Música >> Entrada libre, Portada

5 formas de refrescar el verano en locales del Grao, Benicàssim, Peñíscola, Burriana, Orpesa y Vinaròs

Más de 30 pubs, terrazas y discotecas con un carácter singular y una propuesta de ocio para el verano repartidos entre las zonas más concurridas del verano en la costa de Castellón. Desde el chiringuito de playa hasta los locales que más lo petan.
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Cae el sol en el Solé Rototom Beach. Foto: Solé Rototom Beach.

1. Chiringuitos. Un bar en la playa

Son un clásico del verano y uno de los grandes atractivos de las zonas de costa. Y es que no es verano hasta que los chiringuitos de la playa empiezan a funcionar. Son la opción perfecta para disfrutar de una bebida y/o comida en la misma playa, además de que muchos de ellos ofrecen una programación cultural complementaria. Este es el caso del Solé Rototom Beach, el chiringuito del Rototom Sunsplash ubicado en la playa del Gurugú en el Grao de Castellón. El Solé, además de trasladar la esencia reggae del festival ofrece una carta en la que combina bebidas y comida, un servicio de hamacas y camas y un comedor a cubierto. Todo ello acompañado de una programación propia con talleres y actividades para niños y niñas, como la iniciativa Formigues al Solé, fiestas temáticas, como sus conocidas fiestas de la luna llena, pinchadas cada fin de semana y actividades deportivas, como voley playa, paddle surf y yoga, entre otras muchas opciones.

Muy cerca del Solé, en la misma playa del Gurugú, se encuentra el chiringuito La Playa, con su oferta de hamacas, tumbonas y camas, que combina con una terraza y restauración. Además, también programa algunas citas con música en directo y es el chiringuito perfecto para eventos privados.

La Playa, en el Gurugú. Foto: LaPlaya.

También en el Grao, junto al Planetario de Castellón y la playa del Pinar Tumbao Surfing Beach Club ofrece una alternativa cerca de la playa en un recinto cerrado que emula un ambiente paradisiaco y exclusivo al que dan forma distintos espacios, cada uno con una carta de bebidas y comida propia, una piscina y un conjunto  de hamacas y grandes camas. Las tardes y noches de los fines de semana en Tumbao las protagonizan distintos dj’s de electrónica, techno e indie, además de algunos conciertos, principalmente de música indie-pop. Mientras, en la misma playa del Pinar, Dharma Playa. Este chiringuito presenta una programación en la que es posible encontrar actividades para niños y niñas, competiciones de deporte y clases de baile, además de la programación nocturna los fines de semana con pinchadas y las fiestas temáticas. Destacar también su carta de cócteles y de comida, disponible durante todo el día.

Piscina y zona de camas de Tumbao Surfing Beach Club. Foto: Tumbao Surfing Beach Club.

Benicàssim también juega con el concepto de chiringuito, y lo hace con el estreno de La Isla Chiringuito, ubicado en la playa Torre Sant Vicent (Torreón). Con un aire despreocupado, es la localización perfecta para disfrutar de un desayuno, picar algo entre horas o probar uno de sus vermuts y mojitos. La playa Morro de Gos de Orpesa también cuenta con una opción de chiringuito, se trata de Salitre, en donde también se programan pinchadas y música en directo, además de que juegan con el concepto de tardeo. Y combinando su oferta en coctelería con pinchadas por la noche a la orilla del mar, en Vinaròs proponen el Sesgat Pub, también con fiestas temáticas, como sus Indie Nights.

La Isla, nuevo chiringuito en la playa Torre Sant Vicent de Benicàssim. Foto: La Isla Chiringuito.

2. Los clásicos

Existen una serie de lugares, que ya sea por su carácter singular, por su oferta o por su historia, pero se han convertido en los garitos más habituales y clásicos de cada zona. Porque seguro que si has estado por Benicàssim has acabado atrapado entre las singulares paredes de El Corb (plaza de la Estación), que dan forma a un local con un carácter muy particular en el que un buen número de gente se reúne y comparte las noches de verano en un ambiente amigable y distendido.

Cerca, concretamente en la c/ Bayer encontramos Las Osas, local que se caracteriza por sus vermuts musicales y su esfuerzo por crear una opción que aúne música en directo y restauración al aire libre y durante todo el año. Y en la calle Josep Barberà i Ceprià, otro de los clásicos benicenses, el Pub Tomata.

Pero si hablamos de lugares inconfundibles no podemos olvidar uno de los locales más transitados del Grao de Castellón. La Pacheca es prácticamente ya un lugar de culto, entre una atmósfera 100% rock consigue jugar con el concepto de taberna mientras programa música en directo.

Nadia Sheikh en concierto en Las Osas. Foto: feCStival.

3. Noches de rock, indie, comercial, hip hop y más

Benicàssim es uno de los lugares con los que más intensidad vive el verano, sobre todo gracias a su oferta de pubs y ocio nocturno. En la c/ Bàyer de Benicàssim encontramos dos pubs similares en el continente pero diferentes en el contenido; además de que podrían considerarse ya como dos clásicos del ocio benicense. Con alma del rock alternativo El Pingüino y hacia estilos más comerciales el pub Magic. Estos dos locales comparten calle con Metropol, que se centra en la música de los 80 y 90’s.

La plaza de los Dolores se convierte en un punto caliente del ocio nocturno en Benicàssim. Y es así gracias a propuestas ya tan asentadas como Perk y otras más recientes como Bombo, que esta temporada aparece bajo la dirección de Menta y sigue proponiendo una alternativa de ocio a ritmo de música indie y electrónica.

Algunos locales de copas se convierten en escenarios para poner banda sonora al verano (y muchos de ellos también al invierno) con una programación musical propia. Entre ellos destaca Jinete Pálido, también en la plaza de lo Dolores, que combina el concepto de pub y bar de copas con música en directo, una programación que mantiene durante todo el año y que lleva distintas propuestas a Benicàssim, todas ellas con entrada libre.

Concierto de Moody Sake en Jinete Pálido. Foto: Jinete Pálido.

Además, este verano aparecen en Benicàssim dos nuevos locales que nacen bajo el concepto de pub. Como son Vintage Pub, en la calle Josep Barberà i Ceprià, que combina distintos ambientes según el día, con sus jueves dedicados al género hip hop y r&b y sus fines de semana de música comercial y éxitos, y Titos Benicàssim, en la calle Leopoldo Querol con música todos los fines de semana y puntuales conciertos.

En el Grao de Castellón encontramos una sala ya conocida, pero que vuelve este verano con nuevo nombre: Flamingos (antigua Discoteca El Pirata). Se trata de la sala del Hotel del Golf Playa pensada para albergar distintos eventos y celebraciones (disponible para alquilar); entre otros, albergará la quinta edición del BIF. Los y las más piratas en Burriana encontrarán el Holandés Errante (avda Mediterráneo), uno de los pocos locales que se pueden encontrar por la zona marítima y que combina el concepto de cervecería con el de pub. En Vinaròs también encontramos algunos de sus habituales, como el Quijote PubDestaca también la propuesta de terraza y coctelería de Coco Surf, en la playa de la Concha de Orpesa y el Monkey Pub en Peñíscola (c/ La Cova).

4. Gastronomía, coctelería ¡y más!

Existen locales que han conseguido crear una propuesta de ocio que combina todas las anteriores, y además darles un valor añadido extra. El mejor caso lo encontramos en Benicànssim con la unión entre La Traviesa, con una oferta gastronómica exótica y cuidada, y su Terraza Travesura/Blister, en donde poder continuar la fiesta y que presenta un ambiente alejado de los sonidos comerciales.

En el paseo marítimo de Benicàssim una de sus afamadas villas, concretamente Villa del Mar, cobra vida con un lugar en el que poder disfrutar de desayunos, comidas y cenas junto al mar, pero también de música en directo, mercadillos y distintas propuestas. La oportunidad perfecta para conocer un poco sobre la belle epoque de la zona, como también es el caso del ya icónico Voramar. Y a unos pocos pasos, el Thalasso Hotel El Palasiet combina su oferta de salud y bienestar con su cocina de primera calidad, capitaneada por el chef Paco Clausell. Destacable su ciclo Jazz Bajo Las Estrellas, que propone una cena bajo la luz de luna acompañada de un directo de jazz. Además, esta temporada El Palasiet presenta un nuevo concepto de terraza y restaurante bajo el nombre Club Palasiet (justo enfrente del hotel).

La terraza del Thalasso Hotel El Palasiet. Foto: El Palasiet.

Eso sí, quien quiera disfrutar de una terraza con aires tropicales sobre el mar, debería dejarse caer por la avenida Ferrandis Salvador, concretamente en Tiare Tahiti y su completísima carta de cócteles, granizados y zumos naturales. Muy cerca, y en la misma playa, se encuentra el restaurante Botavara, que convierte desayunos, comidas, cenas y tardeos en una experiencia diferente, gracias a su localización, y programa puntuales eventos. También nueva propuesta en la zona del Torreón con La Calma, concepto de restaurante y terraza.

Para ambiente increíble junto al mar, el Ocean Club en el Puerto del Grao de Castellón. Oceans Club se apoya en el restaurante Rustico para dar forma a su propuesta de restauración, mientras por las noches se convierte en un local de copas y música. Concepto similar que sigue Un Mar de Tapas en Orpesa del Mar (Marina d’Or), que combina el concepto de terraza y sala, y Mandarina en Peñíscola (avda. Papa Luna), un concepto de restaurante, terraza y club que se convierte en el lugar perfecto para comer o cenar, tomar una copa, disfrutar de una sisha junto al mar o de sus fiestas temáticas y propuestas de tardeo.

Terraza de Mandarina, en Peñíscola. Foto: Mandarina.

5. De la noche… A la madrugada

Hay quienes no tienen suficiente con toda una noche de música… También lo alargan hasta que sale el sol. Las noches de verano también las protagonizan algunas de las discotecas con más afluencia y las encontramos en Benicàssim. Todas ellas presentan noches eternas que suenan a comercial y pachanga, con nombres como Casablanca o, rodeando el parque acuático Aquarama, Buddha y Tabú (antiguo Quatro40).

Alejado de sonidos comerciales y cercano a la electrónica, indie y techno y con las mismas ganas de saludar al sol cada fin de semana, Boom Club (c/ Isaac Peral) prepara una temporada por todo lo alto. En cuanto a discotecas, tampoco se quedan atrás en Vinaròs con Nacar (avda. Jaime I) con la presencia de destacados dj’s y grupos, entre sus fiestas tematizadas.

FKA Blandengue en la fiestas de las Paellas de Boom Club. Foto: Boom Club.



    • Toda la razón, disculpad, los teníamos en el borrador con el que estábamos trabajando, pero al pasarlo a la web se nos ha colado meterlos en un lapsus. Actualizado. Muchas gracias por la puntualización. ¿Os falta alguno de interés más por la zona?


  1. Muy bien, hacerle publicidad a garitos como el Tumbao… sin contrarestar que esta fastidiando las noches de exploración del cielo del planetario, y estropeando hasta su propia playa privada.

    El capitalismo se lo come todo que asco.

Deja un comentario