Cine

Vila-real recuerda el incendio del cine La Luz

Conmemorando el centésimo aniversario del incendio del cine La Luz de Vila-real, el Museu de la Ciutat Casa de Polo abre una exposición que repasa las causas y consecuencias del suceso. Uno de los acontecimientos más dramáticos tanto para Vila-real como para la exhibición cinematográfica. Llena de documentos de gran valor histórico y detalles acerca de los inicios del cinematógrafo, la exposición es una buena ocasión para desentrañar los misterios que acompañaban a las primeras proyecciones de la historia del cine.
  
Envía Envía
Imprimir Imprimir

Noticias relacionadas

Etiquetas

, , , , , , ,

27 de mayo de 1912. El cine La Luz de Vila-real está proyectando, entre otras, Little Moritz, reportero fotográfico (Henri Gambar, 1911) y Alma de traidor. Durante la proyección de está última se produjo un apagón en el barracón que por aquel entonces hacía las veces de sala cinematográfica. 175 metros cuadrados donde hasta 300 personas podían quedar atrapadas por la magia del cine… O por el fuego.  El “explicador” intentó calmar al nervioso público. Sin previo aviso, un gran resplandor. La cabina de proyección estaba envuelta en llamas. El fuego impedía la huida de los espectadores. Eran las diez y media de la noche y casi 300 personas no podían escapar de esa trampa mortífera que todavía era una sala de cine.

69 muertos y 200 heridos fueron las consecuencias de la llamada “Catástrofe de Vila-real”. La exposición que el Museu de la Ciutat Casa Polo (C/Joan Fuster, 33) ofrece hasta el 29 de julio realiza un detenido recorrido sobre las causas y consecuencias del suceso, además de ofrecer una visión general de cómo eran las proyecciones cinematográficas en aquel periodo. El incendio del cine La Luz no fue el único por aquella época, pero sí uno de los más drásticos, provocando el cambio de ciertas normas y regulaciones de las salas de exhibición, que se mantienen hasta hoy en día, como las salidas de emergencia y el aislamiento total de las cabinas de proyección.

La exposición comienza explicando los inicios del cine, la figura del explicador, el tipo de películas que se exhibían, las criticas a este arte de “dudosa moralidad” y sus peligros de exhibición. Además de las causas de los incendios.  Una serie de fotografías que reflejan los carteles de publicidad, fotogramas de película y proyectores, rodean una breve explicación de la película exhibida antes del incendio, la mencionada Alma de traidor.

En las diferentes vitrinas encontramos documentos de gran valor histórico, como los programas anunciadores de proyecciones cinematográficas entre 1923-1925 del Gran Casino y el Salón Tárrega de Vila-real, una fotografía de la catástrofe publicada en la revista Nuevo Mundo de Madrid el 6 de junio de 1912, un informe del director del hospital al que habían acudido los heridos en el incendio y telegramas, cartas y telefonemas de pésame por parte de entidades culturales e instituciones de toda España, encabezadas por el rey Alfonso XIII y Victoria Eugenia.

Unas de las piezas más interesantes son las tres portadas de periódicos del Diario de Valencia y La Voz de Valencia que dan muestra de cómo la prensa de la época cubría tales acontecimientos. Además del proyector Gaummont del año 1900.

Una serie de fotografías reflejan el entierro y las consecuencias en el local. El exhibidor y el alcalde fueron condenados y se otorgaron subvenciones a los afectados por el incendio. Estos archivos también los podemos encontrar en una exposición breve pero llena de información acerca de un hecho tan importante para la historia de la exhibición cinematográfica.

En una pequeña sala, antes de terminar la instalación, se nos intenta llevar a aquel año 1912 con proyecciones de cine mudo, una mesa típica de la época y un proyector Debrie 16 de los años 30. Además, con la visita podemos llevarnos de manera gratuita, un magnífico libro editado para la ocasión donde diferentes autores analizan con detalle todo lo visto y mucho más. Quedan pocos, así que hay que darse prisa para desentrañar los misterios de aquel incendio en el cine La Luz.

  1. Pingback: El incendio del Teatro Variedades. « El Cronista de Juan Pérez Arriete

Deja un comentario