Cine >> Portada

La candidata española a los Oscar y John Huston, en el reencuentro del Paranimf de la UJI con el mejor cine

Arranca la temporada de cine en el Paranimf de la Universitat Jaume I y lo hace con una gran retrospectiva dedicada a John Huston y la película española del año, la catalana 'Estiu 1993' recientemente seleccionada para optar a mejor película de habla no inglesa en los Oscar, como protagonistas de una programación en la que también encontramos lo mejor del último cine búlgaro, rumano, brasileño y chileno.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Un año universitario más el Paranimf de la Universitat Jaume I comienza su magnífica programación ofreciendo lo mejor del cine español e internacional, además de maravillosos ciclos de cine clásico que podremos disfrutar en pantalla grande. Como siempre, los pases serán sábados y domingos a las 19.30 y por un precio de 3,5€ (2,5€ la tarifa reducida).

John Huston

Una de las sorpresas de este año es el valioso ciclo que el Paranimf dedica a John Huston (1906-1987), un cineasta que se atrevió con todo tipo de géneros, renovándolos y logrando algunas de las películas más importantes de la historia del cine. El cine negro no sería lo mismo sin su opera primera El halcón maltés (1941) y La jungla de asfalto (1950) que le daría el Oscar a mejor director. Y Moby Dick (1956) nunca estuvo tan bien adaptada. Con Let There Be Light (1946) se adelantó a su tiempo dentro del género documental bélico. Moulin Rouge (1952) fue una aproximación única al modernismo francés y al peculiar artista Henri de Toulouse-Lautrec y con El hombre que pudo reinar (1975) mostró una ácida crítica al colonialismo. La filmografía de Huston cuenta con más de 40 largometrajes, todos ellos notables, por no decir sobresalientes. Así pues os animamos a (re)descubrir a un cineasta imprescindible y nunca lo suficentemente valorado.

La retrospectiva la componen seis de las películas más significativas de Huston, programadas en orden cronológico. El ciclo comenzará los días 23 y 24 de septiembre con la inigualable El tesoro de Sierra Madre (1948). Ganadora de 3 Oscar, incluyendo mejor guión y director, el film narra la búsqueda de oro de Fred C. Dobbs (Humphrey Bogart) y otros dos vagabundos, que dominados por la avaricia, pondrán en riesgo la empresa. Un film que, como ningún otro en Hollywood, ha indagado lo más oscuro del alma humana a través de la aventura.

En octubre podremos ver, los días 7 y 8, La reina de África (1951), otra gran aventura, esta vez llena de humor e ironía, que le dió el Oscar a Bogart y en la que Katherine Hepburn ofreció una de sus mejores interpretaciones. Una historia de amor entre dos personas tan opuestas que solo una situación limite, como huir de los alemanes río arriba durante la 1ª Guerra Mundial, logrará hacer que se acepten el uno al otro tal como son. Y los días 21 y 22 se proyectará la menos conocida, pero igual de maravillosa, Solo Dios lo sabe (1957), en la que Deborah Kerr y Robert Mitchum vivirán una situación similar a la de Bogart y Hepburn, pero esta vez él es un marine y ella una monja, y sobre la isla desierta donde han quedado atrapados, planea la 2ª Guerra Mundial.

En noviembre, los días 4 y 5, llegará La noche de la iguana (1964), una de las favoritas de quien esto escribe. Adaptación de la obra de Tennessee Williams, la película cuenta la historia de un cura protestante que, expulsado de su iglesia, trabaja en México como guía turístico para mujeres norteamericanas. Cuando termine seducido por la más joven del grupo, las demás empezarán a verle con malos ojos. Y todo se complicará cuando lleguen a un hotel regentado por una vieja amiga del pastor que también entrará al trapo. Un drama bañado de sarcasmo donde Richard Burton, Deborah Kerr, Sue Lyon y Ava Gardner brillan en todo momento.

Los días 18 y 19 también podremos ver otra de las películas más intensas y claustrofóbicas de Huston, Fat City, ciudad dorada (1972). En esta ocasión, Huston entra en el mundo del boxeo para seguir a un joven Jeff Bridges que no hace más que rodearse de perdedores. Al nivel de memorables películas como Toro Salvaje (1980) o Million Dolar Baby (2004), Huston fue de los primeros en ofrecer un drama tan humano y tan intenso que desbordo el cuadrilatero.

El ciclo se cerrará los días 9 y 10 de diciembre con la última obra maestra de Huston, Dublineses (Los muertos) (1987), adaptación de la obra de James Joyce, que se convirtió en el testamento fílmico del cineasta norteamericano. Filmada con sencillez y sinceridad, la película llega a lo más profundo del alma a través de un relato del pasado, el de la joven Gretta recordando un amor de juventud que fue truncado por la muerte de su amado.

Estiu 1993 y cine contemporáneo

Las películas contemporáneas que el Paranimf va a programar también son muy esperadas por la cinefilia local. Entre ellas dos películas españolas que han tenido un gran paso por festivales internacionales y que están dirigidas por mujeres. Los días 16 y 17 de septiembre podremos ver Júlia Ist (2017), opera prima de Elena Martín que en el pasado Festival de Málaga se llevó los premios a mejor película y directora en la sección Zonazine. La película sigue a Júlia en sus primeros días de independencia en Berlín, descubriéndose a sí misma y empezando una nueva vida.

El 30 de septiembre y 1 de octubre será el gran estreno local del film seleccionado por España para participar en la carrera al Oscar: Estiu 1993 (2017), de Carla Simón, que triunfó en Berlín, Málaga y Cannes. Una comedia dramática, basada en hechos reales vividos por la directora, sobre una niña de seis años que ha perdido a sus padres y pasará su primer verano con una familia adoptiva. En pleno campo, la adaptación y la superación del pasado, sin el olvido, ofrecen una de las películas más sensibles y delicadas del cine reciente.

Fotograma de ‘Estiu 1993’.

A mediado de octubre, los días 14 y 15, podremos ver la cinta búlgara Un minuto de gloria (Slava) (2016) del dúo Kristina Grozeva y Petar Valchanov. Una sátira en la que un buen samaritano entrega a la polícia un millón de levs que ha econtrando en las vías del tren. Como recompensa recibirá un reloj que pronto deja de funcionar. Así comenzará la lucha de Petrov para recuperar su viejo reloj y su dignidad. Siguiendo la estela hiperrealista de la nueva ola rumana, con un uso muy perspicaz del humor negro y un gran sentido del ritmo, la película se llevó los premios FIPRESCI y mejor película en Gijón y mejor film internacional en Edimburgo.

Y para cerrar octubre, el domingo 29 se proyectará la última película del cineasta rumano Cristi Puiu, la conmovedora Sieranevada (2016), mejor película en el festival internacional de Chicago y nominada a la Palma de Oro en Cannes. El retrato costumbrista a la par que surrealista de una reunión familiar para honrar la memoria del patriarca recién fallecido ha sido una de las películas que ha divido más a la crítica española. Puiu es un cineasta siempre arriesgado que logra que cada nueva película suya sea un cambio de rumbo para la forma de entender el cine social, no sólo de Rumanía.

Los días 11 y 12 de noviembre será el turno para Ana, mon amour (2017) de Calin Peter Netzer, la última gran película salida del cine rumano, siempre sorprendiendo al espectador. El film se centra en la relación de Toma y Ana y como cambia con el paso del tiempo y bajo la represión y los tabúes de la sociedad rumana. Una película intensa, transparente, capaz de llegar al corazón de cualquier persona que se haya enamorado. Se llevó el premio a contribución artística sobresaliente (montaje) en el pasado festival de Berlín.

Y dicembre concluirá con dos buenas película latinoamericanas. La brasileña Hotel Cambridge (2016) de Eliane Caffé, que tendrá su pase los días 2 y 3. Un documental que muestra la situación de los okupas en Brasil. El film se centra en los refugiados que ocupan un edificio abandonado en el centro de Sao Paulo y que está bajo amenaza de desahucio, lo que revelará los diferentes puntos de vista de quienes lo habitan. Y la chilena Una mujer fantástica (2017) de Sebastián Lelio, los días 16 y 17, ganadora del mejor guión en Berlín. La película narra la tensa situación que vive Marina tras la muerte de Orlando. Su condición de mujer transexual complicará la resolución de los hechos y su relación con la familia del fallecido. Un film sobre la dignidad y la lucha por defender quienes somos.

  1. Pingback: El seísmo de 'La sed' de Paula Bonet en Babel | nomepierdoniuna

Deja un comentario