de Nomepierdoniuna con lo mejor que ha dado 2014 en Castellón y comarcas, elaboradas con la votación de 22 personas* ligadas a la música y la cultura, con el único objetivo de apoyar la escena local. Sobresale el debut de Sánchez, proyecto del vila-realense Fèlix Gimeno estrenado en directo en la Fiesta Nomepierdoniuna, al encabezar las categorías de mejor disco y canción, mientras que Skizophonic protagoniza el mejor videoclip (firmado por CocoWork) y el mejor directo de entre las bandas castellonenses. MIA ofreció el mejor concierto de 2014, el Rototom Sunsplash repite como mejor festival y la feria Marte emerge como evento cultural más valorado. (Comentarios 1)

Resumen 2014. Castellón latió en sus macrofestivales con Skizophonic, deBigote, Bandits y Paupa Man

FIB, Arenal Sound y Rototom Sunsplash siguen haciendo de Castellón uno de los puntos más calientes del circuito veraniego de macrofestivales en España. Los tres están entre los cinco con más público. Pero no están solos. Feslloch, Benicàssim Blues Festival y Tardoràlia siguen avanzando; Trovam! y FeCStival han sufrido ligeros retrocesos de asistencia pero aguantan el tirón. El Mare Nostrum ha sido la mayor novedad dentro de un listado de clásicos anuales donde destaca la veteranía del Bestialc. En lo negativo, las ausencias de Tanned Tin y Sixtiesrock. Mientras, el circuito de salas crece, pese al adiós de D’Leyend o la fugaz experiencia de Sónico.

MIA corona el FIB 2014

Desbordante de carisma y respaldada por sus proyecciones, la artista británica de origen cingalés se echó el festival a las espaldas para salvarlo en el último momento con un concierto potentísimo. Afilada y deslumbrante, la mezcla de rap, electrónica, jungle, dub y reggae de MIA la encumbró como lo mejor del FIB del 20º aniversario en la jornada del domingo. Antes, Travis había allanado el terreno con su sonriente pop atemporal y el ambiente fue tan propicio que hasta The Charlatans volvieron a funcionar. Alesso remató la jugada con toda su pirotecnia y Drenge y PUSA pusieron la cara más rock. De cara al futuro el director del FIB, Melvin Benn, defiende “el atractivo de la experiencia del festival sobre el cartel”, buscando el “difícil equilibrio” entre “artistas comerciales, con una trayectoria de décadas y los que están empezando”.

La Balsa de la Medusa

La, hasta hace poco, cita musical por excelencia de este país, de un tiempo a esta parte no gana para sustos, ni sus organizadores ni el atónito público en busca de refrescantes experiencias musicales. Posiblemente la edición de este año haya sido la más raruna por esa extraña sensación de deriva hacia recovecos y sorpresas inauditas. Este artículo de opinión en plan coña marinera trata con desenfado y sorna un tema que si nos ponemos serios no tendría ni pizca de gracia. El FIB, si exceptuamos a MIA, Tame Impala, El Último Vecino y pocas cosas más, merecía otro 20º aniversario.