Cine >> Portada, Portada3

Los reyes de la carretera hacen parada en el EACC

El cine de motoristas en un ciclo que trae iconos del género como ‘Easy Rider’, miradas contemporáneas como ‘Diarios de Motocicleta’, clásicos de la Serie B como ‘Hell’s Angels ’69’ y la mirada documental de ‘TT3D: Closer to the Edge’. El Espai d'Art Conteporani acogerá las proyecciones de 'Motorzzine' del 20 de abril al 18 de mayo, comisariado por Ximo 'El Pacheco' y con entrada libre.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , ,

El EACC estrena su ciclo Motorzzine en abril y mayo.

Es una gran noticia ver cómo el Espai d’Art Contemporani de Castelló está logrando encontrar un nuevo camino con el que mantener su programación cinematográfica y hacerla más sugerente para el público de la ciudad. Si el anterior ciclo era una magnifica selección de películas relacionadas con el mundo de la música, en abril y mayo es el turno de los reyes de la carretera. El ciclo Motorzzine, que hará un intenso recorrido en motocicleta por algunas de las películas más prestigiosas del género, está comisariado por un tipo muy popular en la escena musical y motera de Castellón, Ximo Alepuz, propietario del bar La Pacheca del Grau, clásico epicentro de las concentraciones de Harleys y del frenesí nocturno grauero. Y será gratis, como es habitual, cada martes y jueves a las 22.00.

El ciclo comenzará con Salvaje (The Wild One, 1953), el 20 de abril. Este clásico dirigido por Lászlo Benedek y protagonizado por Marlon Brando y Lee Marvin, una banda de motoristas llega al pueblo de Wrightsville para cometer varios altercados. En el pueblo, Johnny, el líder de la banda se enamorará de la hija del sheriff. Las dudas, el miedo, la vida de motorista… todo se pondrá en peligro para Johnny. El film, basado en la novela The Cyclists’ Raid (1951) de Frank Rooney fue clave en la creación del imaginario del motorista libre y salvaje, todavía vigente como podemos comprobar cada verano en las playas de Benicàssim.

Tras la película que inaugura el género nos llegará el icono del cine motero, el film que consolidó el mito de la vida y el espíritu de los reyes de la carretera. Buscando mi destino (Easy Rider, 1969), el 25 de abril. Realizada por Dennis Hopper tras el seísmo histórico que fue mayo del 68, entre el final de la modernidad y el comienzo de la posmodernidad, Easy Rider, protagonizada por el mismo y Peter Fonda y Jack Nicholson, es un canto a la libertad cuando está parece terminarse. El viaje de Wyatt y Billy es un poderoso y lúcido retrato de la sociedad norteamericana del momento, de aquellos corazones libres que unos años después se convertirían en hombres de negocios atrapados por el sistema.

Fotograma de la película ‘Easy rider’.

Una década después se estreno Quadrophenia (1979), que podremos ver el 27 de abril. En ella se reflexiona sobre el fin de aquellos tiempos de libertad y juventud que fueron los sesenta, en el que cualquiera lo daba todo por expresarse. Ambientada en Londres y cambiando las Harley Davidson por scooters italianas como Vespas y Lambrettas, dejando el rock de lado a favor del Mod, Jimmy buscará una vía de escape a una vida monótona dentro de una empresa de publicidad montando un grupo de moteros, los “mods”, en constante lucha contra los “rockers”. Una interesante visión de la diversidad dentro de esta cultura.

Una vez revisadas las cintas fundacionales que cimentaron la leyenda del motorzzine, nos encontraremos con un cine contemporáneo que se acerca al género desde diferentes perspectivas. El 2 de mayo podremos ver Burt Munro: un sueño, una leyenda (The World’s Fastest Indian, 2005), un film de Roger Donaldson protagonizado por Anthony Hopkins y Diane Ladd que mira con nostalgia el pasado. En el seguiremos a Burt Munro en el alcance de su sueño: superar un record de velocidad en las llanuras de Bonneville Salt Flats (Utah) con su moto Indian de 1920.

Siguiendo el discurso habitual del género: buscar el destino, ansiar la libertad y alcanzar los sueños, Diarios de motocicleta (2004), que podremos ver el 4 de mayo, fue de las últimas películas en destacar y convertirse en una cinta de culto. Dirigida por el mítico Walter Salles y protagonizada por Gael García Bernal, en ella nos desplazamos hasta 1952, cuando el “Che” Guevara todavía es un estudiante de medicina que recorre América del Sur con su amigo Alberto Granado en una vieja motocicleta. El viaje cambiará la vida de ambos, y esa ansía de libertad se convertirá en el fuego que después motivará su lucha.

Este cine motero, más allá de sus películas más icónicas, siempre tuvo su lugar dentro de la Serie B, el cine de bajo presupuesto de los autocines. Y esto es lo que quiere reivindicar Larry Bishop en Hell Ride (Viaje al infierno, 2008), 9 de mayo. Una cinta violenta y visceral, llena de sangre y sexo. Una continua lucha entre dos bandas movida por la venganza y el resentimiento. Como parte del homenaje que es al género, participan Dennis Hopper, Michael Madsen, Vinnie Jones, Cassandra Hepburn, David Carradine y otros mitos.

Dentro del cine de Serie B, siempre más original, creativo y arriesgado, el motorzzine quiso hibridar géneros. Este aspecto también lo quiere traer a escena el ciclo del EACC. En esta ocasión la muestra que podremos ver el 11 de mayo será un cruce entre el cine de motocicletas y el de terror: La profecía del tarot (Werewolves on wheels, Michel Levesque, 1971). Aunque el título en no deja mucho espacio al misterio, el punto de partida es más interesante. “Los abogados del infierno” llegarán a una iglesia donde adoradores de Satán está realizando un ritual. Estos querrán aprovecharse de una de las chicas del grupo motero, por lo que habrá una pelea que terminará con la huida de los motoristas sin saber que han sido malditos.

El 16 de mayo podremos ver el clásico de la Serie B, Hell’s Angels ’69 (Lee Madden, 1969), una cinta precursora sobre los robos de banco en Las Vegas. Tom Stern y Jeremy Slate son dos hermanos que quieren asaltar el Caesar Palace. Para ello se unirán a una banda de motoristas, y mientras estos se emborrachan ellos se cambiarán de ropa e intentarán robar en el casino.

El ciclo terminará el 18 de mayo con la mirada documental de TT3D: Closer to the Edge (Richard De Aragues, 2011), un film en 3D que sigue la participación de Guy Davis en el Tourist Trophy de la isla de Man.  La personalidad de Davis, la emoción de la carrera y la excepcionalidad de la competición en un paisaje tan peculiar, convierten al documental en una cinta cargada de nuevas sensaciones.

Deja un comentario